Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad SÁBADO 10 9 2005 ABC Salud CARDIOLOGÍA PROFESIÓN Confirman que la obesidad eleva el riesgo de embolia pulmonar ABC MADRID. La obesidad siempre ha sido considerada un factor de riesgo en el embolismo pulmonar. Ahora una investigación estadounidense, publicada en JAMA, la revista de la Asociación Médica Americana, arroja un poco más de luz a la relación entre ambas enfermedades. El estudio, que analizó los historiales de varios pacientes americanos, concluyó que la obesidad es un factor de riesgo para la tromboembolia venosa, tanto en hombres como en mujeres, sobre todo para aquellos de menos de cuarenta años. Las mujeres obesas presentaron un mayor riesgo relativo de padecer trombosis venosa profunda. El doctor Paul D. Stein, uno de los artífices del estudio, asegura que ya no hay lugar para la duda. Ahora conocemos con seguridad que el exceso de peso es un factor de riesgo. Un paciente obeso debe alertarnos para evitar un problema que puede ser letal y tan frecuente como el tromboembolismo. Los turnos intensos de trabajo producen en los médicos efectos similares al alcohol Un estudio entre residentes compara el cansancio con tomar tres copas médicos residentes se ven obligados a soportar jornadas continuadas que superan las 30 horas, según la Organización Médica Colegial N. R. C. MADRID. ¿Pondría su salud en manos de un médico que ha bebido? Seguramente no, aunque puede que alguna vez haya dependido de sanitarios con sus facultades mermadas por jornadas de trabajo exhaustas. Un estudio que aparece esta semana en JAMA, la revista de la Asociación Médica Americana, asegura que los turnos interminables habituales entre los médicos residentes producen efectos similares a los de tomar alcohol. Los médicos de la Universidad de Michigan que han publicado este trabajo estudiaron el comportamiento de 34 médicos residentes (18 mujeres y 16 varones) con una media de edad de 28,7 años. El seguimiento se hizo en jornadas más ligeras de trabajo con 44 horas b En España, los laborables a la semana y en semanas más intensas con 80 horas de media laboral y noches sin dormir por las guardias. El resultado demostró que durante las rotaciones más duras, la concentración de los profesionales se reducía como si hubieran bebido tres o cuatro bebidas alcohólicas. Más accidentes y más errores No es la primera vez que una investigación llama la atención sobre el cansancio al que están sometidos los médicos durante su residencia o entrenamiento en los hospitales. Otros trabajos habían demostrado que cometían hasta un 50 por ciento más de equivocaciones o incurrían en más errores serios en cuidados críticos si se les comparaba con otros profesionales sanitarios que tenían mayor oportunidad de descansar. También se ha visto una mayor tasa de accidentes de tráfico entre los médicos residentes que en los facultativos que ya habían terminado su formación. En los hospitales españoles la situación no es muy diferente a la de Esta- dos Unidos. Muchos de los residentes se ven obligados a soportar jornadas continuadas de trabajo que superan las 30 horas. Y esa situación no es puntual, ocurre de forma sistemática. Me pregunto si alguien subiría tranquilo a un avión con un piloto que llevara 24 horas ininterrumpidas de vuelo. Pues en ocasiones, residentes con sus capacidades mermadas por el sueño y el cansancio deben tomar decisiones que también pueden poner en riesgo vidas advierte José Manuel Esteban Sobreviela, vocal de Médicos Postgraduados de la Organización Médica Colegial. La regulación laboral ampara a los residentes: tras una guardia de 24 horas, un médico debería descansar. Sin embargo, existen fórmulas sutiles y hasta elegantes para que los residentes se salten ese descanso apunta José Manuel Esteban: Si al día siguiente de la guardia, toca quirófano, sería un pecado que un residente desperdiciara la posibilidad de practicar para irse a su casa a dormir. Podría acabar con las posibilidades de conseguir un contrato