Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 9 2005 87 Deportes La falta de gol hunde a España Ángel María Villar declarará hoy en el Juzgado 47 de Madrid como imputado en el caso de la RFEF El tanto de Raúl y una buena hora de juego no fueron suficientes para rematar a una selección serbia que fue inferior durante muchos minutos pero aprovechó su ocasión para llevarse el empate ESPAÑA SERBIA Y MONTENEGRO 1 1 España (4- 4- 2) Casillas; Míchel Salgado, Puyol, Marchena, Del Horno; Joaquín (Luis García, m. 65) Xabi Alonso, Xavi, Vicente (Luque, m. 74) Raúl y Torres (Tamudo, m. 52) Serbia y Montenegro (4- 5- 1) Jevric; Gavrancic, Vidic, Krstajic. Dragutinovic; Stankovic, Duljaj, Djordjevic, Ilic (Zigic, m. 46) (Kovacevic, m. 90) Koroman (Maric, m. 84) y Kezman. Árbitro Graham Poll (Ing. Amarilla a Xabi Alonso, Krstajic, Del Horno, Marchena y Djorjevic. Dos, y por tanto roja (m. 89) a Duljaj. Goles 1- 0, m. 18: Raúl. 1- 1, m. 69: Kezman. ENRIQUE ORTEGO MADRID. Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. Un gol de Kezman, -tampoco podía ser otro que el ahora rojiblanco- aleja a España del Mundial de Alemania. La repesca se antoja como la última instancia. Como pasara hace dos años en la fase clasificatoria para la Eurocopa. Entonces se pudo con Noruega, pero jugar tanto con pólvora es una apuesta segura para acabar en urgencias con quemaduras de tercer grado. Una lástima que la selección no pudiera ayer rematar una faena bastante decorosa. España no jugó mal, tampoco bien y paga su falta de gol. La estadística no miente. Once goles en ocho partidos ante rivales menores es una balance pésimo, horroroso. España se tomó el encuentro como se lo tenía que tomar. Con entereza y el reto lanzado por el Raúl en la víspera como bandera. Vamos a ganar, joder había proclamado el capitán al finalizar su comparecencia ante la Prensa. Y así fue durante muchos minutos y precisamente gracias a un tanto suyo cuando se había cumplido el primer cuarto de hora de partido. El plazo previsto por Luis Aragonés para adelantarse y además de tener las riendas del partido, dominar en el marcador. Fue un córner de Xavi, Raúl arrastró su movimiento hacia el primer palo. Parecía que iba a prolongar hacia atrás, pero asestó un cabezazo seco que sorprendió al hasta entonces imbatido Jevric. Raúl se desespera porque el camino hacia el Mundial se complica derecha. Se estrelló en el poste otro remate de Raúl y por ahí se pudo escapar la confirmación de la victoria. Por el centro, los problemas se suscitaban con la posición de Xavi, más cerca de Xabi Alonso que de Raúl, lo que provocaba un vacío tremendo que obligaba al capitán a descolgarse demasiado atrás. El perjudicado, claro, era Torres que quedaba demasiado aislado y no terminaba de entrar en el encuentro salvo en acciones aisladas. Con el tanto de Raúl y la buena imagen ofrecida, el descanso fue un periodo más para la ilusión que para la preocupación. Serbia movió piezas. Se veía fuera del Mundial y de salida ya salió con su gigante Zigic- -le sacaba una cabeza a Marchena y dos a Puyol- -al lado de Kezman. Mantuvo el tipo la selección. Algunos jugadores fueron acusando el desgaste físico y Luis fue renovando oxígeno con las entradas primero de Tamudo y después de Luis García. Serbia amagaba, pero CLASIFICACIÓN EQUIPOS 1. Serbia Montenegro 2. España 3. Bosnia 4. Bélgica 5. Lituania 6. San Marino PT 16 14 13 11 9 0 J 8 8 8 8 8 8 G 4 3 3 3 2 0 E 4 5 4 2 3 0 P 0 0 1 3 3 8 GF GC 13 1 11 3 98 15 8 76 2 31 IGNACIO GIL Mucha banda, menos juego Le vino bien el gol a la selección. Se tranquilizó. Se replegó unos metros porque los serbios adelantaron posiciones, pero no perdió el control ni del balón ni de la situación. Nunca dejó el equipo de buscar las bandas, pero la insistencia casi se convirtió en un error porque ni Vicente, ni Joaquín desequilibraron como cabía esperar y sobre todo no sacaron apenas centros que pudieran rematar sus compañeros. Entró mejor por la izquierda que por la no daba. Salgado envalentonaba a los suyos con arrancadas propias de Robinho y Puyol, y Marchena parecían tener la situación bajo control. Entonces fue cuando llegó la catástrofe. Un balón bombebado, -no acertó Casillas- -que queda sin dueño en el borde del área y Kezman, ratonero como siempre, que acierta a meterlo entre los tres españoles que habían acudido a la línea de gol para tapar huecos. Quedaban veinte minutos, el Calderón reaccionó con grandeza, pero los serbios se habían metido en el partido y casi en el Mundial y ya no estaban dis- puestos a salirse. Trabaron el partido como saben hacerlo. Con faltas, empujones, parones... Cualquier disculpa era buena para que España no volviera a coger el ritmo y no lo cogió. Un par de remates sin mucha fe y la desesperación final que se adueñó de un equipo que ayer mereció mejor suerte. La realidad es que ni jugando medianamente bien este equipo es capaz de demostrar su competitividad- -sólo ha ganado tres de los ochos partidos del grupo- Su falta de gol es alarmante y la sospecha de que sin Morientes se perdía un arma importante se confirmó desgraciadamente. En el equipo de ayer, si no marcaba Raúl, que marcó, nadie parecía capaz de hacerlo. Los hombres de fuera, Joaquín y Vicente, no tienen gol y los de la segunda línea, Xabi y Xavi, tampoco. Por eso, un simple tanto del contrario te conduce a callejones sin salida. De momento, la repesca y sin perder de vista a Bosnia, que tampoco se rinde.