Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 9 2005 59 Toros FERIA DE VALLADOLID Grave percance de El Juli Plaza de toros de Valladolid. Viernes, 9 de septiembre de 2005. Séptima corrida. Casi lleno. Toros de Núñez del Cuvillo, de pobre presentación; 2 4 y 6 buenos; 5 manejable; 1 manso; 3 inválido. César Rincón, de azul marino y oro. Estocada baja pescuecera (silencio) En el cuarto, tres pinchazos y media caída. Aviso (saludos) David Luguillano, de catafalco y oro. Casi entera caída y atravesada (palmas) En el quinto, dos pinchazos, estocada corta y descabello (leves pitos) El Juli, de nazareno y oro. Estocada y descabello (silencio) En el sexto, estocada baja y trasera (dos orejas) JAVIER LÓPEZ HERNANZ VALLADOLID. El Juli vivió las dos caras de la Fiesta: la del triunfo y la del dolor de la cornada. Pocas temporadas se recuerdan tan sangrientas como la actual. Todas las máximas figuras van cayendo entre los pitones de los toros, mientras determinada prensa, a tomatazo limpio contra la Fiesta Nacional, cuestiona la autenticidad y el riesgo de este espectáculo en el que se ve de cerca la cara a la muerte. Sucedió en el sexto, cuando El Juli intentaba levantar una tarde de escaso brillo. En el desplante, finalizada una de las últimas series, perdió unos instantes la cara del toro y éste le prendió por el muslo derecho en un golpe seco y certero. Los peones le hicieron un torniquete y consiguió matar al toro con ostensible gesto de dolor. Tras dejar la estocada y casi sin poder mantenerse en pie, fue llevado rápidamente a la enfermería, donde se le operó, pasando posteriormente a una clínica privada. El toro lo remató de descabello César Rincón. Antes, El Juli, había sacado su raza de figura en una labor entonada que principió en los medios sin probaturas. Las series más hilvanadas vinieron a derechas, pero los mejores mule- Cayetano triunfa en Ronda, donde hoy reaparece El Cid ABC RONDA (MÁLAGA) Cayetano cortó tres orejas en la novillada celebrada ayer en Ronda, en una tarde en la que sus compañeros de cartel, Chiqui de Ronda y Javier Avilés, fueron ovacionados. Se lidiaron novillos de Juan Pedro Domecq, desiguales. En esta misma plaza reaparece hoy El Cid, en la tradicional Corrida Goyesca, tan sólo seis días después de la grave luxación de codo derecho que sufrió el pasado domingo en Mérida. El diestro de Salteras, que regresa a los ruedos en tiempo récord de manos del doctor Ángel Villamor- -quien también viajará hoy a Ronda- toreará con un vendaje extensivo para proteger el codo y con los puntos aún de la cornada de la zona rectal. Más información en Los sábados de ABC Arganda del Rey (Madrid) Emilio de Justo y Talavante destacan El pitón se hunde en el muslo de El Juli, que sufrió una cornada de 20 centímetros tazos los dibujó con la zurda. Intercaló ambos pitones, tiró de variedad con afarolados y circulares y cuando la faena cogía vuelo sucedió la cornada. Se le otorgaron las dos orejas- -que paseó su cuadrilla- -como premio a su hombría. La faena al tercero consistió en intentar que el nuñezdelcuvillo no rodara por los suelos. Muletazos a media altura, sin relieve y emoción por culpa de la invalidez de un astado que debió ser devuelto. César Rincón reaparecía en Valladolid después del percance de San Sebastián de los Reyes. Se mostró desconfiado en el primero y centrado en el cuarto. El que abrió plaza no le gustó desde el inicio y, aunque el toro resultó desluHERAS cido, el colombiano tomó demasiadas precauciones. Al otro le realizó una faena a menos con bellos pasajes por el alegre tranco del toro y los excelentes muletazos de Rincón. Pinchó y perdió el trofeo. David Luguillano, que sustituía a El Cid, no tuvo su tarde. El buen segundo se le fue en probaturas y al soso quinto lo pasó sobre ambos pitones en una labor sin asentamiento ni relieve. Parte facultativo: Julián López El Juli sufrió una cornada en el tercio inferior del muslo derecho que separa y diseca el vasto interno del recto anterior del cuádriceps con una trayectoria de veinte centímetros. Pronóstico grave MUNDOTORO. Novillos de Torrestrella. Joselito Ortega, silencio en ambos. Emilio de Justo, oreja y vuelta tras petición. Alejandro Talavante, saludos tras aviso y oreja. Miguelturra (Ciudad Real) Uceda corta cuatro orejas Toros de Lagunajanda. Conde, oreja y silencio, Uceda, cuatro orejas. L. M. Vázquez, ovación en ambos. Monóvar (Alicante) Éxito de Liria y Encabo Toros de Carriquiri. Liria, silencio y dos orejas. El Califa, oreja y palmas. Encabo, oreja y oreja. Navalcarnero (Madrid) Fundi y Robleño puntúan Toros deslucidos y toreros apáticos en la apertura de la Feria de Murcia BLAS DE PEÑAS MURCIA. La corrida de la prensa que inauguraba ayer la Feria de Murcia no pasará a la historia. Los toros no sirvieron y los toreros estuvieron apáticos, sin ganas y sin recursos frente a unos toros complicados. La corrida del Marqués de Domecq resultó descastada e imposible para el lucimiento, aunque Alfonso Romero y El Capea pasearon el anillo. Éste fue el balance de la terna: Alfonso Romero, vuelta al ruedo tras petición y silencio; Eduardo Gallo, ovación y silencio, y El Capea, vuelta al ruedo tras petición y silencio. La plaza registró algo menos de media entrada. FERIA DE ALBACETE El temple de Andrés González SÁNCHEZ ROBLES ALBACETE. La segunda del abono de la Feria de Albacete transcurría con poca historia hasta el penúltimo acto de su desarrollo, es decir, el novillo quinto, un dechado de nobleza y calidad en sus embestidas, que se encontró con Andrés González, un torero entregado, con claridad de ideas y sobre todo utilizando lo que requerían los astados de Los Chospes: el temple. Otro González de Albacete con esa virtud. Además, este utrero marcó la excepción de sus hermanos de camada lidiados y, aunque justo de fuerzas, no se cayó, el preocupante problema que tuvo el serio, irreprochable de presencia y cargado de kilos, encierro de Los Chospes. De no haber tenido esta dificultad y con menos peso, el juego de los novillos habría tenido más nivel. Inauguración del coso. Toros de Antonio San Román. Esplá, silencio y saludos. El Fundi, saludos y oreja. Robleño, silencio y oreja. Así, se sucedían los hechos, con el añadido de que el tercer novillo, el más inválido del conjunto, fue devuelto a los corrales. Pero la tarde y los espectadores, que llenaban media plaza, despertaron con la notable faena de Andrés González al buen quinto. Comenzó la faena de rodillas, con claridad de ideas y templado, para luego sacar a su colaborador oponente a los medios, distanciándose mucho, para citar de lejos adelantando la muleta. Fue una pena que no rubricase su labor con los aceros. Hubo petición minoritaria y dio una vuelta al ruedo. En su primero, fue silenciado tras recibir un aviso. Raúl Izquierdo anduvo dispuesto en su debut con picadores. Silencio y vuelta al ruedo fue su balance. Javier Benjumea tuvo una tarde gris en dos faenas silenciadas.