Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 9 2005 Internacional 27 La sombra de los atentados del 11- M planea sobre las elecciones de Japón La oposición anuncia que retirará las tropas de Irak si gana los comicios PABLO M. DÍEZ. ENVIADO ESPECIAL TOKIO. El próximo domingo, mientras el mundo recuerda el cuarto aniversario de los ataques terroristas contra Nueva York y Washington, los japoneses están llamados a las urnas en unos comicios trascendentales para el país y que ya se han convertido en un plebiscito de las reformas anunciadas por el primer ministro, Junichiro Koizumi. Sin embargo, parece que la situación no ha cambiado tanto desde aquel aciago día que hizo temblar al planeta. La campaña electoral para esta votación se desarrolla bajo unas fuertes medidas de seguridad, debido a la creciente amenaza islamista que sufre Asia, recientemente desvelada por un juez francés y que podría golpear a Japón por su apoyo a Estados Unidos en la guerra de Irak. La participación en el conflicto será uno de los ejes del debate político, puesto que Katsuya Okada, el líder de la principal fuerza opositora- -el Partido Democrático de Japón (PDJ) ya ha anunciado que retirará las tropas niponas de aquel país si resulta elegido primer ministro. Debido a las similitudes con las últimas elecciones generales españolas, sobre los comicios en la isla planea la sombra del 11- M. Para evitar que una tragedia así vuelva a repetirse, Tokio vive estos días en estado de máxima alerta, con la Policía vigilando constantemente su futurista y gigantesca red de transportes públicos, en especial las estaciones de metro y de trenes urbanos. Las alarmas se han disparado varias veces esta semana, con amenazas de bomba dirigidas contra hospitales universitarios de la ciudad. Sin embargo, dichos avisos no parecen provenir de ningún grupo integrista ligado a Al Qaida, sino de algún aspirante que no ha sido admitido para estudiar en dichos centros y que protesta de esta manera tan macabra contra la falta de plazas disponibles. mo de Japón, suavizaría las relaciones diplomáticas con China y propiciaría la revisión del sistema de pensiones, seriamente amenazado por el envejecimiento de la sociedad nipona. A pesar de su constante progreso ascendente, el principal grupo de la oposición se encuentra 20 puntos por debajo del apoyo del 43 por ciento que reci- be el PLD, según las últimas encuestas. Sin embargo, habrá que esperar al domingo para conocer el resultado final, porque más del 75 por ciento de los electores tiene intención, al menos en principio, de ir a votar en estos comicios, en los que 1.130 candidatos se han registrado para ocupar los 480 escaños del Parlamento. Junichiro Koizumi Impopular privatización Junto a la retirada de las tropas, la principal diferencia de la oposición con respecto a la coalición que lidera el primer ministro Junichiro Koizumi, y que engloba al Partido Liberal Democrático (PLD) y al grupo Nuevo Komeito, se basa en los planes del Gobierno para privatizar el servicio de Correos, que también actúa como una gran caja de ahorros con 270.000 empleados. De hecho, el rechazo del Senado a este controvertido programa, que crearía el mayor banco del mundo pero también costaría miles de puestos de trabajo, obligó a Koizumi a adelantar las elecciones el pasado 8 de agosto. Por primera vez en medio siglo, y tras un pequeño intervalo en la oposición a mediados de los noventa, el PLD podría perder su hegemonía política. Como consecuencia, un cambio de Gobierno frenaría el creciente militaris-