Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MARTES 13 9 2005 ABC Internacional Palestina celebra, bañada en el júbilo y ahogada en el caos, el adiós de Israel a Gaza Estados Unidos critica la trampa de Tel Aviv con las sinagogas de Gush Katif asentamientos evacuados, iza la bandera palestina en la terminal de Rafah y denuncia a Sharón por no abrir la cárcel de la Franja mediterránea JUAN CIERCO. CORRESPONSAL NEVE DEKALIM (GAZA) Diez meses después, Gaza volvió a enterrar a Yaser Arafat. Las escenas que se vivieron durante toda la madrugada de ayer en la Franja mediterránea, con la salida del último soldado israelí después de 38 años de ocupación militar a las siete menos diez de la mañana la misión se ha completado sentenció el general Avi Kojavi, al cerrar la puerta de Kissufim) y el posterior asalto de decenas de miles de enfervorizados palestinos a los asentamientos judíos demolidos y abandonados, fueron una fotocopia prácticamente idéntica de las acaecidas en Ramala el pasado mes de noviembre en el funeral del rais en la Mukata Como en Ramala, en Gaza no hubo medidas de seguridad que alejaran a los palestinos de su objetivo: entrar lo antes posible, en paralelo incluso a la retirada de los carros de combate israelíes, en las ruinas de lo que fueron hab Abbas recorre los ce menos de un mes florecientes colonias judías. Como en Ramala, el caos y la emoción pasearon de la mano en Gaza sin que nadie ni nada pudiera separarles a lo largo de toda la jornada. Caos que se reflejó en el asalto literal de los escombros, de los edificios públicos no dinamitados y, sobre todo, de cuatro de las veintiuna sinagogas dejadas en pie en una curiosa decisión del Gobierno de Israel, que contradecía su postura de hace sólo unos meses, y la del Ejército, y la del Parlamento, y la del Tribunal Supremo, y la de la comunidad internacional. De hecho, Estados Unidos criticó con dureza el indulto israelí a sus sinagogas, huérfanas de vestigios de culto, por dejar sin margen de maniobra a la ANP. Un grupo de palestinos destroza una sinagoga en el evacuado Neve Dekalim con Egipto donde también sobró la anarquía. Abbas no cejó en todo el día en recordar que, de no abrirse las fronteras que la rodean, la Franja de Gaza no será sino una cárcel, eso sí, mucho más grande que hasta ahora, en donde se hará imposible el desarrollo social y económico de más de un millón de personas. Como en Ramala, en Gaza estuvo muy presente Arafat, Yaser, que no el asesinado hace pocos días, Musa. Los abundantes retratos del rais las dedicatorias al viejo Abu Ammar, como le llamaba su pueblo, se multiplicaron La euforia del momento Caos y emoción. Emoción que se mezcló, a diferencia de Ramala, con un júbilo desbordado que, por un día, sólo, un día, nada más que un día, obvió lo que todos saben en la Franja mediterránea Gaza y Mahmud Abbas se encarga de recordar incluso cuando pisa un asentamiento, como el de Duguit, o iza la bandera palestina en la terminal de Rafah, en la desprotegida frontera La misión se ha completado sentenció Avi Kojavi, al cerrar la puerta de Kissufim La historia del último y el primer muerto de Rafah J. C. GAZA. La realidad siempre es muy dura de masticar en Gaza. Lo era con los soldados israelíes, sus carros de combate, los colonos judíos. Lo es también sin ellos. La realidad habló de muertos en el pasado, habla de muertos en el presente, hablará de muertos en el futuro. Habla del último muerto antes de la retirada de las tropas hebreas de la Franja mediterránea. Habla de Bashir Sufi, un joven del campo de refugiados de Rafah, tiroteado por unos soldados israelíes el pasado fin de semana, cuando se infiltró en el asentamiento de Aztmona, entre sus ruinas, para demostrar su valentía y arrojo ante sus compañeros de armas, Palestinos arrojan paquetes de tabaco por encima de la frontera con Egipto AP pero también su estupidez. Habla del primer muerto una vez completada la evacuación judía de la Franja Gaza. De Nafez Attiyeh, alcanzado ayer de un balazo en la cabeza cuando aprovechaba el caos generalizado de la frontera en Rafah para llegar hasta Egipto. Dos versiones para un muerto. La bala fue disparada por un soldado egipcio, lo niega El Cairo. La bala cayó del cielo, de los disparos realizados al aire de milicianos también estúpidos. El último y el primer muertos de Rafah. Días antes de la retirada israelí. Horas después del final de la ocupación. La realidad, también estúpida, dura de masticar.