Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JUEVES 8 9 2005 ABC Zapatero prepara una gira por Oriente Próximo antes de la cumbre de Barcelona b El presidente del Gobierno invita A partir de la mayor depresión económica que se recuerda, Alemania se prepara para redefinir su política, su sistema económico y buena parte de su ser en las próximas elecciones, convocadas para el 18 de septiembre Cálculos electorales muy alemanes RAMIRO VILLAPADIERNA. CORRESPONSAL al primer ministro israelí, Ariel Sharón, a la Conferencia Euromediterránea, que abrirá su décima edición el 29 de noviembre LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL JERUSALÉN. José Luis Rodríguez Zapatero podría realizar una gira por Oriente Próximo en las primeras semanas de noviembre para preparar el décimo aniversario de la Conferencia Euromediterránea de Barcelona, que se celebrará el 29 de ese mismo mes. Ayer, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, reconoció en Jerusalén, durante una rueda de prensa conjunta con su colega israelí, Silvan Shalom, que existe la posibilidad de una gira del presidente del Gobierno por la región aunque matizó que no hay agenda definitiva Según supo ABC de fuentes solventes, Zapatero podría desplazarse a la zona para asistir a los actos que se celebrarán en Israel a primeros de noviembre con motivo del décimo aniversario del asesinato de Isaac Rabin, ocasión que reunirá a un importante número de mandatarios. En cualquier caso, Moratinos se limitó ayer a decir que se hará lo posible para preparar adecuadamente la cumbre y que cuando se puedan tener las agendas se hará un comunicado oficial Acuerdos concretos El ministro ha aprovechado su presencia en Gaza y Jerusalén para hablar con sus interlocutores palestinos e israelíes sobre una cita en la que el Gobierno tiene puestas muchas esperanzas de lograr no sólo una declaración, sino acuerdos concretos de cooperación algo en lo que coincidieron ayer Moratinos y Shalom. Uno de los objetivos españoles es que a la reunión, que será a nivel de jefes de Estado y de Gobierno, acuda el primer ministro israelí, Ariel Sharón, que ayer recibió de manos de Moratinos una carta de Zapatero invitándole a estar presente en la cita de Barcelona. Sharón dijo al ministro que estaría encantado de poder ir a Barcelona, pero no parece muy probable. Moratinos felicitó al jefe del Gobierno israelí por la decisión de abandonar Gaza, y Sharón expuso la necesidad de que ahora la Autoridad Nacional Palestina retire todas las armas ilegales en poder de grupos terroristas e impida la participación de Hamás en las próximas elecciones palestinas si no se desarma. Sharón considera que España está en una excelente posición para ejercer su influencia sobre el presidente palestino, Mahmud Abbas, e instarle a que actuar en esa línea. KASSEL. El ministro socialdemócrata de Finanzas, Hans Eichel, fue el regalo que dejó a Kassel el día de Navidad de 1941 y, de mediados de los años 70 a los 90, resultó su alcalde. La ciudad no se ha recuperado ni con la fama de su Documenta de Arte y el Ministerio de Finanzas intenta hacerlo en cada ejercicio, pero las cuentas no salen por cuarto año consecutivo. Aunque tampoco las de la reforma fiscal del gurú de la CDU, a las que cada periódico ha echado números y no cuadran: Mientras no revele con qué recortes la va a financiar critica el Handelsblatt. Ante la ecuación de los impuestos y la urna, aquí parecen ver venir a un político siempre calculadora en mano. Todo líder de peso ha pasado por ésta que iba a ser la capital de la RFA, antes de Bonn: Merkel, Schröder, Fischer, Westerwelle y hasta la verde Künast con su cocina más sana. En Kassel, que abrió el primer museo público de Europa en 1779, días después se habla aún de política y de cálculos. Pero aquí, donde se cruzaron los hermanos Bonaparte con los Grimm, no todo es serio aunque el paro y el dilema sean grandes: entre tener a Hans Eichel en Berlín o de vuelta en Kassel la duda ofende dicen en el bar donde estuvo el café de Goethe. El debate Schröder- Merkel lo han visto un récord de 21 millones de televidentes y si hay un país con cultura política, donde se debate y se estudia, tal vez sea éste que ha creado casi todas las ideologías: aquí, en Kassel, se inauguró la insospechada alianza de democristianos y verdes. Tal pasión lleva a cosas como el premio de la universi- Angela