Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 9 2005 Cultura 55 El saxofonista Bill Evans se adentra en el corazón del country con Soulgrass El flamenco es su asignatura pendiente tras sus contactos con Ketama b El músico norteamericano, que Ojos de Brujo abre hoy la participación española en el PopKomm b La feria discográfica que se ayer realizó una visita relámpago a Madrid para promocionar su nuevo disco, vuelve a hacer de la exploración musical su bandera J. HERNÁNDEZ MADRID. Cuando Bela Fleck, toda una institución con sus Flecktones en ese corazón del country que es la ciudad de Nashville (Tennesee) se enteró de los planes del reputado saxofonista de jazz Bill Evans (Clarendon Hills, Illinois, 1958) para su nuevo álbum no se lo podía creer. Por supuesto, sabía de su música, tanto de su etapa con Miles Davis, John McLaughlin (en la Mahavisnu Orchestra) y sus colaboraciones con el rolling stone Mick Jagger (en Primitive cool como en sus discos en solitario. Pero a este especialista en el banjo le pareció algo extraño que un jazzman de su categoría se fijara en el bluegrass (la rama más acelerada e instrumental del sonido salido de esta ciudad) así que acogió la idea como un auténtico desafío y una bocanada de aire fresco en un subgénero tan apegado a las raíces como éste. Lo llamé para ver si estaba interesado en el proyecto confiesa a ABC el propio Evans, que ayer hizo una visita rápida por Madrid para presentar Soulgrass (BHM) su nuevo disco en solitario (y van 14) El resultado de esa incursión no pudo ser mejor, pues se llevó de una tacada a tres de los músicos de sesión más solicitados de Nashville- -como son Jerry Douglas (guitarra dobro) Sam Bush (mandolina) o Stuart Duncan (violín) el cotizado batería angelino Vinnie Colauita (habitual con Chick Corea) y el bajista de Fleck, Victor Wooten. Estos instrumentistas se añaden a figuras de la talla de Mark Egan (el bajista habitual de Pat Metheny) el pianista Bruce Hornsby, Clifford Carter y Dave Kikosky a los teclados, David Charles a la percusión y John Scofield a la guitarra, que también participan en el disco. celebra en la capital de Alemania es una de las más importantes de la industria y contará con 64 empresas nacionales acreditadas AITOR RIVEIRO MADRID. La decimoséptima edición de la feria de la industria discográfica que cada año se celebra en Berlín tendrá un marcado sabor español. El PopKomm es una feria para profesionales de la industria discográfica y este año el país invitado será España. Bajo el lema Spain, where music lives España, donde vive la música un total de 64 empresas nacionales del ámbito de la música intentarán conquistar el mercado europeo con los músicos que están emergiendo según indicó en la presentación del evento el presidente de la Sociedad General de Autores, Eduardo Bautista, una de las entidades que han propiciado la participación española en Alemania. El vicepresidente del Instituto de Comercio Exterior, Ángel Martín Acebes, afirmó por su parte que el sector musical español es el segundo del mundo desde el punto de vista idiomático y es fundamental para conseguir la creación de imagen- país Al hilo de la feria comercial los organizadores del PopKomm organizan también un festival nocturno en diferentes clubes de Berlín, en el que España también será la protagonista en esta edición, con un total de 26 grupos de todas las regiones del país. Así, esta noche abren el espectáculo en el Kulturbrauerei uno de los centros culturales más importantes de la capital alemana, los catalanes Ojos de brujo y el pinchadiscos Professor Angel Dust, acompañados de la banda Candela. Bill Evans, ayer lidiando con su saxo ante la plaza de Las Ventas la grabación se complicara en exceso Al contrario. Fleck y él, partiendo del trabajo previo que el saxofonista llevaba preparado, organizaron las distintas sesiones para que todas las piezas del rompecabezas encajaran bien. Así, todos los músicos que intervienen en los estudios Playground Recording de esta ciudad de Tennesee, donde se finiquitó entre octubre y enero el grueso (a falta de los últimos detalles en la sección de viento, que se incorporaron en Nueva York) de Soulgrass se compenetraron, según Evans, a las mil maravillas. Y eso que realmente sólo pudo juntarlos (las agendas son difíciles de cuadrar) a todos durante una semana, lo justo para hacer el disco como si se tratase de una banda en directo. El resultado es un trabajo redondo, donde la combinación de estilos está ejecutada con maestría. A este respecto, Evans puntualiza: Mi intención fue que todo quedara equilibrado, que el banjo, la mandolina o la guitarra dobro sonaran a bluegrass, el saxo a jazz y el bajo a funk Sólo así, en su opinión, logró recorrer la paleta artística que es Soulgrass desde ese banjo CHEMA BARROSO La acogida en Nasville El célebre saxofonista se quedó impresionado con la acogida de la facción de Nashville. El bluegrass y el jazz agrega Evans, son como primos hermanos: nacen de la improvisación por lo que a las dos horas de conversar con el alma mater de los Flecktones ya tenían claro que la colaboración iba a ser tan fructífera como para que Bela acabara ayudándole a componer el primer corte del álbum, del mismo título que el disco, y coproducir también otras cuatro canciones. Ese entendimiento con Fleck no evitó que al principio se pusiera muy nervioso cuando llegó con la música toda pautada Están tan acostumbrados- -añade- -a improvisar que temí que con el que se abre el disco hasta la extravagante versión de Jean Pierre melodía de Miles Davis que el propio Evans tocó en multitud de conciertos junto a este grande del jazz. En el recorrido por esta mezcla inédita de jazz y bluegrass, tampoco faltan temas como la balada folk con sabor agridulce que es Eyes of a child el funk lento de Home on the hill el toque de jam- session de Small town jack el funk- country de Weekend cowboy o la fusión de Snap dragon También hay, cómo no, lugar para bluegrass a secas, como en la versión Shenandoah breakdown el tema con que el propio Evans acabó de convencer a la troupe de Nashville de que la cosa podía salir muy bien. Amplio repertorio La feria, que comienza hoy y termina el próximo día 16, contará además con la presencia de Gertrudis, Astrud, Glamour to kill, SFDK, Paco Cepero, The sunday Drivers, Ana Salazar o Ginesa Ortega entre otros, componiendo un repertorio que va desde la música electrónica hasta el pop, pasando por el rock más duro el reggae urbano o el autodenominado impost- rock de Healthcontrol. El PopKomm 2005 cuenta con 737 expositores, el 70 por ciento de fuera de Alemania, según expuso la directora del certamen, Katja Bittner, lo que supone un gran aumento con respecto a los 662 de la pasada edición. En total, asistirán representantes de 48 países, entre los que destacan la inclusión de Suráfrica, Hungría, Luxemburgo, Finlandia y Bélgica; el protagonismo de España se debe a su gran diversidad musical concluyó Bittner. Atreverse con el flamenco Evans, que para finales de octubre espera tocar en España, confirma que seguirá explorando nuevos caminos. ¿Para cuando el flamenco? Me gusta mucho- -afirma- -la fusión que han hecho Ketama. De hecho, me llamaron hace unos años. Aunque al final no pasó de ahí, algún día me atreveré a ello