Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid LUNES 12 9 2005 ABC Esperanza Aguirre, Rafael Simancas y Fernando Marín afilan sus armas ante la cita política más importante del año en la Comunidad: el debate sobre el estado de una región a la que los políticos quieren meter, sin perder tiempo, en precampaña electoral Otoño en Madrid TEXTO: MARIANO CALLEJA MADRID. Septiembre viene cargado de obras, cómo no, de sequía, de frentes abiertos con el Gobierno de la Nación y también de rumores, muchos rumores políticos que circulan por los pasillos de la Asamblea de Madrid sin pausa. Lo que faltaba es que la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, anunciara hace unos días más de una sorpresa para el debate sobre el estado de la región, que comienza el miércoles y acaba el jueves de esta semana, y esquivara en público varias preguntas sobre un posible cambio de Gobierno. Las quinielas se dispararon al minuto siguiente. Y bastó que el consejero de Educación no saliera en rueda de prensa el pasado jueves a dar los datos del nuevo curso escolar, y los explicara en su lugar el portavoz del Ejecutivo, Ignacio González, para que se desataran los nervios entre más de un consejero por una posible crisis de Gobierno. Pero en la Puerta del Sol son tajantes: Hoy por hoy, no hay nada de nada. La crisis la tienen otros Y así se presenta el otoño político madrileño, marcado por una precampaña electoral más larga que nunca, de 20 meses, aunque ni siquiera haya candidatos oficiales. Esperanza Aguirre llegará el día 14 al debate en la Asamblea con una de sus principales promesas cumplidas: reducir las listas de espera quirúrgicas a un máximo de 30 días antes del próximo noviembre. El consejero de Sanidad, Manuel Lamela, anunció el objetivo cumplido a mediados de julio, tras un curso en el que la oposición pidió repetidas veces su destitución por la crisis del Hospital Severo Ochoa, donde supuestamente se produjeron sedaciones irregulares e ilegales en el Servicio de Urgencias. Fue una lucha sin cuartel y Lamela, sencillamente, está cansado según comentan en el Gobierno y en su partido. Otra cosa, añaden, es que sea el momento para que deje la Consejería. Se busca un acuerdo sobre el agua El problema del agua es, hoy por hoy, uno de los pocos asuntos que permitiría cerrar un acuerdo entre los tres grupos parlamentarios en la Asamblea. El debate sobre el estado de la región acabará con la presentación de resoluciones. Cada partido puede realizar un máximo de siete. Con las restricciones de agua a la vuelta de la esquina, todos los grupos coinciden en la necesidad de buscar una solución a largo plazo para afrontar las épocas de sequía, y que pasaría por nuevas infraestructuras, a cargo del Ministerio de Medio Ambiente, entre otras cuestiones que tendrían que perfilar. Por otra parte, el debate de la región será el primero para el coordinador regional de IU, Fernando Marín, que sustituyó como portavoz a Fausto Fernández en marzo pasado. Marín ha conseguido dejar atrás una etapa especialmente convulsa de su formación, con continuas luchas internas, y ha logrado un ajustado equilibrio entre las distintas corrientes. que puede ser el primer movimiento táctico de precampaña, pero también quiere dar un golpe de efecto de contenido netamente social y sanitario. En concreto, se ha planteado la ampliación del catálogo de medicamentos en el sistema de la Seguridad Social. Y ahí entraría, por ejemplo, la viagra. El PP se presentará a la cita de la Asamblea con uno de sus problemas aparentemente resuelto: el enfrentamiento entre la presidenta regional y el alcalde de la capital. Ambos aparecerán juntos muy a menudo a partir de ahora en distintos actos públicos, como se ha visto en los últimos días en el comienzo de las obras del Campus de la Justicia o en la puesta en marcha del Bibliometro. En el PP consideran que cada uno puede nutrirse de la imagen y el mensaje político del otro, y así ampliar su base electoral. Desde el PSOE, sin embargo, no se creen este acercamiento, y ponen como ejemplo la dimisión del concejal de Vivienda, Sigfrido Herráez, y la oferta que se le ha hecho en la Comunidad para que sea viceconsejero. El secretario de Organización del PSOE en Madrid, Andrés Rojo, ve muy exagerado hablar de precampaña electoral, como hace el PP. En su opinión, ésta no comenzará hasta que no se proclamen los candidatos. Los del PSOE se conocerán, según sus cálculos, en primavera. presión posible a sus adversarios. Simancas y su equipo han estado todo el fin de semana preparando el debate de la región, que es la cita política más importante del año en la Asamblea, junto al debate de Presupuestos. El portavoz socialista esperará a conocer las sorpresas anunciadas por Aguirre para responder. Además, ofrecerá tres pactos: uno sobre la gestión racional del agua en Madrid; otro sobre financiación sanitaria y uno más para coordinar las obras de las tres administraciones. Además, criticará con dureza la adjudicación de los canales digitales terrestres de televisión que hizo el Gobierno regional este verano y denunciará el estado del sistema sanitario público. El consejero Lamela estará, de nuevo, en el punto de mira. Junto al de Sanidad, el titular de Educación, Luis Peral, será el blanco preferido de las críticas del PSOE e IU. El grupo parlamentario dirigido por Fernando Marín aportará una queja más: la paralización de la reforma del Estatuto de Autonomía de Madrid. PP e IU coinciden en el objetivo de la reforma, aunque discrepan en el contenido. El PSOE ni siquiera lo considera un asunto prioritario. Y esto es sólo el principio. El otoño en Madrid promete más que noticias. Nombres de los candidatos Los nombres son otra cuestión, ya que si bien Rafael Simancas parece contar con el apoyo de la Ejecutiva federal para las autonómicas, nadie descarta que haya una segunda candidatura y tengan que celebrar elecciones primarias. Para el Ayuntamiento hay muchas más dudas sobre la continuidad de Trinidad Jiménez. Mientras tanto, la Ejecutiva del PP confía en proclamar a Esperanza Aguirre y a Alberto Ruiz- Gallardón como cabezas de cartel a primeros de año, y así meter toda la Las agresiones del Gobierno En el debate se hablará, y mucho, de política nacional. Aguirre quiere reforzar la imagen de defensora de los intereses madrileños frente a las agresiones del Gobierno de Zapatero, y recordará los conflictos que siguen abiertos, como el de la financiación sanitaria, las carreteras que no se hacen, las infraestructuras necesarias para garantizar el abastecimiento de agua o la deslocalización de empresas. Pero la presidenta de la Comunidad no se olvidará de un electorado más alejado del PP, que puede ser crucial en los comicios autonómicos, donde casi siempre los resultados se deciden por un puñado de votos. Aguirre está estudiando hacer algún guiño a los electores de centro izquierda, en lo La presidenta prepara varios guiños sociales, como ampliar la lista de medicamentos de la Seguridad Social El portavoz socialista ofrecerá pactos sobre el agua, la financiación sanitaria y la coordinación de obras