Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 11 9 2005 ABC MIGUEL ARTOLA Historiador, miembro de la Real Academia de la Historia Jamás un Estado federal se ha constituido de acuerdo con la doctrina federal TEXTO: TULIO DEMICHELI FOTO: IGNACIO GIL ¿Existe una continuidad histórica entre la Constitución de Cádiz y la de 1978? ¿Qué evolución ha tenido el constitucionalismo español y qué lugar ocupa en la historia moderna de Occidente? ¿Son los nacionalismos vasco y catalán federalistas, como el PSOE y el PSC? MADRID. Miguel Artola pone en claro todas estas cuestiones en El constitucionalismo en la historia (Crítica) libro que enseguida se distribuirá en librerías y en el que hace un repaso del tema, a la vez ameno y minucioso, desde la Revolución Americana hasta el Estado de las Autonomías, un repaso muy oportuno cuando nos enfrentamos con una reforma de los Estatutos cuyo alcance es tan polémico como imprevisible. -Continuamente oímos hablar de federalismo El PSOE es un partido federal en el que se integra el PSC. En los debates que hoy se producen alrededor de la reforma estatutaria parece que se buscara modificar encubiertamente nuestro modelo autonómico- -que informa un Estado unitario- -a otro federal Por su parte, Suiza, Alemania, EE. UU. y las repúblicas hispánicas, se declaran Estados federales sin que haya, en la práctica, confederación alguna... ¿No hay un abismo entre teoría y práctica? -El federalismo es una forma de organizar el poder, un modo de establecer las relaciones de las partes que componen el Estado. Sin embargo, jamás un Estado federal se ha constituido de acuerdo con la doctrina federal. Lo que se llama doctrina federal en EE. UU. no es sino el análisis constitucional del sistema americano, pero no una teoría del Estado federal Si la democracia o la división de poderes tienen un diseño teórico, el federalismo se define en cada caso concreto, pues crea sistemas que no tienen relación entre sí. Está el suizo, cuya nación se proclama Confederación Helvética aunque tal confederación no exista. La Confederación también existió en EE. UU, aunque sólo de forma nominal, pues a continuación de declararla, se suspendió hasta que acabase la Guerra de Secesión. ¿Y qué es una Confederación -Un trato entre Estados soberanos que pactan su integración conservando la soberanía Pues bien, tal cosa no existe. En Suiza, porque hay un poder central y federales sólo son sus sus acuerdos. No existe en ninguna parte... El federalismo ha sido una forma de construir un Estado. Curiosamente, en el caso de EE. UU. los partidarios de la unidad del Estado- -de la Unión, para utilizar sus propias palabras- -utilizaron el nombre de federalistas para que no lo usasen los partidarios de la Confederación los cuales, curiosamente, se convirtieron en... antifederalistas Los unionistas habrían construido un Estado unitario de haber tenido la oportunidad de hacerlo, pero partían de trece Estados ya constituidos en sus Convenciones particulares, los cuales querían integrarse. Así que diseñaron un Estado federal que se caracteriza, ya desde el principio, por su marcado centralismo, a pesar de que subsistan las Asambleas Legislativas de cada uno de ellos y de que redacten sus propios códigos. Pero, cuando se plantearon los primeros conflictos y esos Estados se defendieron reclamando que eran soberanos entonces Marshall (que durante 30 años fue presidente del Tribunal Supremo) concluyó que el poder federal -es decir: el poder central- -prevalece sobre el de los Estados que lo integran. -También Alemania es una República Federal en la que se miran nuestros federalistas -Alemania no se constituyó en Estado hasta el siglo XIX. El Sacro Imperio Romano Germánico no era un Estado aunque tuviera una geografía imponente en los mapas; sólo era una falacia de la cartografía histórica. En el siglo XIX, después de la crisis de las guerras napoleónicas, los alemanes tratan de construir una nueva versión de aquel Sacro Imperio, la Confederación Germánica que tampoco lo era, pues tenía una comisión central compuesta por los embajadores de los reinos componentes... pero en condición de tales embajadores; y con unas reglas para la toma de decisiones que en la práctica bloqueaban todo el sistema. Luego, alrededor de Prusia se creó el Segundo Imperio (II Reich) con la Constitución que cambiaba Confederación por Imperio El país realmente se unifició y centralizó en la época de Hitler. Después de la Segunda Guerra Mundial, para impedir que Alemania reconstruyera su poderío militar, se impuso una Constitución federal, que da importancia capital a los länder en el Reichsrat (su Cámara Alta) -Entre las reformas constitucionales pendientes se encuentra la reorganización de nuestro Senado en una Cámara Territorial -La Constitución de 1978 lo llama Cámara Territorial pero no explica qué es una Cámara Territorial -El Senado norteamericano o el Reichsrat alemán parecen serlo. -En el sistema original norteamericano, los senadores eran elegidos indi- REFORMA DEL SENADO La Cámara Territorial no sé cómo la conciben. El Senado actual es una duplicación del Congreso NACIONALISMO Y FEDERALISMO El Estado orgánico está detrás de los nacionalismos, éstos no tienen relación ninguna con el federalismo Del Antiguo Régimen hasta hoy La obra de Miguel Artola es fundamental para comprender la historia contemporánea de España. Ha estudiado la evolución política desde el siglo XIX, abordando la revolución burguesa, el tránsito del Antiguo Régimen a la sociedad parlamentaria y los fundamentos económicos de la modernidad, sin olvidar temas particulares, como la historia de su ciudad natal y otros de naturaleza varia. Dedicó su discursó de ingreso en la Real Academia de la Historia (1982) a las Declaraciones y derechos del hombre Es doctor honoris causa por las Universidades del País Vasco (1989) y Salamanca (1992) además de haber presidido el Instituto de España entre 1986 y 1994, y ha desarrollado su labor docente en las Universidades de Salamanca, Complutense y Autónoma de Madrid, de cuyo departamento de Historia Contemporánea es profesor emérito. Ha sido distinguido con el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (1991) el Nacional de Historia (1992) y con la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio (1996) rectamente por las Asambleas de los Estados; es decir, por un colectivo minúsculo. A eso se le llamó el Gran Pacto y fue el precio que se tuvo que pagar a cambio del apoyo de los Estados pequeños para aprobar la Constitución y para que se integraran en la Unión. En cuanto a la RFA, a diferencia de la Constitución de Weimar, se ha concedido a los länder un enorme papel institucional, como el de una Cámara Alta, aunque la terminología es muy confusa. El Reichsrat no es, propiamente, una asamblea representativa electiva de los länder en el poder federal, porque ni siquiera los designados están obligados a participar en él (de hecho delegan en expertos) pero tiene un gran poder en la tramitación legislativa, pues el Reichsrat controla al legislativo, con capacidad de bloqueo en la defensa de los intereses particulares de los länder En cuanto a nuestro Senado, en España tenemos la imagen de un poder territorial frente a un poder central y no es eso, pues se trata del problema de cómo se organiza el poder. La Cámara Territorial española no sé cómo la conciben. La actual parece una duplicación del Congreso, una cámara de segunda reflexión y para ser una segunda reflexión resulta algo cara, ¿no? Aunque es una ma-