Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 9 2005 69 Donostia para Ben Gazzara y Willem Dafoe La 53 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que comenzará el 15 de septiembre, reconocerá con el premio Donostia la trayectoria de dos intérpretes estadounidenses, Ben Gazzara y Willem Dafoe, que han optado por intervenir en películas de mayor riesgo, ajenas a las cartas marcadas por la industria de Hollywood De este modo, fuentes del certamen cimematográfico adelantan que tal distinción destaca a dos actores que representan dos vigorosos momentos del cine independiente norteamericano Ben Gazzara está unido a directores como Cassavetes o Bogdanovich, quien le consideró su actor predilecto y le concedió papeles que le catapultaron a la fama. También ha trabajado con Marco Ferreri y no ha renunciado nunca a aceptar papeles ofrecidos por directores noveles. A sus 75 años continúa en pleno rendimiento, como demuestra su actuación en Dogville (2003) o su más reciente trabajo, que aún no ha visto la luz, la película francesa Je t aime Por su parte, Willem Dafoe es conocido por sus magníficas interpretaciones en títulos como Corazón salvaje Nacido el 4 de julio American psycho o su papel de Jesucristo en La última tentación de Cristo de Martin Scorsese. Kenzaburo Oé: En Japón aún no se puede hablar de una democracia El Nobel japonés criticó el sometimiento de su país a Estados Unidos b El escritor participó en un deba- te celebrado en el Festival de Literatura de Berlín sobre el papel de de los intelectuales después del 11- S GUILLEM SANS. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. Kenzaburo Oé (1935) dice llevar sesenta años esperando que se consolide la democracia en su país, un deseo continuamente frustrado por el sometimiento de las élites niponas a la hegemonía de Estados Unidos y, más recientemente, por un creciente militarismo. Así se expresó ayer el novelista en un debate que retransmite hoy la televisión pública alemana ZDF sobre el papel de los intelectuales tras el 11 de septiembre. La discusión se celebró en el Festival de Literatura de Berlín, donde leerá mañana fragmentos de su última novela Tagame. Berlín- Tokio y sus contertulios fueron el sesentayochista alemán Peter Schneider y el austriaco Robert Menasse, la voz crítica más destacada de las letras de su país desde que muriera Thomas Bernhard. Ante la perspectiva de la reelección en los comicios de hoy del primer ministro Junichiro Koizumi, cuyo Partido Liberal Demócrata gobierna sin interrupción desde 1955, Oé cree que en Japón aún no se puede hablar de una democracia Para el Nobel, cuya obra gira en torno a la experiencia de las bombas de Hiroshima y Nagasaki y la educación de un hijo discapacitado, la democracia que sucedió al imperialismo nipón tenía un gran atractivo en 1945, cuando contaba sólo 10 años e intuía en el nuevo sistema un futuro pacífico. Si Kenzaburo Oé espera todavía que la auténtica democracia llegue pueblo tan parecidos ve él a los dos principales partidos. Oé, que en su juventud fue comunista y sigue apreciando algunos aspectos de la figura de Mao, a pesar de definirse hoy como liberal cree que un intelectual siempre es un amateur, da igual si de derechas o de izquierdas, sobre todo hay que tener una postura moral Su función debería ser llamar la atención sobre los déficit democráticos, y en el caso de su país insiste en que sesenta años después de la guerra, Japón mira hacia EE. UU. Las decisiones japonesas se toman bajo la hegemonía de EE. UU. también en lo militar Koizumi es autor de muchas pequeñas reformas, pero ninguna para liberar al país de la influencia de EE. UU. Y es pesimista con el futuro: Incluso la juventud le apoya. Ése es el problema Ira, dolor y reflexión Kenzaburo Oé GONZALO CRUZ pasa para no llegar a ningún sitio: su retrato del amor en el mayo del 68 es un gigantesco marco de tres horas dándole a la máquina de taladrar del tópico. Y premian a Isabelle Huppert por su aportación al cine, pero será por otras películas, porque a uno le cuesta creer que el motivo sea la de Patrice Chereau, Gabrielle tan molesta y pedante como un tiro de rape. a su país, Schneider la ve ya establecida en otro polo del eje, Alemania. Es el mejor modelo de sociedad posible, y funciona Si el próximo día 18 se produce un cambio de gobierno en la Cancillería de Berlín, esta democracia importada seguirá funcionando consideró Schneider quien, a pesar de ser una figura destacada de una izquierda alemana a menudo crítica con Washington, cree que tenemos que estar muy agradecidos a EE. UU. aunque en la actualidad ese país tenga el peor gobierno de su historia Menasse se mostró deudor de la larga tradición de escépticos feroces de su país, desde Karl Kraus a Bernhard y Elfriede Jelinek, y opinó que con un nuevo gobierno en Alemania cambiarían sólo los valores de simpatía de los políticos y el objeto de la ira del Menasse recordó su reacción a los atentados del 11- S. Por primera vez, odié la solidaridad ante el bombardeo mediático de las imágenes de los atentados. Sólo irá a depositar una corona de flores a la Zona Cero de Nueva York cuando las televisiones abunden tanto en las tragedias africanas de todos los días. Oé, en cambio, dijo admirar las posiciones de Edward Said y Noah Chomsky sobre los atentados, y resumió: Tenemos que espresar ira y dolor, pero al mismo tiempo empujar a la reflexión al gobierno de Bush En EE. UU. las generaciones venideras deberán establecer un puente entre el testimonio de las víctimas y los jóvenes, algo que Oé considera su tarea en el caso de las bombas atómicas: Intento que los japoneses seamos más independientes, y quiero vivir hasta ver los primeros signos del cambio