Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 9 2005 Madrid 33 Desde que comenzaron las obras del Circo Estable, los vecinos de los edificios anexos han visto cómo sus paredes se han ido resquebrajando. Hoy temen por sus casas y por su vida Mi habitación tiene once puntales, es inhabitable TEXTO: HENAR DÍAZ FOTO: JAVIER PRIETO MADRID. Peligro, derrumbe reza un cartel en una señal de peligro que sella una de las múltiples grietas que recorren las paredes de uno de los pisos de la calle José Antonio Armona. La vivienda en cuestión es el sexto C en el número 12. Este inmueble- -con 40 viviendas- -es el más afectado por las obras del Circo Estable. Sus dueños, Jorge Pascual y familia, ya no viven allí. Las grandes grietas que se abrieron en el suelo de la vivienda les obligaron a realojarse en un piso de la calle Embajadores. Pero no están solos. Tras ellos tuvieron que irse otros seis vecinos, los inquilinos de los seis pisos de una misma letra cuyas viviendas lindan pared con pared con las oficinas del Circo Estable. Charo será la siguiente en irse. Lo hará a finales del mes de septiembre. Las cajas esperan en un pasillo completamente apuntalado. Su hijo Antonio lleva dos años viviendo en el comedor ante la imposibilidad de utilizar su dor- mitorio: Mi habitación tiene once puntales. Es inhabitable Aunque el 12 es el inmueble más afectado también sufren desperfectos los números 4, 6, 8 y 10. Pendientes aún del expediente de responsabilidad patrimonial que dictaminará las causas, los afectados están convencidos de que los desperfectos de sus viviendas se deben a las obras del Circo, ya que según dicen, los pisos pasaron sin ningún problema la Inspección Técnica en el 2001, año en el que comenzaron las obras. Más de tres años después, los vecinos siguen viviendo entre tabiques y ventanas apuntaladas. Desesperados, reclaman una solución. Una de las vecinas afectadas muestra el estado de su vivienda ron un calendario para realizar las pruebas de calicatas de las fincas afectadas. El día 15 los técnicos volverán a entrar al edificio para la prospección de suelo y subsuelo que determine la procedencia de los movimientos y el grado de afección de los cimientos. Por su parte, la concejala socialista Trinidad Jiménez, volvió a reiterar ayer su apoyo a los vecinos afectados: Es una vergüenza que unas obras municipales hayan afectado a las viviendas de personas que llevaban residiendo allí durante cuarenta años señaló. Acceden a la inspección Ayer pasaron por el inmueble los técnicos municipales. Pese a la inicial negativa de los propietarios que exigieron durante la inspección la presencia de un director facultativo que garantizara su seguridad, finalmente acorda-