Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 13 9 2005 ABC Nacional Rajoy pide a su partido que haga cruz y raya sobre el pasado y se eche a la calle Estamos en condiciones de ganar las elecciones afirma el presidente del PP Ángel Acebes que organice la convención de febrero, en la que no habrá cambio de ideario político, ni de programa, ni de cargos orgánicos CRISTINA DE LA HOZ MADRID. A partir de aquí, sólo se habla de futuro Así de claro y terminante fue el presidente del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención ante la Junta Directiva Nacional de su partido. El mismo día que millones de escolares regresaban a las aulas, Rajoy ponía dos deberes a sus huestes: el primero, hacer cruz y raya de lo que pasó el segundo, oír y escuchar a la gente salir más del despacho y hacer política, no sólo gestión. Esta sería la mejor forma de resumir una densa intervención con mucha ambición de futuro desde el convencimiento de que estamos en condiciones de ganar las elecciones generales pero también con una petición expresa de olvidar la derrota electoral del 14- M. De ahí que comentara que lo que pasó, ya pasó y no ha sido bueno, pero hay una base electoral y social desde la que intentar de nuevo llegar a la Moncloa. En este sentido, defendió que los populares tienen mejor programa y equipo que el PSOE y sólo basta ver el crédito, que es cero, y la relevancia de los miembros del Gobierno, que es el peor de la democracia para abordar la tarea de intentar ganar las elecciones locales y autonómica de 2007 y luego las generales de 2008. Uno de los puntos de inflexión será la convocatoria, en febrero, de una gran convención destinada a estudiar los retos del futuro y abrir el PP a la sociedad. Rajoy, que ha encargado la responsabilidad de su organziación a Ángel Acebes, quiere evitar especulaciones y explicó que esta cita no sustituirá a los órganos colegiados del partido ni tampoco modificará los principios ideológicos, el programa o los cargos orgánicos, por lo que desmintió a los que quieren ver en esta convocatoria una especie de refundación del partido. Asuntos como el futuro de Europa, de la economía, de las reformas fiscales, de la competitividad, de la dependencia, de los servicios públicos, de la educación, tolerancia, igualdad y Sanidad, formarán parte de un amplio anáb Encarga a MARIANO RAJOY Estamos en condiciones de ganar las elecciones generales y hay que trabajar. Lo que pasó ya pasó y no ha sido bueno, pero tenemos base electoral y social Vamos a hacer oposición, a ofrecer alternativas a lo que plantee el Gobierno, que es poco, y a lo que no plantee, que es mucho Rajoy, en un momento de la Junta Directiva Nacional celebrada ayer Tenemos la obligación de adelantarnos al futuro, de prever los acontecimientos y de oír, escuchar, a la gente Hay que prestar la máxima atención a la elaboración de las candidaturas de 2007 lisis que, además, no culminará con la convención, sino también en distintos foros de debate que comenzarán este viernes para hablar sobre la Justicia. Tenemos la obligación de adelan- tarnos al futuro y prever los acontecimientos rogó Rajoy para agregar a continuación que, también, de oír y escuchar a la gente Al hilo de este requerimiento pidió a los suyos que además de gestión hagan mucha calle que salgan más de los despachos. Rajoy no olvidó tampoco que antes de las próximas elecciones generales el partido tendrá otra cita en las urnas de enorme calado: los comicios locales y autonómicos del año 2007. En este sentido señaló que hay que empezar a trabajar ya con la elección de los candidatos de las pequeñas y medianas localidades (donde el PP tiene más pro- blemas de implantación electoral) al tiempo que reclamó de sus presidentes provinciales de partido que se molesten por conocer a cada uno de los cabezas de lista así como su evolución electoral, para proceder a su sustitución en caso necesario. El líder popular hizo además un repaso de las cuestiones que se han ido suscitando a lo largo de este verano y que auguran un otoño políticamente caliente Por lo pronto, volverán a solicitar en el Congreso de los Diputados la creación de una comisión de investigación sobre los incendios de Guadalajara y se interesarán, también, por el El recurso contra el matrimonio homosexual, en el aire C. H. MADRID. El PP no ha tomado todavía ninguna decisión sobre la posibilidad de llevar ante el Constitucional la reforma del Código Civil, que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, a pesar de que el plazo para poder presentar dicho recurso termina a finales de este mes. El tema no fue siquiera tratado en la reunión que Mariano Rajoy celebra todos los lunes por la mañana con los pesos pesados de su partido. A falta de una decisión definitiva, son muchas las voces en el primer partido de la oposición que reclaman que se presente ese recurso, aunque las distintas fuentes consultadas coinciden en que la última palabra la tiene Rajoy El debate parlamentario de esta cuestión puso de manifiesto discrepancias internas dentro del primer partido de la oposición entre sectores más conservadores frente a otros generacionalmente más jóvenes e ideológicamente liberales. Estas discrepancias serán tenidas en cuenta por Rajoy a la hora de tomar una decisión. En todo caso, cabe recordar que el matrimonio homosexual ya está en el TC a través de los recursos de inconstitucionalidad que han presentado distintos jueces, por lo que presente o no recurso el PP, el TC tendrá que manifestarse. Sin embargo, el alto Tribunal no se ha puesto aún a trabajar en estas apelaciones, según informaron a Servimedia fuentes del Constitucional, que añadieron que no existe fecha para que comiencen su estudio. El pasado 1 de agosto entró en el Registro del Tribunal la cuestión de inconstitucionalidad presentada cuatro días antes por la juez del Registro Civil de Denia. Durante el mes de agosto también llegó un auto del juez de Telde (Canarias) Francisco Javier García García- Sotoca, que en el último día de julio decidió plantear una cuestión de inconstitucionalidad El Constitucional aún no ha registrado la entrada de una tercera cuestión sobre la legalidad de la ley, anunciada hace dos semanas por la juez encargada del Registro Civil de Burgos, María Luisa Miranda de Miguel.