Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional VIERNES 9 9 2005 ABC ESPERANZA AGUIRRE Presidenta de la Comunidad de Madrid Zapatero tiene prohibido pactar con Rajoy, bajo pena de perder Cataluña Aguirre acude al pacto PSOE- ERC para explicar por qué fracasó el encuentro de Moncloa. Para ella, por muchas llamadas que haga el presidente, el acuerdo es imposible TEXTO: MANUEL ERICE FOTO: ERNESTO AGUDO MADRID. Hierro y seda. Con estos materiales, que combina con elegancia femenina, Esperanza Aguirre forja un discurso firme, aun a riesgo de que le incluyan entre las duras del PP. Eso son cosas de Pepiño Blanco sonríe. La presidenta de la Comunidad de Madrid está preocupada, no tanto por la unidad de España como por la soberanía nacional, que es algo que a la gente le suena a abstracto, pero de la que dependen nuestros derechos y libertades, y es que la decisión sobre cualquier territorio español es de todos los españoles Así de sencillo. -Presidenta, el curso político arranca con otro fracaso en el entendimiento entre los dos grandes partidos. ¿Qué puede suponer esto para los temas de Estado? -En toda la democracia, siempre hemos pactado el PP y el PSOE, al margen de quién gobernase, los grandes asuntos de Estado. Lo que ocurre ahora es que es imposible que se alcance ningún pacto porque el Partido Socialista lo tiene expresamente prohibido por la cláusula de exclusión del tripartito, que dice textualmente: Ninguno de los firmantes de este pacto podrá llegar a acuerdos de gobierno con el Partido Popular, ni tampoco a acuerdos parlamentarios Es decir, que aunque Zapatero quisiera llegar a acuerdos con Rajoy, lo tiene prohibido bajo pena de perder el gobierno de Cataluña. -Entonces, a su juicio, la llamada del presidente del Gobierno a Ra- joy, ¿sólo pretende cumplir con las formas? -La iniciativa del presidente del Gobierno es mostrar su talante dialogante para dialogar sobre la necesidad de dialogar. Pero, para llegar a acuerdos con el PP, mientras no rompa el tripartito, está imposibilitado. ¿Qué les transmitió Rajoy sobre la entrevista en La Moncloa? -El presidente del partido nos transmitió que no había logrado poner en claro para qué se le había convocado. Cuando un presidente del Gobierno te convoca, se supone que es para algo. El presidente del partido le transmitió sus inquietudes sobre los grandes asuntos (territorial, pacto antiterrorista... y salvo en educación, en el que al parecer habría algún diálogo, en todos los demás, no tuvo ninguna noticia positiva... Salvo que Zapatero cree que se ha acabado el terrorismo. Pero no parece que si eso ocurre, vaya a ser gratuitamente. -Y en ese contexto de gran distancia entre PP y PSOE... -No, no. Si no se trata de distancia, es que hay una imposibilidad manifiesta de acuerdos. -Bueno, pues en ese contexto, la Conferencia de Presidentes de mañana sobre el modelo de financiación de la sanidad, ¿puede ser un espejo de esa falta de consenso? -Yo creo que son cosas totalmente distintas. En octubre, en la anterior Conferencia de Presidentes (por cierto, un Esperanza Aguirre, en la sala de reuniones del Consejo de Gobierno madrileño El presidente muestra su talante dialogante para dialogar sobre la necesidad de dialogar. Pero de acuerdos, nada Zapatero cree que ha acabado el terrorismo, pero no parece que eso, si ocurre, vaya a ser gratuitamente organismo alegal del que no se conoce su funcionamiento, el procedimiento del debate, el orden del día... se acordó hacer un estudio sobre los problemas que el incremento del gasto sanitario tenía en España. Quiero recordar que fui yo la primera que propuso al El PP tiene que renovar a fondo sus mensajes -Usted y Ruiz- Gallardón viven ahora una relación cordial... -Es increíble lo que hace ir a comer a un restaurante. Yo siempre he tenido una relación cordial con el alcalde de Madrid. -No me dirá que no han tenido discrepancias públicas. -No, no. Yo tuve la decisión de presentarme a la presidencia del partido en Madrid y él, la de que yo no lo fuera. Pero en los asuntos fundamentales, como los territoriales, la soberanía nacional. en todos estamos de acuerdo. ¿Va a repetir como candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid? -Sí, si así lo deciden los órganos del partido. ¿Ha hablado de ello con Rajoy? -Me preocupo y me afano por cumplir el programa en esta legislatura. ¿Qué tiene que hacer el PP para ganar las próximas elecciones generales: centrar su discurso, incorporar savia nueva. -El Partido Popular protagonizó una gran renovación de programas, de ideas, de discursos, en el Congreso de Sevilla, en 1990. Desde entonces, se han ido haciendo congresos, programas electorales, pero no una renovación a fondo de los proyectos y mensajes. Y eso es lo que el presidente Rajoy está proponiendo. La sociedad cambia, evoluciona. Nuestros principios son básicos. La libertad y el bienestar de los ciudadanos es la base, pero a partir de ahí hay que renovar a fondo los mensajes. presidente un acuerdo nacional sobre sanidad, al estilo del Pacto de Toledo, que logró quitar las pensiones de la trifulca política. De una de las comisiones que se crearon ha salido la propuesta del Gobierno de financiar la sanidad de las autonomías por la vía de subir impuestos. Nosotros, en nuestra alternativa, ya hemos dicho que nuestro compromiso es no subir los impuestos. Estamos abiertos a cualquier propuesta, pero no a subir los impuestos. -Para el PSOE, subir los del alcohol y el tabaco es positivo... -En mi opinión, subir impuestos es siempre negativo, nefasto para la economía de un país o de un territorio. ¿Incluso aunque su partido utilizara la subida de impuestos especiales para fines sociales? -Incluso en ese caso. -Y, tras la contrapuesta del PP y la intención del Gobierno de incrementar el dinero, ¿qué esperan que les vuelva a plantear para alcanzar mañana un acuerdo sobre sanidad? -Como he dicho antes, no es sólo cuestión de dinero. Hacen falta medidas estructurales para controlar el gasto. Pero, dicho esto, a nosotros no nos parece aceptable que no se atienda nuestra demanda, cuando el sistema vigente prevé que cuando haya un aumento de población importante- -como el que ha habido, por ejemplo, en Madrid- se tenga en cuenta para un nuevo aumento de la financiación. -En su papel de liderazgo político, de contrapeso desde Madrid, en plena polémica territorial, ¿cómo contempla las reformas abiertas por el Gobierno y sus socios?