Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 9 2005 11 Rajoy marca hoy el arranque de la apertura social del PP que se fraguará en la convención de febrero Laporta participó en la ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova El presidente del Barça apoyó las selecciones catalanas en la ofrenda I. A. M. J. C. El presidente del F. C. Barcelona, Joan Laporta, volvió a escenificar su ideario nacionalista al participar ayer en una comitiva favorable a las selecciones deportivas catalanas en la ofrenda al monumento a Rafael Casanova. Laporta, que días atrás defendió la in- clusión de los derechos históricos y el concierto económico en el nuevo Estatuto, acudió seguido de una pancarta con el lema Volem seleccions (Queremos selecciones) iniciativa aplaudida por los jóvenes independenistas congregados ante el monumento. Horas antes, Laporta había sido abucheado al acudir con la comitiva del Barça, pues esos mismos radicales le reprocharon que algunos de sus jugadores formen parte de la selección española y que su cuñado, miembro de la ejecutiva del club blaugrana, forme parte de la Fundación Francisco Franco. so y de un toque de audacia por parte del Gobierno tripartito. Anunció que, a lo largo de esta semana, la federación nacionalista presentará una nueva propuesta de financiación al tripartito que Mas puso como condición necesaria para que CiU vote finalmente a favor del Estatuto. Mas asistió a la ofrenda acompañado del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol y del secretario general de la federación, Josep Duran Llieda, así como de los dirigentes del PNV, Josu Jon Imaz, y del BNG, Anxo Quintana. Duran aseguró que CiU hará un último esfuerzo de aproximación a los socialistas catalanes, pero expresó sus dudas respecto a la posibilidad de que el PSOE acepte el Todos los partidos, incluido ERC, fueron abucheados por los independentistas radicales I. A. M. J. C. BARCELONA. El monumento a Rafael Casanova, consejero que defendió Barcelona de las tropas de Felipe V en 1714, está considerado como el lugar de culto del nacionalismo. Y allí acudieron, como cada año, un grupo de jóvenes independentistas, aficionados al abucheo. Por segundo año consecutivo, el PP no acudió a la ofrenda floral para ahorrarse el bochorno de soportar insultos, que años atrás se tradujeron en agresiones físicas. El resto de los partidos no se salvó de los improperios. Al grito de botiflers (traidores) este grupo de radicales que defien- texto que se apruebe en el Parlamento catalán. El presidente del PP catalán, Josep Piqué, marcó la nota discordante al optimismo aparentemente generalizado respecto a la aprobación del Estatuto, convencido de que el nuevo texto no saldrá adelante. Eso sí, Piqué se mostro más que satisfecho ante la expectativa de que el próximo año, cuando llegue la Diada, el debate político catalán ya no esté centrado en la reforma institucional en marcha sino en los problemas que realmente preocupan a los catalanes Piqué, el único pesismista El líder del PP catalán insistió en la negativa de su formación a apoyar el texto en el que se basa el intento de acuerdo entre CiU y el tripartito y señaló den la independencia de Cataluña recibió a las comitivas del Gobierno catalán, con Pasqual Maragall a la cabeza, así como las del CiU, PSC e ICV. Incluso ERC, cuya ideología es compartida por estos agitadores, soportó insultos por parte de aquéllos que les acusan de entregarse a los socialistas y secundar un Estatuto demasiado edulcorado. Más allá de los cansinos gritos y de las desagradables palabrotas, no hubo incidentes durante la ofrenda floral a Casanova, lugar al que acudieron pocos ciudadanos y que fue rodeado de una valla protectora que facilitó las tareas de seguridad. Pitidos contra Mayte Martín por cantar en castellano durante la celebración del acto institucional La presencia ciudadana en el monumento a Rafael Casanova fue inferior a la del año pasado que, si finalmente se aprueba ese texto en el Parlamento catalán, sólo conducirá a la frustración política convencido de que será inasumible para el PSOE en su trámite parlamentario en las Cortes. Al margen del debate sobre el Estatuto, Piqué valoró positivamente otro de los motivos de discordia de la jornada, la celebración institucional de la Diada organizada por el tripartito. Un acto institucional cuyo punto culminante era la nueva versión del himno catalán, Els Segadors orquestada por el maestro Antoni Ros Marbà, que concitó las críticas de sectores convergentes por considerar que el nuevo himno interpretado en varios tonos, no puede ser cantado por el pueblo Otro de los elementos polémicos fue la actuación de la cantaora barcelonesa Mayte Martín, abucheada por una parte del público por cantar en castellano, mientras otros sectores aplaudían su actuación. El acto, al que asistieron unas 16.000 personas según fuentes de los Mossos d Esquadra, contó con la presencia del ministro de Industria, José Montilla, la vicepresidenta del Congreso, Carme Chacón, y el presidente del Gobierno Balear, Jaume Matas, -quien destacó su excelente relación con Pasqual Maragall- -además de el Gobierno en pleno de la Generalitat y representantes de todos los ámbitos de la sociedad civil catalana.