Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 9 2005 13 Maragall apela a la generosidad patriótica para que se pueda aprobar el nuevo estatuto Prisión para uno de los imputados de EHAK por olvidar presentarse ante la Ertzaintza Los presidentes, con los Reyes y los Príncipes: Ibarretxe, Valcárcel y Camps no se quedaron al almuerzo posterior a la recepción IGNACIO GIL JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO Estoy satisfecho por el consenso básico alcanzado. Habrá un acuerdo definitivo en los próximos días en el Consejo de Política Fiscal el CPFF, que dio por hecho. Será una oferta cerrada que Zapatero desglosó en tres ámbitos. El primero, de 1.700 millones de euros anuales, que el PP percibe como una trampa porque la aportación nueva y directa de los Presupuestos del Estado queda reducida a 500. El resto, hasta 1.700, se corresponde con partidas como aportaciones del Plan de Calidad e Igualdad, el fondo de cohesión sanitaria, la insu- PEDRO SANZ (LA RIOJA- PP) Hablar de un acuerdo básico es decir una verdad a medias o una mentira. El acuerdo básico es sólo que todos queremos mejor sanidad laridad, los convenios de asistencia a residentes extranjeros... que las Comunidades del PP reclamaban al margen de la concreta inyección presupuestaria automática. El segundo ámbito es la decisión del Gobierno de adelantar a las Comunidades de 2.730 millones en los próximos dos años con la liquidación anticipada de los impuestos cedidos para que las autonomías dispongan de cash aho- PASQUAL MARAGALL (PSC) El acuedo es positivo. Nos permitirá salir de la situación en la que estábamos y será justo para todos ESPERANZA AGUIRRE (PP) La Sanidad pública es un problema lo suficientemente importante para que el documento se hubiera entregado antes del verano Además, lanzó un dardo al líder del PP, Mariano Rajoy, a quien el PSOE considera el muñidor de la estrategia global de todas las Comunidades del PP para impedir éxitos de Zapatero. Hace unos días, algunos se preguntaban para qué sirve el diálogo. Hoy tienen la respuesta dijo reafirmando que habrá acuerdo definitivo en los próximos días. Fuentes de Moncloa indicaron que Zapatero salió razonablemente satisfecho y con la seguridad de haber hecho los deberes. Lo triste- -añadieron- -es que el PP convierta la Conferencia en un enfrentamiento de Grupos parlamentarios, diciendo que todo les parece insuficiente, pero a la vez sin descolgarse y poniendo la mano Los asistentes a la conferencia toman el autobús para ir a La Zarzuela D. G. LOPEZ ra y no en 2007, cuando se tendría que hacer la liquidación. Con estas dos cantidades, Zapatero anunció que ya en 2005, las Comunidades recibirán 1.365 millones. Igual en 2006. Y el tercer bloque aludía a su oferta pra conceder más capacidad normativa a las Comunidades para que suban sus impuestos en combustibles y luz. El Gobierno calcula que, de hacerlo, recibirían otros 1.838 millones. Pero a la negativa ya anunciada de las Comunidades del PP, se unió el rechazo generalizado de las socialistas. Por ello, Zapatero admitió que ha habido un clima mayoritario de que eso no se va a producir Por tanto, el deseo del Gobierno de que las autonomías asuman que el esfuerzo debe ser compartido no se va a ver satisfecho. Sólo el presidente de Castilla- La Mancha, el socialista José María Barreda, reconoció que está estudiando seriamente aplicar el llamado céntimo sanitario en las gasolinas. Los demás no lo harán, ni subirán el coste de la luz a menos de dos años de comicios autonómicos. Muestra del desengaño con el que Zapatero salió de la cita fue una de las primeras expresiones: El Gobierno va a hacer un esfuerzo pero, recordó, no tenía ninguna obligación de realizar ninguna aportación suplementaria Su afán era poner de manifiesto la generosidad del Ejecutivo en un asunto que realmente compete a las Comunidades. Maragall: ¿A quién queremos engañar? Durante la Conferencia se produjeron momentos de tensión. El presidente catalán, Pasqual Maragall llegó a afirmar que ¿a quién queremos engañar? toda vez que el dinero puesto sobre la mesa es insuficiente y la receta no solucionará todos los males de la sanidad. No obstante, al salir Maragall tildó el acuerdo de positivo justo para todos y nos permitirá salir de la situación en la que estábamos Manuel Chaves consideró el acuerdo razonable pero Rodríguez Ibarra dijo salir con un sabor agridulce porque ya que se abre la caja, lo suyo es que se abra más