Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 9 2005 Internacional 29 Annan y la ONU, bajo sospecha por el programa petróleo por alimentos El secretario general asume responsabilidades, pero no dimite P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. Dentro del informe sobre la fraudulenta timba en la que degeneró el programa petróleo por alimentos organizado por la ONU con el teórico objetivo de facilitar a Irak ayuda humanitaria, no faltan críticas tanto para el Consejo de Seguridad como para el secretario general, Kofi Annan, por lo que se considera demostrada negligencia a la ahora de administrar y controlar un montante de 70.000 millones de dólares plagado de irregularidades y sobornos internacionales. La pesquisa independiente dirigida por Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal, ha caracterizado al programa como evidencia de la necesidad de profundas reformas en la Organización de Naciones Unidas, especialmente en lo que respecta a supervisión de sus actividades financieras. Según el informe, contentarse con menos, permitir retraso y dilación, es una invitación al fallo, a la erosión adicional del respaldo público y el deshonor de los ideales sobre los que se ha construido la ONU ber abusado de privilegios diplomáticos de su padre en beneficio propio. Aunque el informe hubiera sobrado para forzar la dimisión de Kofi Annan si fuera el responsable de una empresa privada en EE. UU. en la era post- Enron, éste se ha limitado a asumir responsabilidades de forma genérica. En una intervención ayer ante el Consejo de Seguridad, indicó que el informe me critica personalmente y yo acepto esas críticas Según el secretario general, las conclusiones resultan profundamente embarazosas para todos nosotros El próximo mes se espera la publicación de otro informe con las empresas privadas que se han beneficiado de esta multilateral corrupción. Kofi Annan AFP Los vecinos de Irak, señalados El informe destaca que vecinos de Irak- -como Jordania, Turquía y Siria- -violaron sistemáticamente las sanciones económicas de Naciones Unidas prestándose al contrabando de millones de barriles de petróleo en beneficio del régimen de Sadam Husein. Sin que se produjera una intervención decisiva de Estados Unidos al respecto. El documento, de unas mil páginas, también reprocha a miembros clave del Consejo de Seguridad, como Francia y Rusia, por abortar esfuerzos para reformar el fraudulento programa de petróleo por alimentos A juicio de este dictamen, que ha costado 34 millones de dólares, el sistema de Naciones Unidas se ha visto debilitado por toda la corrupción y mala administración generada por este programa en vigor desde 1996 hasta la invasión liderada por Estados Unidos en el 2003. Gracias a estos manejos, el régimen de Sadam Husein obtuvo una financiación irregular de 17.000 millones de dólares. Según insiste el informe Volcker, el programa de petróleo por alimentos fue un pacto con el diablo y el diablo tenía los medios para manipularlo en su beneficio El escándalo ha provocado en Estados Unidos varias intervenciones de la Justicia federal y pesquisas del Congreso federal. La Fiscalía de Nueva York ha procesado a dos ciudadanos rusos, un petrolero de Texas, un búlgaro y un trader de Londres. El director del programa, el chipriota Benon Sevan, ha sido acusado de aceptar millonarios sobornos. El informe Volcker también ha documentado una serie de manejos cuestionables por parte de Kojo Annan, hijo del secretario general de la ONU. Se le reprocha el ha-