Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 9 2005 11 Maragall y Mas rompen el bloqueo y acercan posturas para pactar una reforma del Estatuto catalán Las mujeres detenidas por vejar a enfermos mentales maltrataban a ancianos en otra residencia Las piezas del puzzle abertzale ETA. Considera que está abierto el cauce para tratar con el Gobierno el problema de los presos, por lo que urge a Batasuna a que impulse la negociación política paralela. Batasuna. Su prioridad actual es la de facilitar la constitución de esa mesa de partidos tras las consignas recibidas en ese sentido por ETA. Los dirigentes proetarras han multiplicado en las últimas fechas sus manifestaciones en esta dirección. PNV. Ha sido informado por la coalición de la predisposición de la banda a entrar en un proceso de negociación. El Gobierno anuncia el fin de la guerra del cupo vasco y sigue vetando a los batasunos Recibe del PNV su predisposición a apoyar los Presupuestos a cambio de infraestructuras b La cuarta cita de Zapatero e Ibarretxe se salda con una diferencia: el lendakari insiste en sentar a Batasuna en su mesa política y Moncloa se opone MANUEL MARÍN MADRID. La cuarta entrevista mantenida en Moncloa entre José Luis Rodríguez Zapatero y Juan José Ibarretxe arrojó un resultado satisfactorio para el presidente del Gobierno que viene a rubricar el deshielo entre ambos. La cita, de poco más de dos horas, sirvió para que Madrid y Vitoria desbloquearan el conflicto que arrastran desde hace años a causa del llamado cupo vasco esto es, del descuento que unilateralmente hace en su favor el Ejecutivo de Ibarretxe- -calculado en unos 40 millones de euros anuales- -y que la Administración central, a su vez, le retiene posteriormente a cuenta de lo que el País Vasco le adeuda. El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, que ayer actuó como portavoz de Zapatero tras la reunión, adelantó que si bien no se ha firmado aún el armisticio de esta batalla, sí tendrá lugar en los próximos días Zapatero e Ibarretxe volverán a verse el sábado en la segunda conferencia de presidentes. En lo que sí selló el Gobierno un acuerdo con Ibarretxe es en la resolución de otras dos de sus exigencias: el Ejecutivo financiará el coste de la ampliación de la Ertzaintza y pagará los gastos generados en el País Vasco por el desastre del Prestige (unos 15 millones) En todo caso, Ibarretxe, que decidió no comparecer ante la Prensa, hizo pública una nota en la que sostiene que están pendiente de cumplirse los compromisos en materia de cupo, Prestige y Ertzaintza La reunión también puso de manifiesto que, a no ser que se tuerzan mucho las cosas, el Gobierno contará con el respaldo del PNV a los Presupuestos Generales. Sevilla desvinculó esta negociación de la que Ibarretxe y el PSE iniciarán en breve respecto a las cuentas públicas vascas, pero en cualquier caso dio por seguro que esta vez no habrá un no a priori del Grupo El PP exige a Balza que impida ahora una marcha por los presos A. A. VITORIA. El parlamentario vasco del PP Carlos Urquijo pidió al consejero de Interior, Javier Balza o, en su defecto, al fiscal, que prohíba la manifestación de apoyo a los presos de ETA convocada por ex reclusos de la banda y el movimiento Pro Amnistía para este domingo en San Sebastián. Urquijo presentó ayer en la Cámara vasca una iniciativa en la que pide al máximo responsable de Interior que no permita la marcha para no ser cómplice y colaborador de un fraude de ley Vasco porque hay predisposición al acuerdo y que, además, está clara la oferta que el PSE al tripartito de Ibarretxe. El Gobierno avanzó que va a dar respuesta a las necesidades de infraestructuras que reclama el PNV. Mantiene su mesa de partidos ETA y el llamado proceso de paz también estuvieron encima de la mesa, pero, fiel a su costumbre, Zapatero no desveló nada. El mutismo es absoluto. Sólo de la mesa de partidos que el lendakari está decidido a convocar puede extraerse alguna conclusión: Ibarretxe sostuvo que no hay recetas mágicas para la consecución de la paz y la búsqueda de acuerdos en materia de normalización política. La búsqueda de soluciones pasa por abrir un proceso de diálogo sincero entre todos los agentes políticos e institucionales lo que incluye a Batasuna. Pero el Gobierno insistió en que la única normalización es el fin de ETA y que Batasuna es una organización ilegal que sólo merece ese trato. Por tanto, Zapatero se opone a incluir a Batasuna en cualquier mesa institucional. En este punto, Sevilla se limitó a afirmar genéricamente que entre Zapatero e Ibarretxe hay una identidad de puntos de vista en cuanto a la necesidad del fin de la violencia Otro asunto no negociable por ahora es entregar a Ibarretxe el control de la política penitenciaria y de presos etarras. IGNACIO GIL El supuesto debate en ningún caso cuestiona la vigencia de la lucha armada más bien al contrario. Los dirigentes proetarras quieren evitar que se repitan los resultados negativos cosechados en el anterior proceso de 2001, denominado Batasuna, que debería haber supuesto una acumulación de fuerzas en torno al sector más ortodoxo. Sin embargo, los diferentes sectores suscitaron un fuerte debate sobre la vigencia de la actividad terrorista que desembocó en la escisión de la corriente Aralar y su constitución en nuevo partido, así como la desactivación de gran parte de la militancia radical. El caso es que en el proceso Bide Eginez las tres ponencias han sido elaboradas por la propia mesa nacional sin dar opción a las posibles co- rrientes internas que pudieran subsistir. Ninguna de ellas cuestiona la lucha armada ya que los dirigentes han evitado que ni tan siquiera se discuta su vigencia. Así, se alude a que todas las formas de lucha son válidas y depende de la coyuntura la prioridad de unas sobre las otras. La incorporación de un duro Batasuna ha recuperado entre sus estrategas a Rufino Echeberría, tras salir de prisión. Este individuo, procesado en el caso EKIN está considerado como un duro entre los duros En su día se le consideró como el comisario político de ETA en Herri Batasuna a través del papel que desempeñaba en la depararecida Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS) Le acompañan, entre otros, Otegi, Barrena y Permach. El Gobierno ve muy difícil atribuir al País Vasco la competencia sobre presos de ETA