Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 9 2005 31 El pabellón Madrid Arena se estrena hoy en la Casa de Campo tras cuatro años de obras Una tríada china hacinaba a mujeres en pisos para prostituirlas en el extranjero Los vecinos de Cuzco y Capitán Haya están cada vez más preocupados; aunque la situación no es tan extrema como hasta hace cuatro años, temen que el repunte de prostitutas en el barrio no sea más que el principio de una nueva invasión Las ves practicando sexo dentro de los coches en plena calle TEXTO: C. HIDALGO FOTO: DANIEL G. LÓPEZ JULIÁN DE DOMINGO ciliar dos realidades: velar por los derechos humanos de las prostitutas pero también por la convivencia de los vecinos Mihura, una de las madres del Plan contra la Esclavitud Sexual puesto en marcha la primavera del año pasado, no cree que haya un aumento de las mujeres prostitutas en la zona de Capitán Haya. Tampoco quiere oír hablar de fracaso del plan: Si la ciudadanía conociese lo que hay detrás de la prostitución, habría menos clientes Por ello, aboga por un cambio de mentalidad y apostilla que el Plan contra la Esclavitud Sexual también está funcionando en Capitán Haya, Marconi, la calle del Desengaño y en la Casa de Campo. No hay que olvidar- -termina- -que hablamos de seres humanos MADRID. Los vecinos del entorno de Cuzco, Capitán Haya y el tramo colindante del paseo de la Castellana están cada vez más preocupados. Desde hace unos meses, dicen, están volviendo a ver prostitutas por el barrio. Han contabilizado, al menos, una treintena, pero temen que la cosa vaya a mayores, muy especialmente, tras el cierre al tráfico de la colonia Marconi durante las noches. La situación, sin embargo, dista bastante de la que vivieron hasta hace cuatro años, cuando tuvieron que salir a la calle portando pancartas y cortando La Castellana. En aquella época, eran unas doscientas. Hace un año, prácticamente, no había. Ahora vuelven a venir comenta Javier Pereira, portero del número 167 del paseo de la Castellana. Un vecino de la zona recuerda: La otra noche, sobre las doce y media, volvía a casa de una cena, y había seis o siete de estas mujeres en la misma puerta. No me atreví a dejar el coche fuera, como suelo hacer, por miedo a que me lo rayasen, como ya ha ocurrido otras veces Porque, independientemente de los problemas evidentes que se derivan de la prostitución, son otras muchas las molestias que se les adhieren. Las chicas que frecuentan la zona ahora son, sobre todo, del Este de Europa, y no africanas como antes. Y menos ruidosas- -apuntan los vecinos- pero siguen dejando los preservativos por ahí tirados, se cambian de ropa en medio de la acera... Incluso las ves practicando sexo dentro de los coches, en plena calle y a poquísimos metros de las viviendas En alguna ocasión, los vecinos les han recriminado la situación. Pero no puedes hacer nada dicen. Ha habido agresio- En Marconi, como en Capitán Haya, las prostitutas también ejercen en pleno día nes. Como aquella vez que no dejaban pasar a un taxista con su coche y le amenazaron con un ladrillo. Ante tal panorama, muchos vecinos ven muy positivos los controles policiales que, desde principios de mes, está realizando el Ayuntamiento las noches, desde los jueves a los domingos. También aquellos que los han sufrido como José Luis Menéndez, residente del número 56 de la calle del Capitán Haya. Son bastante exhaustivos y, la verdad, el sábado por la noche de la semana pasada no había ni una mujer afirma. Pese a todo, si la situación continúa degenerándose, no se descartan nuevas presiones y protestas vecinales durante este otoño. El debate está en la calle, nunca mejor dicho.