Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 9 2005 Cultura 55 Ismail Kadaré rechaza la idea del escritor como mago capaz de augurar el futuro El autor visitó el Festival de Literatura de Berlín para leer un pasaje de su última novela, El año negro b El escritor albanés niega la cali- dad visionaria de la escritura, recuerda la tristeza que le produjo su primera lectura del Quijote y ve con optimismo el futuro de los Balcanes GUILLEM SANS. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. Ismail Kadaré (Argirocastro, Albania, 1936) no es exactamente huraño, pero sí retraído y de sonrisa difícil. Prisionero de su papel en el régimen comunista y al mismo tiempo portador de esperanza para los intelectuales disidentes de su país, como ha escrito el diario alemán Süddeutsche Zeitung Kadaré es para algunos una especie de Václav Havel albano, con la diferencia de que si el escritor checo participó activamente en el desarrollo democrático de su país tras la caída del telón de acero, él escogió en 1990 la vía del exilio, a París, dos meses antes del fin del socialismo real. Los libros de este firme aspirante al Nobel, al que aún persigue la ambigüedad de su papel en el régimen comunista de Enver Hodja, están poblados de batallas, reales e imaginarias, de mitos y leyendas de los pueblos balcánicos y de abstracciones de superestados como el Imperio Otomano y la Unión Soviética. Ha acudido al Festival de Literatura que se celebra estos días en Berlín para leer un pasaje de su última novela, El año negro más corto de lo previsto por los organizadores a causa de sus dificultades de visión. muerto (1961) a menudo se ve al escritor como a un mago capaz de augurar el futuro. Bien, no es así. El escritor va repitiendo historias de los pueblos. Yo, personalmente, no he previsto nada. Es el tipo de literatura que hago el que tiende a prever algunas cosas. No pertenezco a ninguna secta mágica Igual de falta de sentido que al mexicano debió de parecerle a Kadaré otra doctrina de estos tiempos, la de la lucha de civilizaciones denominación que desde luego no puede aplicarse a las matanzas de los Balcanes en los años noventa, a las que él se ha referido en libros como Tres cantos fúnebres para Kosovo (1999) como demuestra la voluntad común de esos países de perseverar en su integración europea. Es la primera vez en la historia de los Balcanes, donde ha habido tantas doctrinas e ideas diferentes, que se desarrolla una idea común y hay un deseo común de ingresar en la UE. Y es una idea que no sólo propagan los gobiernos y las elites de esos países, sino que también comparten las poblaciones cree. Unidad europea Esa integración es imprescindible para completar la unidad del continente: Seguramente Europa ha descuidado a los Balcanes, a pesar de haber sido varias veces un punto caliente en su historia. En Europa hay tres penínsu- Ismail Kadaré, en el Festival de Literatura de Berlín las importantes. La ibérica, la de Don Quijote, el vínculo con América. Luego la de los Apeninos, con toda la cultu- PATRICIA SEVILLA ra clásica. Y luego la balcánica. Europa no puede permitirse descuidar estas tres penínsulas Lector del Quijote El certamen se abrió con un discurso del mexicano Carlos Fuentes, una arrebatada defensa de la novela como lugar común de la libertad en contraposición a los dogmas y las ideologías, explicada en el ejemplo del Quijote. Ismail Kadaré recordó en una conversación con este diario su primera experiencia como lector del ingenioso hidalgo: Lo leí por primera vez cuando tenía 14 años. Al terminarlo, me sentí triste y decepcionado. A esa edad, yo deseaba que el protagonista ganara sus batallas, pero siempre las perdía. Era un héroe literario muy popular. Yo siempre esperaba que las cosas fueran mejorando, pero no sucedía. Es un héroe imaginario, y como tal, es parte de la realidad La disertación de Fuentes contenía un rechazo abierto de las doctrinas del fin de la historia y de la lucha de civilizaciones y Kadaré vino a adherirse a él casi sin darse cuenta: Hoy se habla mucho de la globalización y se tiende a afirmar que todos los acontecimientos estaban previstos criticó. Para el autor de El general del ejército Las figuras de la danza española se reúnen en Tokio Varias de las más destacadas figuras de la danza española participaron ayer en una gala celebrada en Japón dentro de las actividades de la Sociedad Española de Exposiciones Internacionales (SEEI) y del Pabellón español de la Expo de Aichi. Artistas como Tamara Rojo (en la imagen, en las Isadora dances Igor Yebra, Ángel Corella, José Carlos Martínez, Lola Greco, Ana Laguna, Laura Hormigón, Goyo Montero o Mayte Bajo se unieron en el Forum Internacional de la capital nipona para mostrar el excelente nivel de los bailarines en nuestro país. EFE