Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 9 2005 Sociedad 45 Mirar la naturaleza pensando qué podemos sacar de ella no es amarla to dice: Esto marcha En cualquier caso, no hay que fiarse de estos milagros ni menospreciar la capacidad destructiva del hombre. No podemos realizar actos vandálicos pensando que la Tierra se va a curar siempre, pase lo que pase. Vivimos en un planeta frágil en mitad de un desierto cósmico. -Hay heridas que tardan una generación en curarse, como las producidas por los incendios forestales. -Este verano ha sido terrible para la península Ibérica. No hay que olvidar que vivimos en una zona de clima mediterráneo y que el ser humano, desde siempre, es un provocador de fuego para abrirse terreno... y para vengarse del vecino. Aquí es donde anida la serpiente: en el fondo oscuro del alma de los hombres que queman los bosques. Es una forma de crimen. ¿Cómo se resuelve? Con vigilancia y represión, desde luego, pero también con habilidad. Hay que bucear en ese fondo oscuro, porque al margen del irresponsable de la barbacoa que no quería hacerlo hay gente que va con la cerilla con nocturnidad y alevosía. Es alarmante que se haya detenido a individuos que debían estar vigilando en lugar de provocando fuegos. -Ese carácter mediterráneo también alimenta el gran debate medioambiental del año- -en realidad, de todos los años- la escasez de agua. -La sequía ha sido inoportuna para el actual Gobierno después de haber retirado el Plan Hidrológico Nacional, pero siendo justos es bastante ingénuo pensar que ese plan hubiera resuelto el problema. En España, además de que no hay un consumo racional, no existe una auténtica cultura del agua. Se ve exclusivamente desde el punto de vista económico, olvidando los aspectos ecológico y paisajístico. Los lagos deben continuar siendo lagos, y no sólo embalses; los ríos no son sólo canales que acaban en nuestro grifo, sino cauces de vida. El agua es cultura, está en el corazón de los pueblos, no en sus bolsillos. No quiero una costa llena de desaladoras. Me pregunto qué amor hay por el Ebro cuando se maltratan sus riberas por parte de algunos que, después, se manifiestan en defensa del río. Hace poco llevé a mis alumnos a visitar aquellos sotos y descubrimos que hay zonas muy deterioradas por la acción del hombre. Te encuentras coches abandonados, basura industrial... Un desastre. ¿Cuál es la actitud ecológica del futuro? -Aquella realmente desinteresada, no la que observa los recursos naturales desde el punto de vista pragmático. Mirar la naturaleza pensando qué podemos sacar de ella no es amarla. Los parques nacionales requieren altura de miras, no una política de tribus La sentencia del Tribunal Constitucional que otorgaba la gestión de los parques nacionales a las comunidades autónomas me alarmó mucho confiesa Martínez de Pisón. Por suerte, ha habido otra posterior que reserva al Estado un control de carácter general. Me parece bien que las comunidades administren el día a día siempre que no pasemos a la tribu, porque entonces se cometen desmanes y habrá espacios que terminen siendo insolidarios con el resto. En el lapso de diez años el Teide tiraría por un lado y Ordesa por otro. Si tienes una copa de cristal en la mano y se te cae y se hace pedazos, sigues teniendo el cristal, pero no la copa. Quiero estar en un sitio o en otro sientiéndome en mi casa, como ha ocurrido siempre. En en el caso del Parque Nacional de los Picos de Europa, donde participan tres administraciones, las cosas se complicarían si no hay un árbitro. El mundo local es un avispero. El problema no es de los técnicos, sino de las voluntades políticas y económicas. Coges un periódico de la zona y no se habla de la contemplación de la naturaleza o de los valores paisajísticos, sino del dinero que el espacio protegido reporta a los pueblos del El mapa del futuro Parque Nacional del Guadarrama entorno. Un parque de estas características requiere altura de miras, no política de tribus, porque es un bien de categoría nacional como el Museo del Prado o la catedral de Burgos El catedrático cree que, por fin, ha llegado la hora de su amada Sierra de Guadarrama. Tiendo a ser un pesimista optimista. Hay iniciativa política en Madrid y en Castilla y León, el Ministerio de Medio Ambiente y los alcaldes de la zona quieren que el proyecto salga adelante... Hablamos de un medio natural humanizado donde hay que acoplar muchas sensibilidades