Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional EL ZARPAZO DEL KATRINA LA TRAGEDIA DESDE ESPAÑA JUEVES 8 9 2005 ABC El PP hace suyas las quejas de la joven valenciana MADRID. Mientras el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, con sus responsables consulares en Houston y en Nueva Orleáns como líderes de la operación, trata de localizar a los seis españoles aún en paradero desconocido tras la trágica reconfiguración del paisaje diseñada por el Katrina el Partido Popular vertió sus primeras críticas contra la gestión del Gobierno en la evacuación y rescate de nuestros compatriotas afectados por el ciclón. Fuentes diplomáticas aseguraron ayer que el número de personas no localizadas se sitúa en torno a seis, pero la lista es absolutamente provisional dado que la composición varía a medida que los españoles son localizados o se ponen en contacto con su familia o con el consulado ABC ha podido saber que Ángel Miranda, sevillano afincado en Nueva Orleáns entrevistado en este diario, fue evacuado ayer en helicóptero rumbo a Houston. Tras las quejas vertidas por su hermano y las críticas de Lorena Hernández contra la gestión del consulado en Houston a su llegada al aeropuerto de Manises una vez evacuada de la Zona 0 de Nueva Orleáns, el senador popular por Valencia, Pedro Agramunt, declaró que la atención diplomática a la joven levantina había dejado mucho que desear En este sentido, la oposición pidió ayer explicaciones al Ejecutivo sobre las tareas de evacuación. Despega la ayuda española a EE. UU. MADRID. Ante la presencia de Luis Calvo, subsecretario de Asuntos Exteriores, y del Embajador de Estados Unidos en Madrid, Eduardo Aguirre, despegó un primer avión Hércules rumbo a la zona devastada por el Katrina con 16 toneladas en ayuda humanitaria (en la imagen, la primera aeronave con el embajador) El material incluye 6.000 raciones de comida consistentes en latas de conserva de piña, sardinas, cocido, paté y membrillo. Aguirre dijo que está emocionado por este este gesto y definió al ministro Bono como un buen amigo JOSÉ GARCÍA Lourdes Muñoz: Tras esos días de angustia, lo que más valoro es el agua La diputada del PSC y su familia regresaron ayer de Nueva Orleáns la gestión de la crisis por parte del Gobierno Bush, aunque destaca que la mayoría de ciudadanos norteamericanos no son críticos con su Administración E. MELLADO BARCELONA. La diputada del PSC Lourdes Muñoz y su familia llegaron ayer por la mañana al aeropuerto de Barcelona procedentes de Estados Unidos, tras haber permanecido varios días atrapados en Nueva Orleáns después del paso del huracán Katrina A su llegada, Muñoz criticó la gestión que el Gobierno estadounidense ha hecho de la catástrofe y aseguró que tras esos días de angustia ha descubierto que una de las cosas más importantes es el agua potable de la que carecían los refugiados. La diputada llegó al aeropuerto junto a su marido, Jordi Rius, y el hijo de éste, Marc, de diez años, y relató cómo han podido sobrevivir durante los días que pasaron en el Centro de Convenciones y cómo la necesidad de beber agua se convirtió en un grave problema. Muñoz considera que el Gobierno norteamericano que lidera George W. b Muñoz censuró Bush ha gestionado mal la crisis porque carece de una estructura de Estado Pese a ello, destacó que la mayoría de ciudadanos de EE. UU. no son críticos con su Administración porque no esperan mucho de ella y no están acostumbrados a que haya una cobertura pública Los damnificados sólo esperaban y esperaban, se lo creían todo y se conformaban relató la diputada. Atrapados Muñoz explicó que llegaron a Nueva Orleáns desde Miami huyendo del huracán, y ya no pudieron salir de allí porque les cancelaron los vuelos. Ya en el aeropuerto nos dimos cuenta de que pasaba algo, porque había mucha gente yéndose, pero como estábamos de vacaciones, pensamos que era normal afirma Muñoz, quien empezó a asustarse aquella misma noche. Vimos por la televisión que el huracán adelantaba su paso por Nueva Orleáns y llamamos a la compañía aérea para adelantar nuestro regreso, pero todos los vuelos se cancelaban Cuando se vieron en aquella situación, consiguieron contactar con el ministro de Asuntos Exteriores español e intentaron dejar la casa Bed and breakfast (cama y desayuno) en la que se alojaban para buscar un hotel grande porque sería más seguro pero no pudieron. En la casa soportaron el huracán sin agua ni luz durante dos días, mientras se mantenían en contacto con la Embajada española a través de los teléfonos públicos, que aún funcionaban. Asimismo, Muñoz recordó que tuvieron que trasladarse al Centro de Convenciones al romperse un dique. Allí el caos fue absoluto, y que el pánico fue aún mayor al sufrir una avalancha humana producida tras sonar un disparo, que la gente interpretó como la llegada de otra riada. Hubo muertos, heridos, pisoteados, todo en la más absoluta oscuridad recordó. También sobrevivieron a otra avalancha cuando llegaron sólo cinco autocares para evacuar a multitu de gente, y por ello decidimos subir a la segunda planta para evitar estos aludes de refugiados desesperados, y por si subía realmente el agua Superdome lo único prioritario En el Centro de Convenciones apenas pudieron comer un helado, procedente de un camión que fue asaltado por los refugiados, y se acomodaron como pudieron, en dos sillas, con una familia de la que nos hemos hecho muy amigos Allí se enteraron de que nadie hablaba del Centro de Convenciones ni de su situación, y que el Gobierno estadounidense sólo consideraba prioritario evacuar el Superdome (un pabellón deportivo) Entonces me entró un miedo terrible y pensé que lo mejor era contactar con la CNN para dar a conocer la horrible situación de los 10.000 refugiados que se hacinaban ya en este centro explicó Muñoz, que consiguió que los medios de comunicación hablasen por primera vez de él. Dos días después, una patrulla de soldados llegó para rescatar a la familia española. La diputada tuvo palabras de recuerdo para la gente que estaba con nosotros, que lo ha perdido todo y estaban desesperados y envió toda su solidaridad a los ciudadanos estadounidenses, que, reiteró, han sufrido la mala gestión de la crisis de su Gobierno