Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 9 2005 Los domingos 53 VISIONARIOS DE CATÁSTROFES La realidad supera al cómic Por increíble que parezca, Batman tuvo que enfrentarse a una situación casi calcada de lo ocurrido en Nueva Orleáns. La siniestra ciudad de Gotham también sufrió un cataclismo que obligó a su evacuación. Cadáveres en las calles, epidemias y delincuencia formaron parte del paisaje descrito en las viñetas TEXTO: PABLO MARTÍNEZ PITA uando a los guionistas de la serie de Batman se les ocurrió sumir a la ciudad de Gotham en un auténtico caos, nunca se hubieran podido imaginar que la pesadilla se haría algún día realidad. Nueva Orleáns se ha convertido, para desgracia de sus habitantes, en un macabro reflejo de un cómic de superhéroes, en lo que parece una nueva pirueta de la historia donde la realidad se pone al mismo nivel que la ficción más estrambótica. A los aficionados a los dibujos del hombre- murciélago les pudo parecer, en su momento, un giro demasiado forzado. ¿Quién se iba a creer que en la primera potencia mundial los habitantes de una ciudad moderna pudieran ser evacuados debido a un desastre natural? Pues ha sido exactamente lo que ha ocurrido en la capital del jazz. Sin embargo, la mayor diferencia radica en que en Nueva Orleáns no hay ningún hombre con capa dispuesto a poner orden en medio del desastre. Fue en enero de 1999 cuando comenzó una nueva aventura, con muchos capítulos por delante, en la saga del señor de la noche La siniestra Gotham sufría un terremoto de intensidad 7,6 en la escala de Richter, que la condenaba a convertirse en una ciudad fantasma. Porque después llegaron las plagas, el imperio del terror ejercido por los delincuentes y los cuerpos abandonados en el asfalto, Las autoridades estatales deciden, ante el peligro de epidemias y la proliferación de maleantes, declarar el lugar como Tierra de Nadie Al fin y al cabo, se trataba de un lugar de mala reputación, en el que el Jocker y otros villanos malísimos vagaban a sus anchas. Alcantarillas de corrupción era una forma de denominar a sus calles. Nueva Orleáns comparte con Gotham City unos índices de criminalidad por encima del resto del país. Esperemos que su futuro no coincida con los acontecimientos descritos en el tebeo: el Gobierno decide cortar cualquier comunicación con la ciudad, para contener y aislar los elementos sociales negativos que hicieron Gotham inhabitable Se considera que no merece la pena reconstruir un lugar con tan alto porcentaje de gente de malvivir. Sólo unos cuantos osados deciden permanecer en sus casas, exponiéndose a tener cualquier mal en- C Una ciudad con historia La serie de Batman fue creada en 1939 por Bob Kane. Y, a la vez, nación Gotham City, la siniestra ciudad repleta de delincuencia y corrupción. Con unas calles que poco a poco fueron adquiriendo personalidad propia, con sus barrios bien localizados, sus edificios emblemáticos y su historia. A veces sus avatares resultan muy reales. Las viñetas que reflejaban las desventuras de Gotham City tras un terremoto recuerdan vivamente las fotografías que llegan de Nueva Orleáns, incluida la recogida de cadáveres. Sólo falta la silueta de Batman observando los tristes acontecimientos. A la derecha, un plano de la ciudad ficticia cuentro con cualquiera de las peligrosas bandas de criminales que se han repartido los semidestruidos barrios de la urbe. Es, finalmente, una empresa privada, con oscuros intereses detrás, la que toma la iniciativa de devolver el lustre a la urbe. Bruce Wayne, el hombre que por las noches se pone el antifaz y sale a la caza de facinerosos, llega hasta el Capitolio para exponer los motivos que existen para intentar la reconstrucción. Sus palabras bien podrían valer para los tiempos actuales: No les presentaré una imagen de Gotham digna de un cuento de hadas. Es una ciudad dura. Siempre lo ha sido. Es un lugar lleno de oscuras tragedias y amargas ironías. Una ciudad de profundas sombras y brus- Los guionistas de Batman nunca hubieran podido imaginar que la pesadilla se haría realidad cos contrastes. Una ciudad que afecta a todos cuantos viven en ella. Para bien y para mal. Gotham es como un yunque. O te rompes o ganas temple. Tantas pruebas, tantas desgracias, tan poca esperanza. Pero hay quien prospera. La gente de Gotham es resistente. Están orgullosos de su ciudad y de su talento para vivir en ella