Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional ELECCIONES EN ALEMANIA DOMINGO 11 9 2005 ABC PAUL KIRCHHOF Consejero fiscal de Angela Merkel y candidato a ministro de Finanzas Si no pasa nada en Alemania, en los próximos cuatro años el país se hunde BERLÍN. Catedrático de Derecho de la Universidad de Heidelberg y director del Instituto de Derecho de Finanzas y Tributario de la misma universidad, Paul Kirchhof y su tarifa plana fiscal constituyen la apuesta política más arriesgada de Angela Merkel. El partido de Schröder no deja pasar un día sin definirlo como el Robin Hood de los ricos, mientras en sectores de la CDU es visto como un peligroso gurú impuesto por su líder. ¿Se le han pasado las ganas de hacer política tras el bombardeo continuo contra su propuesta sobre el impuesto? -No, sigo queriendo ser ministro de Finanzas porque ahora tenemos que aprovechar la posibilidad de un cambio hacia una mayor libertad. -El reproche básico es que su idea de un impuesto único del 25 por ciento para todo tipo de ingresos abre un agujero en los presupuestos del Estado que no se puede financiar. -No acepto el reproche. Hemos trabajo durante cinco años en el modelo, y precisamente debido al descuidado estado de los presupuestos generales nos hemos preocupado de que la reforma tenga un resultado neutral desde el punto de vista de los costes, es decir, que no ocasione ningún déficit en la recaudación fiscal. -Un grupo de trabajo suprapartidista del gobierno federal y los länder ha detectado un agujero de 42.000 millones de euros. -No quiero ser mal intencionado, pero está claro que también va demasiado lejos en desautorizar mi modelo. ¿Por qué? -Porque en este país hay mucha gente que no quiere discutir sobre un derecho fiscal constructivo, basado en el principio de la eficiencia, que sea más sencillo y comprensible para la gente, porque se aprovechan del statu quo. ¿A quién se refiere? -Más o menos, a los artistas de la declaración de la renta que se quedarán en la calle. Y, a decir verdad, para beneficio del conjunto de la economía, porque el derecho fiscal vigente enreda todo el sistema económico. Así, hay gente que se ve inducida a invertir en inmuebles sólo por motivos fiscales. -Muchos consideran que su propuesta de un impuesto único del 25 por ciento es injusta. ¿No salen los ricos ganando y los pobres perdiendo? -Eso no es así. Mis modelos de cálculo demuestran que todos los ingresos de hasta 50.000 euros al año saldrán favorecidos. La gente gana más con tasas bajas e ingresos básicos exentos más altos que con lo que pierden con la eli- Hombre polémico en la CDU y centro de los ataques más encendidos del SPD, Kirchhof pretende dar un vuelco a la fiscalidad alemana si Merkel alcanza la cancillería TEXTO: N. BLOME, C. WOLBER, J. MÖLLER Kirchhof brinda con una cerveza en un acto electoral de la CDU en Múnich minación de privilegios. -Esto quiere decir que los que salen perdiendo son los ricos. -Sí, los que ahora tienen más margen de maniobra. Es verdad que las clases con mayores ingresos contribuyen de manera desproporcionada a la recaudación fiscal, pero al mismo tiempo tienen las mayores posibilidades para eludir impuestos. Un impuesto para las rentas más altas del 42 ó el 39 por ciento es sólo un placebo. Muchos pagan menos de lo que deberían o incluso nada. -Sin embargo, parece que estos últimos días la jefa de la CDU, Angela Merkel, le ha estado frenando. Para la candidata lo válido es lo que aparece en el programa, y el impuesto único no está. -El programa de la CDU coincide en dos tercios con mis ideas. Es decir, el 1 REUTERS de enero de 2007 suprimiremos en lo posible las 418 subvenciones vigentes- -también las exenciones- -y el derecho del impuesto sobre sociedades. A la vez aumentaremos la base exenta y bajaremos las tarifas. Sobre esta base confío en poder seguir llevando a cabo mis planes. ¿De modo que la evolución clásica de los impuestos en las últimas cinco décadas ha sido injusta? -No. Se puede desarrollar un impuesto justo de manera lineal o progresiva. Lo esencial es de qué manera está agujereada la base de cálculo y con cuánta Este Estado necesita a la familia para seguir siendo una nación afirma Kirchhof facilidad puede la gente evadir impuestos. -Cuando el Estado ya no puede rendir tanto, ¿por qué no se retira de ciertos ámbitos? -Las finanzas del Estado sólo pueden estabilizarse cuando reduzcamos las tareas del Estado y suprimamos las inútiles. -La CDU elude deliberadamente la cuestión esencial durante la campaña electoral, es decir, cuánto Estado necesitamos y cómo transcurre su retirada ordenada. -La CDU quiere suprimir la exención de impuestos. Con ello el Estado renunciará a numerosas posibilidades de influencia a través de los impuestos. ¿Qué periodo de tiempo piensa que será necesario para liquidar la deuda del Estado? -Tenemos que pensar en un periodo de tiempo de entre diez y veinte años. Pero el pago de las deudas tiene que empezar ahora, de una forma enérgica y resuelta. ¿Por qué una población en la que una parte cada vez mayor ya no tiene ningún interés vital en la solución de los problemas de la deuda a largo plazo tendría la necesidad de empezar con ello? -Para que la democracia sobreviva es necesario una nación de ciudadanos y para que la economía crezca es necesaria la demanda. Este Estado necesita a la familia para poder seguir siendo una nación. Mientras tanto, nosotros, los alemanes podemos definir la nación sin sospechas ni sombras. Somos miembros de Naciones Unidas. -Usted piensa en periodos de tiempo muy largos. Otros economistas dicen que sólo nos queda un horizonte de cinco años para evitar la caída. -Si no pasa nada en Alemania, en los próximos cuatro años el país se hunde, es cierto. Si no explicamos esto a la gente no podremos arreglárnoslas con el exceso de normas y privilegios que se han adquirido. Es muy parecido a la situación fundacional después de 1945, pero con unas condiciones mucho mejores. ¿Está de acuerdo con la frase de Horst Köhler según la cual sólo puede reformar el país alguien que lo ame? -Estoy de acuerdo con la afirmación del presidente. Y en Alemania existe este sentimiento de comunidad, hay solidaridad nacional. Por eso tampoco hago propaganda para la tarifa de impuesto del 25 ó del 27 por ciento, sino para el entendimiento, la justicia y la devolución de la libertad en el derecho tributario. Eda Die Welt