Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional VIERNES 9 9 2005 ABC De la Vega dice que abrirá la próxima semana con Rajoy una vía de diálogo M. M. C. H. MADRID. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció ayer que la próxima semana se pondrá en contacto con el líder del PP, Mariano Rajoy, para impulsar un marco estable de diálogo, tal y como se comprometió el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en la reunión que mantuvo con Rajoy el pasado lunes. Salvo las cuestiones referidas a la lucha antiterrorista, -que quiere llevar Zapatero en persona- la interlocución con De la Vega abordará cuestiones referidas al modelo territorial y política exterior, además de otros temas de Estado como la Educación. En la sede del primer partido de la oposición el escepticismo en torno a esta propuesta es tan evidente que su responsable de Política Autonómica, Soraya Sáenz de Santamaría, comentó que el diálogo no es un fin en sí mismo, sino un instrumento para llegar a acuerdos y es, en este punto, donde consideran que la oferta del presidente del Gobierno tiene trampa ya que prefiere- -alega- -llegar a acuerdos con el señor Ibarretxe Al Gobierno le interesa escenificar más el diálogo que el diálogo en sí indicó Sáenz de Santamaría para agregar a continuación que si la voluntad de diálogo es clara tiene que tener un fin Además, comentó que si se quiere insistir en mantener esa imagen de diálogo con el primer partido de la oposición, los ciudadanos van a empezar a demandar frutos del mismo El PP quiere forzar a Zapatero a que revele hoy su propuesta sanitaria Amenaza con una protesta de sus presidentes autonómicos en la Conferencia b Los populares están convenci- dos de que el jefe del Ejecutivo obligará a Solbes a elevar por encima de su previsión la partida presupuestaria para las Comunidades CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Nada de conejos saliendo de la chistera presupuestaria en el último momento. El PP quiere que el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, remita hoy a cada Comunidad la propuesta definitiva del Ejecutivo para hacer frente al déficit sanitario y especifique la partida presupuestaria que el Estado está dispuesto a aportar, después de que Pedro Solbes haya expresado su disposición a aumentar la cantidad inicial de 1.000 millones de euros en dos años. Los populares intentan abortar cualquier tipo de maniobra o golpe de efecto durante la Conferencia de Presidentes, que se celebra mañana, y que se prevé bronca a tenor de las manifestaciones que hizo ayer el secretario de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, al afirmar que pedimos responsabilidad al Gobierno y no convertir en un juego de niños un tema tan importante como el de la Sanidad Sorprendería que el presidente llevara allí, por sorpresa, una propuesta alegó en su caso la responsable de Política Autonómica, Soraya Sáenz de Santamaría. ¿Qué pasará si no llega esa propuesta antes de que se reúna la Conferencia? Es algo inconcebible. el espectáculo sería de república bananera afir- Arias Cañete y Sáenz de Santamaría, ayer en la sede del PP mó Arias Cañete, que negó en todo caso el riesgo de un plante porque el PP, dijo, es un partido serio Pondríamos la situación de manifiesto y expresaríamos la imposibilidad de que los presidentes autonómicos se manifestasen de inmediato ante una propuesta nueva agregó en lo que puede considerarse un vaticinio de fracaso de la reunión de presidentes. Además, recordó que es el Consejo de Política Fiscal y Financiera el órgano competente para decidir sobre estas cuestiones, lo que supone que cualquier decisión debería volver de nuevo a este órgano. Respecto a los 1.800 millones de euros anuales que el PP ha puesto enci- PACO GARCÍA ma de la mesa, Arias Cañete defendió que su estimación no es aleatoria y que si lo que se quiere hacer es financiar en igualdad de condiciones la sanidad, es necesaria esa cuantía. En todo caso, en el PP están convencidos de que el deseo presidencial de que la Conferencia sea un éxito aflojará el bolsillo presupuestario del Estado. Ellos, a cambio, están dispuestos a rebajar su petición de 1.800 millones y muchas Comunidades populares están inclinadas a aceptar un pacto económico- bienvenido sea el dinero señalaron a ABC fuentes- -siempre y cuando el Gobierno central no pretenda marcarles su política fiscal.