Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 9 2005 Internacional ELECCIONES EN ALEMANIA 27 Merkel intensifica su campaña ante la pérdida de la mayoría en las encuestas Los últimos sondeos atribuyen un 42 a la CDU frente al 35 del SPD miedo a la controvertida figura del profesor Paul Kirchhof, a quien Merkel propone como ministro de Finanzas, partidario de un IRPF único GUILLEM SANS. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. Más mítines de los previstos y envíos masivos de correos electrónicos con propaganda electoral: ésa es la reacción de la CDU de la conservadora Angela Merkel a la pérdida de la mayoría de la que disfrutaba hasta ahora en las encuestas junto con sus socios liberales. El último cálculo del instituto demoscópico Forsa da al SPD de Gerhard Schröder un 35 por ciento de los votos, un punto más que la semana pasada, y la CDU se mantiene en un 42 por ciento. El instituto Emnid prevé para Merkel incluso menos, un 40,5 por ciento. Ni SPD ni CDU tendrían con ello mayoría con sus respectivos socios, los verdes (7 por ciento) y los liberales (6 por ciento) Si estos valores se mantienen hasta el domingo, Alemania sólo podrá ser gobernada en la próxima legislatura por una gran coalición con Merkel de canciller de un gabinete con la mitad de ministros socialdemócratas, una opción que todos los partidos rechazan con vehemencia. La pérdida de popularidad de la CDU tiene que ver con la controvertida figura del profesor Paul Kirchhof, a quien Merkel propone como ministro de Finanzas y que ha asustado a buena parte del electorado con la idea de un IRPF unitario del 25 por ciento. Se trata de una medida visionaria de la que el partido de Schröder ha sabido sacar provecho al disfrazarla de fantasma socialmente injusto en sus carteles electorales: Merkel Kirchhof: radib El SPD explota el calmente asocial proclaman. Batalla electoral en torno a Kirchhof titulaba ayer el semanario Der Spiegel para explicar cómo la inclusión de este ex juez del Constitucional en el gabinete en la sombra de Merkel ha puesto patas arriba a una CDU segura de su victoria. El patinazo ha servido para rescatar de la retaguar- dia a Friedrich Merz, jurista experto en derecho fiscal muy mal avenido con Merkel a pesar del respeto del que goza en amplios sectores de la CDU. Friedrich Merz es imprescindible en el equipo de la CDU cree el primer ministro bajosajón, Christian Wulff. El secretario general de la CDU, Volker Kauder, aseguró ayer en una rueda de prensa en Berlín que a pesar de la discusión en torno a su figura, el partido insiste en confiar a Kirchhof la cartera de Finanzas. Por otra parte, Kauder acusó al gobierno de Schröder de querer engañar a los electores: Sabemos que el Gobierno federal prepara un programa de ahorro de miles de millones dijo, y citó la cifra de 30.000 millones de euros que un nuevo Gobierno de Schröder ahorraría para poder cumplir con los criterios del Pacto de Estabilidad europeo. La acusación provocó la reacción del ministro de Finanzas, el socialdemócrata Hans Eichel, quien a través de un portavoz hizo saber que no ha habido consigna alguna de elaborar una lista de subvenciones a eliminar. bre todo porque dicha coalición tendría un canciller democristiano (el partido seguramente más votado) y ello significaría la despedida política de Gerhard Schröder, precisamente la persona que ha logrado remontar una campaña electoral que parecía imposible. Una coalición semáforo (entre Verdes, Liberales y SPD) sería muy difícil de concretar, sobre todo tras el abrazo amoroso de los liberales a los democristianos en su último congreso. El FDP tiene una tradición de veleta, pero un giro ahora no sería de recibo. En cambio la Izquierda estaría encantada de apoyar a una coalición Rosa- Verde, porque eso le permitiría estar en candelero y en los medios. Schröder, que no conoce mas principio que el del mantenimiento del poder, sabe que esta ofreciendo una zanahoria extremadamente sabrosa. Una oferta que los Rojos quizás no quieran rechazar.