Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 9 2005 95 EL MESTIZAJE DEL TEJIDO Rayas con estampados, lunares con colores lisos, volantes con tableados... No hay reglas a la hora de combinar. La mezcla está servida LA MACETA POR MONTERA Propuestas está habiendo para todos los gustos. ¿Lo último sobre la pasarela? Llevar una maceta como tocado. Quizá lo próximo sea una regadera FLOWER- POWER Regresa el poder de las flores para convertir nuestro armario en un jardín en primavera. Estampados vegetales de todos los colores darán a las prendas un irresistible encanto que enfatizó incluso en la estética del desfile (las modelos iban peinadas con una revisión del moño picaporte burgalés) Una falda blanca larga de grandes pétalos (trozos de tela doblada) y un vestido negro de organza de seda fueron las piezas más notables. Viaje en el tiempo Muy metálica aunque nada heavy arrancó la colección de Fernando Lemoniez en Cibeles. Quizá por tratarse del más madrugador de los desfiles, el diseñador no contaba con muchas celebrities entre su auditorio. La sorpresa estaba por llegar, ya que casi cuando las modelos preparaban la salida final, ocuparon sus asientos en primera fila Colate y Paulina Rubio. Llegaron a hurtadillas y se fueron envueltos en una nube de flashes y con jet- lag. Ayer en Miami, hoy en Madrid. Como las mujeres de Lemoniez, viajeras en el tiempo en una colección que va y viene entre los sesenta y el futuro. Vestidos cortos evasé y el flower power de estampados de girasoles evocaban los años más efervescentes de la moda. La línea marinera, en abrigos- vestido y chaquetas, y las camisas de pintor son un guiño al veraneo en el norte, donde el mercurio pasa de tendencias. Óxidos, cobrizos y el blanco y negro total de sus sensuales vestidos cuajados de lazos, como para envolver un regalo, dieron paso a un vestido de fiesta metalizado con cordones en el cuello. Bienvenido al futuro. ¿Futuro? No para Kina Fernández, que fijó su mirada en el México de los años 20 y en las fotografías que Tina Modotti realizó en este país para presentar una colección étnica. Fiel a su estilo sofisticado, la gallega presentó una primavera en blanco y negro para pasar después a un verano más cálido, en beige, mostaza, tostado, rojo, verde y azul. Las faldas voluminosas y los escotes mexicanos dibujan la silueta de una mujer urbana pero nada casual, con perlas bordadas y alpargatas de cu- La personalidad rebelde de Amaya Arzuaga salió a la luz con el correr del desfile, con sus prendas deconstruidas y sus juegos de volúmenes ña alta, que acompañan suaves estampados florales. El poncho, cómo no, también está presente en esta muestra de reminiscencias aztecas, al igual que los enormes capazos y tocados de paja, a lo Carmen Miranda pero en rústico. La noche se vuelve romántica, como siempre en Kina, con largos vestidos de seda en salvia y azul china. Buscando una salida, o el éxito que es lo que significa Exit el nombre de su colección en catalán, llegaron los Locking Shocking, con una puesta en escena y unas propuestas, como siempre, muy personales, aunque más carnales. Las superposiciones de prendas y las mezclas de tejidos, marca de la casa, dominaron en una muestra en la que también se hicieron un hueco el baño y las lentejuelas, aunque éstas, destinadas exclusivamente al hombre. Tules deconstruidos y pliegues a discreción en dos propuestas de Amaya Arzuaga La colección de Sardá sí merece una Fashion Week, aunque Cibeles, o sea, las diosas estuvieron más presentes y carnales que nunca Un body o triquini de Locking Shocking Los aires étnicos dominan la colección de Kina Fernández