Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional DOMINGO 11 9 2005 ABC Croacia, a punto de salvar el último obstáculo para negociar con la UE b Por primera vez, la fiscal del Tribunal Penal Internacional, Carla del Ponte, ha dicho que está dispuesta a dar una opinión positiva sobre la colaboración de Zagreb SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Carla del Ponte, fiscal del Tribunal Penal Internacional (TPI) para la antigua Yugoslavia, ha hecho resurgir las esperanzas de Croacia de abrir las negociaciones de adhesión a la Unión Europea, al sostener que la plena colaboración con el TPI no presupone que el mayor presunto criminal de guerra croata, el general Ante Gotovina, deba ser detenido y entregado a La Haya. En el marco de los estándares democráticos que cada país debe cumplir para ser miembro de la UE y en apoyo a las exigencias del TPI, Bruselas suspendió el comienzo de las negociaciones con Croacia previsto en marzo pasado y le exigió una mayor colaboración con este tribunal y la captura del ex comandante del Ejército croata, acusado de crímenes de guerra durante el conflicto croata- serbio (1991- 95) Comienzo que ha sido aplazado en varias ocasiones en los meses pasados, debido a los informes negativos de la fiscal, sobre el grado de colaboración de Zagreb con el Tribunal de La Haya. En esta ocasión, Del Ponte adelantó que últimamente Croacia ha demostrado su intención de localizar al mencionado general y que espera que en las próximas semanas dé pasos en ese sentido Por primera vez, la juez helvética ha dicho que está dispuesta a dar una opinión positiva sobre la colaboración de Croacia con el TPI, aún cuando Gotovina no fuese capturado y entregado al TPI. La extradición de Gotovina a La Haya no es la condición que la UE le ha impuesto a Croacia, sino sólo la plena colaboración afirmó. Un sargento norteamericano rechaza el vaso de agua que le ofrece una mujer iraquí durante las operaciones en Talafar AP Un centenar y medio de insurgentes abatidos en el norte de Irak El primer ministro Yafari ordena el cierre de la frontera con Siria b La ofensiva norteamericana en la ciudad de Talafar, al norte del país, tiene como objetivo primordial acabar con las infiltraciones de terroristas extranjeros DPA BAGDAD. Fuerzas estadounidenses e iraquíes abatieron ayer a 141 insurgentes en el marco de un vasto operativo contra el terrorismo en la ciudad de Talafar, en el norte de Irak, según informó el ministro iraquí de Defensa, Saadun al- Duleimi. Las operaciones dieron comienzo el pasado miércoles en la citada localidad, cercana a la frontera con Siria, en lo que constituye la mayor ofensiva antiterrorista desde la realizada contra los islamistas en Faluya el pasado otoño. Durante los enfrentamientos murieron cinco soldados iraquíes y otros tres resultaron heridos. Talafar es un bastión insurgente y se cree que es la base de operaciones de los rebeldes que cruzan desde Siria para realizar ataques en Irak. En 2004, los norteamericanos llevaron a cabo una gran ofensiva en esta localidad, pero desde entonces la insurgencia había vuelto a tomar su control. Detención de Petrac Sin duda se trata de un paso atrás de Del Ponte, manifestado cuando Bruselas ha recibido con satisfacción la noticia del arresto del empresario croata Hrvoje Petrac, sospechoso de financiar la vida clandestina de Gotovina. Petrac fue arrestado la semana pasada en Grecia y es una de las cinco personas declaradas non gratas por la UE a causa de su relación con Gotovina. Su arresto puede ser crucial para un vuelco de los acontecimientos explicó Del Ponte, quien insistió en que aún falta algo y Croacia debe hacer lo que está obligada a hacer A fines de septiembre entregará un nuevo informe a la UE sobre los progresos de Croacia y sería feliz si pudiera dar un juicio positivo dijo. ciudad, Omar Omayr, e intervinieron trece almacenes de armas. Una fuente del ejército citada por la emisora local Al- Iraqiya aseguró que la mayor parte de los detenidos son extranjeros procedentes de Afganistán, Siria, Yemen, Sudán y Jordania. Después de los combates y de la eliminación de la resistencia armada en las calles, las tropas estadounidenses han comenzado a peinar la localidad casa por casa, a la búsqueda de insurgentes camuflados entre la población civil. Sin embargo, la operación armada no parece suficiente para frenar las infiltraciones de terroristas desde Siria, como demuestra la orden de cierre de la frontera con el país vecino emitida ayer por el primer ministro iraquí, Ibrahim Yafari. Mientras tanto, aviones estadounidenses bombardearon una vivienda en la localidad de Ubaydi, en el oeste de Irak, donde presuntamente se refugiaban miembros de la insurgencia. Los portavoces militares señalaron en un comunicado que la casa fue destruida y que se cree que en ese momento se encontraba allí un alto mando de la red terrorista Al Qaida, identificado como El Jeque Este ataque complica la capacidad de Al Qaida de realizar operaciones contra las fuerzas iraquíes y de la coalición afirma el comunicado. No todo fueron buenas noticias para los norteamericanos y para el Gobierno de Bagdad en la sangrienta jornada de ayer. En la localidad de Faluya, al oeste de Bagdad, murieron dos soldados iraquíes y otros dos fueron heridos al estallar una bomba al paso de su vehículo. Sus compañeros abrieron fuego tras el incidente y mataron a un civil. Además, la base estadounidense en Jalidiya, al oeste de Bagdad, fue atacada con morteros, sin que se conozcan datos sobre daños o víctimas. Sigue la sangría En realidad la lenta sangría a manos de la resistencia iraquí no parece remitir. El pasado viernes, un grupo de insurgentes mató a cuatro policías iraquíes, al tiempo que efectivos policiales descubrían los cadáveres de dieciocho civiles asesinados a sangre fría al sur de Bagdad. Según un portavoz de los cuerpos de seguridad de Irak, la explosión de un coche bomba aparcado cerca de la estación de Policía del distrito de Al- Mashru, en el norte de la ciudad de Hillah, acabó con la vida de cuatro policías e hirió a otros once. En el plano político, el primer ministro de Jordania, Adnan Badran, llegó ayer a Irak en una visita sorpresa, la primera por parte de un funcionario de alto rango del país vecino a Bagdad desde la invasión de Estados Unidos. Badran tiene previsto hablar con la cúpula iraquí acerca de la seguridad en la frontera. Evacuación de civiles Antes de lanzar la operación, el Gobierno iraquí advirtió a los 200.000 civiles que se estima habitan Talafar que debían evacuar sus hogares. En el operativo tomaron parte tres unidades de combate iraquíes y tres batallones estadounidenses. Además de los insurgentes abatidos, las fuerzas aliadas detuvieron a 197 personas, incluido el presunto líder de los insurgentes en la Los norteamericanos han bombardeado la vivienda de un alto mando de la red terrorista Al Qaida La insurgencia replica con ataques contra policías iraquíes en Faluya, con el resultado de tres muertos