Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 9 2005 Madrid 41 ¿Quién será el encargado de dar las llaves? La dimisión del concejal de Vivienda, Sigfrido Herráez, ha abierto la puerta para todo tipo de especulaciones en los despachos de la Casa de la Villa. Aunque la marcha del edil, fue anunciada el viernes por varios medios, ésta no se hará efectiva hasta el próximo pleno municipal que se celebrará el día 26 de septiembre. Por lo tanto son muchos los que se preguntan si será Herráez quien acompañe al alcalde en la entrega de los 156 pisos sociales del Mirador de Sanchinarro o si, por el contrario, será el nuevo responsable de la Concejalía de Vivienda quien acuda al acto. Como adelantó ABC, Ruiz- Gallardón no tiene intención de remover demasiado su equipo de Gobierno con la marcha de Herráez, por lo que quiere que sea Pilar Martínez, edil de Urbanismo, quien se ponga al frente del área. Martínez estará ayudada por el consejero delegado de la EMV, Juan José Gracia. Sigfrido Herráez, que presentó la dimisión por su ostracismo en el equipo de Gallardón y su falta de sintonía con Martínez, medita también renunciar al cargo de secretario de Vivienda del PP de Madrid. El edificio domina el nuevo desarrollo de Sanchinarro y puede ser divisado desde varios puntos de la ciudad JAVIER PRIETO El Ayuntamiento entregará este mes los 156 pisos del Mirador de Sanchinarro Quinientas personas residirán en esta miniciudad diseñada por MVRDV creado como un compendio de diferentes barrios, donde cada grupo de viviendas tiene un color y una estructura diferente desde el exterior MIGUEL OLIVER MADRID. El Ayuntamiento de la capital tiene previsto entregar este mes las 156 viviendas protegidas que componen el edificio Mirador de Sanchinarro. Se trata, sin lugar a dudas, de la construcción más atípica y original que se ha levantado en Madrid desde hace tiempo, que puede ser divisado desde varios puntos de la ciudad. El estudio de arquitectura holandés MVRDV, en este caso con la colaboración de Blanca Lleó, ha sido el encargado de proyectar esta miniciudad del b Este hito ha sido norte de Madrid, donde está prevista que residan unas quinientas personas. Sus autores han firmado también obras de relevancia en otros países como la ópera de Oslo, el aeropuerto de Rotterdam, el pabellón de la Expo de Hannover (2000) y el zoco de Amsterdam, donde han creado un original bloque de cien viviendas para personas mayores. En nuestro país, además, han diseñado La Casa de la Historia en La Coruña. El edificio de viviendas de Sanchinarro tiene 22 plantas y sus autores pretenden que se convierta en un referente para la zona y la ciudad. Nuestro proyecto- -afirman- -quiere romper con la excesiva homogeneidad que existe en los alrededores donde la mayoría de las viviendas están diseñadas en manzana cerrada y tienen seis alturas como máximo. La zona más destacada del edificio es el mirador, que ofrece unas espectaculares vistas a la sierra. La gran terraza se encuentra a cuarenta metros del suelo. En ella los vecinos podrán disfrutar, además, de un jardín comunitario. Los 16.000 metros cuadrados construidos cuentan con una gran variedad de situaciones y tipos de vivienda como respuesta adecuada a la heterogeneidad de la sociedad actual. Las circulaciones en el edificio son como pequeñas calles verticales. Sus transformaciones a lo largo de cada re- Una gran escalera mecánica conecta la planta baja con la espectacular terraza que ofrece vistas a la sierra corrido aglutinan un compendio de diferentes tipos de estructuras a modo de pequeños barrios. Desde el exterior, cada grupo de viviendas iguales queda identificado con un color diferente. Para ello, los arquitectos han utilizado distintas combinaciones en la modulación, textura, color, materiales o las sombras de la fachada. Respecto al interior de las viviendas, el estudio arquitectónico ha primado los incuestionables valores del espacio habitable, superficie, luz natural, instalaciones de confort y vistas. Los autores, además, han proyectado una escalera mecánica de gran longitud que conecta la plaza pública que se encuentra en la planta baja del edificio con el mirador en altura. El Consistorio encargó en mayo de 2001 la obra, que ha contado con un presupuesto de 10,9 millones de euros.