Mérkel, líder de la CDU AP dad de Colonia, por la fórmula que rige la dimisión de un político en Alemania Jörn Fischer ha establecido que es: 1 1+ e, elevada esta e a -z tras estudiar 66 dimisiones. La clarividencia de Éuler La operación dimisión empezaría cuando el Frankfurter Allgemeine pide una cabeza en primera, o segunda página y se multiplica por el tiempo de debate en la opinión pública; esto, sujeto a factores de riesgo- -explicaciones mentirosas, desentendimiento del interesado- -hasta fijar 27 variables, incluida la cercanía al canciller, la popularidad o el cociente de intensidad, so- metido éste a un análisis regresivo lógico del juego multipolar que proporciona el coeficiente z el cual multiplica a e que es el número de Éuler 2,7182... La política alemana y sus planos local y federal son tan autónomos y heterogéneos que un político socialdemócrata puede demandar a su gobierno ante el Constitucional o un diputado verde protestón, ninguneado por Joschka Fischer, puede ganar en las listas personales contra su jefe. En el bar de Goethe se discutía de los dos puntos ganados por Schröder y el desmadre de vídeo electoral del partido Pogo- Anarquista, con sólo 750 miembros y el eslogan Trabajar es una mierda pero con dinero del contribuyente. En Berlín, la votación con cerveza organizada por el Financial Times Deutschland alcanza 2.684 litros a favor de Schröder frente a 2.335 de Merkel, y la revista satírica Titanic ha subastado en eBay un spot en la ZDF para quien quiera una breve tribuna pública: 14.049 euros se han pagado para la noche del jueves preelectoral. La cerveza coincide con el augur Jakob Mierscheid, el inexistente diputado del SPD que hace pronósticos desde hace 25 años, con página en internet y bares dedicados en Bonn y Berlín. Según su ley, el número de votos del SPD al Bundestag concuerda con la producción de acero de ese año, en millones de toneladas. Sostiene que Merkel no será canciller, porque es baja y luterana, como Schröder, lo que contradice la alternancia estadística; y de su signo zodiacal: ¿Imaginan un cáncer en la cancillería? Sarkozy presenta su proyecto de profundas reformas del Estado con vistas a las presidenciales de 2007 JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Nicolas Sarkozy, ministro del Interior y presidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) presentó ayer su proyecto de ruptura con treinta años de conservadurismos de izquierda y de derecha acusando al Partido Socialista (PS) de representar el nuevo conservadurismo, y ser el partido de la glaciación y avanzando las grandes líneas de reformas del modelo económico, político, social e institucional francés. A juicio del líder conservador, Francia lleva treinta años perdiendo terreno en la escena internacional, víctima de un rosario de inmovilismos que se agravaron definitivamen- te, a su modo de ver, con el doble septenio presidencial de François Mitterrand (1981- 1995) A partir de ahí, Sarkozy estima que Francia ha caído en una peligrosa espiral infernal que él resume argumentando que su país no puede exonerarse de los esfuerzos que han hecho otros Nuestro sistema de integración ha fracasado, nuestra economía lleva años perdiendo competitividad y nuestro ascensor social funciona peor que hace cincuenta años aseveró. Como prólogo a lo que será, en su día, su proyecto presidencial, Sarkozy echó ayer los cimientos de una profunda ruptura que afecta a todos los fundamentos del modelo nacional. En el terreno económico- social, Sarkozy propone una ruptura que él no califica de liberal sino de pragmática pero que está parcialmente inspirada por varios economistas más o menos liberales: Nuestro sistema estatista produce hoy más injusticias de las que combate aseguró. Contra esa rémora, el líder conservador propone, entre otras medidas, reducir impuestos, rebajar el peso de los sindicatos y funcionarios, enterrar (sin decirlo) la semana laboral de 35 horas, suprimir subvenciones y recortar impuestos. Sarkozy estima que una liberalización sistemática de la economía nacional permitirá reducir el paro al cinco por ciento en pocos años. En el terreno institucional, Sarkozy propone una ruptura pactada, ya que el modelo social francés se encuentra en estado de bancarrota y es urgente inventar otro, y no perdió la ocasión para presentar al PS como partido de todos los arcaísmos y la glaciación de Francia