Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 DOMINGO 11 9 2005 ABC Nacional Zapatero presume de forjar un consenso básico en sanidad que el PP niega por ser un engaño Los populares advierten, sin embargo, que no se quedarán fuera del reparto b El presidente del Gobierno fraca- sa en su pretensión de que las Comunidades suban los impuestos de la luz y la gasolina porque casi todas se niegan a hacerlo C. DE LA HOZ M. MARÍN MADRID. Dos versiones diametralmente opuestas para una misma reunión. Del consenso básico del que habló el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al engaño y la burla que denunciaron los presidentes populares de Comunidad media todo un abismo. En definitiva, no hubo acuerdo con el PP en la segunda Conferencia de Presidentes, celebrada ayer en el Senado, sobre una de las claves de la financiación sanitaria: la aportación presupuestaria directa que el Estado destinará a las autonomías para tapar el actual agujero Unos 1.300 millones de euros anuales separaron la propuesta del Gobierno (500) de la de los populares (1.800) La cuantía, con guerra de cifras incluida, que el Ejecutivo puso encima de la mesa es inamovible y así se presentará el martes en una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en el que se hablará no ya de cantidades, sino de criterios de reparto, del que también participarán las Comunidades gobernadas por el PP. nos que despreciamos un dinero que nos propone el Gobierno explicó. Los populares criticaron que la cita no hubiera venido precedida de una negociación en profundidad y con transparencia para sustituirla, según denunció el presidente del Ejecutivo riojano, por una estrategia destinada a ver cómo te pillan, te meten la trampa y te engañan Medio Ambiente e I+ D Ya hay contenido para la III Conferencia de Presidentes autonómicos, de fecha ignota, pero que debatirá sobre Medio Ambiente y recursos naturales e Investigación y Desarrollo (I+ D) tal y como anunció ayer el jefe del Gobierno al término de la reunión. De este modo Zapatero asume en parte la petición que, en este sentido, le hizo el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, para que la próxima Conferencia tratara monográficamente sobre el problema del agua, que ha soliviantado a los regantes de la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería tras la derogación del trasvase del Ebro. los asistentes, no le hizo gracia a Zapatero. De entre los responsables autonómicos del PP, acaso uno de los más contentos era el de Baleares, Jaume Matas, dado que se han aprobado partidas presupuestarias especiales por insularidad, de la que se beneficiará también Canarias. El resto no dejó de mostrar su disgusto, actitud que contrastó con la de los regidores socialistas, que llegaron a adelantar las cantidades concretas que llegarían a las arcas de sus respectivas Comunidades (Extremadura, 50 ó 60 millones; Cantabria PRC- PSOE, 22; Andalucía, 600 en dos años; Galicia, 213 anuales; Aragón, 235 hasta 2007... En conclusión, para los populares hablar de acuerdo básico es una verdad a medidas y, a veces, una mentira. No ha habido acuerdo ni en la cifra no en el reparto sentenció Sanz, que dijo tener un sabor amargo, a veces de cabreo, ante la falta de respeto y de consideración del jefe del Ejecutivo. Inamovible propuesta del Gobierno Sanz intentó desmontar las cifras que con anterioridad y en la misma sala había desgranado el presidente del Gobierno a los periodistas. Las versiones contradictorias de uno y otro le sirvieron al riojano para ironizar sobre la acusada tendencia de los interlocutores de Zapatero a interpretar siempre lo contrario de lo que luego transmite Moncloa. Le pasó a Ibarretxe y a Rajoy apuntó. El enésimo capítulo de este debate se traslada así al martes, cuando en el seno del CPFF (órgano competente para tratar de estos temas) se aborden los criterios de reparto. Será el momento en que los consejeros de Hacienda estudien una propuesta que el Gobierno no va a mover y que deja poco margen de maniobra. El disgusto de las Comunidades gobernadas por el PP se tornó hasta en ironía cuando Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, le preguntó a Zapatero si se creía el Tio Gilito, personaje de comic famoso por su tacañería a pesar de nadar (literalmente) en un mar de monedas doradas. La referencia, según muchos de Zapatero: consenso básico Con ello, Zapatero salió de la reunión- -de cinco horas y media- -sin el éxito que pretendía para trenzar su primer gran acuerdo autonómico, pero como mal menor se dijo satisfecho por el consenso básico que se ha producido En una declaración sin preguntas de la Prensa al final de la Conferencia, Zapatero no entró en excesivos detalles sobre la distribución por partidas de su oferta final. Las prisas por acudir a la comida con los Reyes- -ya eran casi las tres y media de la tarde- -se impusieron y el jefe del Ejecutivo sólo dio las cifras globales que se plasmarán en un acuerdo absoluto y definitivo en A caballo regalado... A caballo regalado, no le mires el diente dijo de manera muy gráfica la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien tras negar que se haya alcanzado un acuerdo con el Gobierno, comentó que no se van a quedar fuera de ningún reparto de nuevos fondos aunque éstos sean insuficientes. Para Aguirre, es imprescindible es un gran pacto por la sanidad, tal como ella le propuso a Zapatero durante la primera reunión que mantuvieron en Moncloa meses atrás. Fue el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, el que habló en representación de los presidentes populares para declarar que se han sentido defraudados, desilusionados y con mal sabor de boca Tras denunciar que apenas tuvieron media hora para poder estudiar la propuesta del Gobierno- -se les entregó por escrito sobre las dos y veinte de la tarde, cuando ya llevaban más de cuatro horas de reunión- -el presidente del Gobierno vino a decirles, según la versión de Sanz, aquí tienen esto, lo toman o lo dejan y nosotros no podemos decir a nuestros ciudada- Ibarretxe logra ingresos extras y da por acabada la guerra del cupo M. M. C. H. MADRID. Si la reunión de ayer no sirvió para desbloquear las relaciones con el PP, sí tuvo la virtualidad de despejar el camino a un acuerdo sobre el Cupo Vasco, según una nota hecha pública por el Ejecutivo de Juan José Ibarretxe tras la reunión de la Conferencia de Presidentes. En el comunicado (el lendakari eludió todo contacto con la prensa y abandonó el Senado sin acudir al almuerzo con los Reyes) se explica que la asunción por parte del presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, de que el País Vasco participe de la ampliación presupues- taria extraordinaria que se aprobó ayer- -y que no le correspondería por tener un sistema de finciaciación distinto al del resto de las Comunidades autónomas- -debe resolver de forma automática las discrepancias y el conflicto que sobre el Cupo han mantenido ambas administraciones en los últimos dos años. En el caso del País Vasco, se procederá a la minoración del Cupo en un porcentaje del 6,4 por ciento de modo que pueda afrontar su déficit sanitario a pesar de haber sido, junto con Asturias, la única autonomía que ha perdido pobalción respecto al censo del año 1999. El acuerdo por el que se felicitaba ayer el País Vasco deberá tambén ser ratificado en otro órgano, en su caso en la comisión Mixta del Concierto Económico por ser el legalmente facultadopara que esta manifestación de voluntad política adquiera rango de acuerdo entre ambias administraciones En definitiva, la aplicación de las medidas de carácter económico y financiero se realizarán de acuerdo con el específico sistema de financiación de Concierto Económico que tiene Euskadi Precisamente, el desbloqueo sobre el Cupo vasco fue uno de los asuntos que Rodríguez Zapatero e Ibarretxe debatieron en su reunión del pasado miércoles en Moncloa, de cuya resolución dependía el apoyo del PNV a los Presupuestos Generales para 2006.