Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 10 9 2005 ABC Nacional Foto de familia de la primera Conferencia de Presidentes, que se celebró en el Senado el 28 de octubre del año pasado El PP negociará la sanidad sólo sobre la base de su propuesta, aunque escuchará a Zapatero El jefe del Ejecutivo confía en soluciones intermedias que impidan el fracaso de la Conferencia aumentar la aportación presupuestaria para llegar a unos 1.200 ó 1.400 millones bianuales, muy lejos de la petición de los populares M. MARIN C. DE LA HOZ MADRID. Pese al barullo que ha rodeado en los últimos días la antesala de la segunda Conferencia de Presidentes autonómicos, el PP anunció ayer que defenderá su propuesta sobre financiación sanitaria por ser la única que está encima de la mesa, aunque escuchará lo que tenga que decir el jefe del Ejecutivo según acordaron los presidentes populares de Comunidad, que se reunieron por espacio de hora y cuarto (con la única ausencia de Jaume Matas) en la sede nacional del partido y, posteriormente, cenaron en el edificio de Correos de la Puerta del Sol. A pesar de esta actitud más contemb El Gobierno baraja porizadora, no se ahorró en críticas a José Luis Rodríguez Zapatero por no haber cumplido su compromiso de presentar una propuesta oficial, lo que fue interpretado como una falta de respeto a los presidentes autonómicos, que hoy acuden a ciegas a la Conferencia. Los populares querían copnocer de antemano la propuesta económica del Gobierno, cifra en donde está la clave que puede posibilitar un acuerdo o certificar el fracaso de la Conferencia. La responsable de Política Autonómica del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, puntualizó que el cálculo de los 1.800 millones de euros anuales que su partido exige es fruto de los estudios de los expertos tiene un fundamento técnico claro y está ajustado a las necesidades del futuro Así, añadió que al ser la única cifra que está sobre la mesa, espera que sea la que suscite el acuerdo en el seno de la Conferencia. Los populares están dispuestos, en to- do caso, a revisar a la baja su estimación, pero sólo darían por bueno un acuerdo que se acercara a esa cifra. Fue el consejero de Economía de la Generalitat valenciana, Gerardo Camps, el más duro a la hora de hacer una previsión de la Conferencia. Así, advirtió por la mañana que las autonomías gobernadas por el PP no aceptarían la propuesta del Gobierno sea cual sea si no la presentaba a lo largo del día ayer, cosa que no ocurrió. Sin embargo, fuentes autonómicas del PP admiten que les vendría bien cualquier desembolso del Estado, pero si dicha aportación no sirve para tapar el agujero sanitario no se cierra el de- Moncloa descarta que el PP renuncie al desembolso del Estado por intereses partidistas bate porque el problema persiste El Gobierno confía en que habrá soluciones intermedias para conseguir un acuerdo, aunque en última instancia sea básico o de mínimos, para paliar el déficit de la gestión de la sanidad, calculado ya en unos 7.000 millones de euros. Si bien el Ejecutivo y las Comunidades acercaron posturas el miércoles durante la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, lo cierto es que la reunión de hoy, que presidirá el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se presenta abierta y con ciertas dosis de incertidumbre porque en las últimas horas unos y otros han seguido mirándose de reojo y ultimando estrategias. El Ejecutivo, que ha tenido que bregar a fondo en un intenso debate interno para conseguir el aval de sus propias autonomías- -más que reacias, por ejemplo, a subir el impuesto sobre electricidad- sabe que las Comunidades del PP no van a regalar un éxito