Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 9 2005 Economía 81 OPA DE GAS NATURAL A ENDESA ¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE LA CAIXA? CUATRO PESOS PESADOS EN LA CAJA CATALANA Antonio Brufau llegó a la presidencia de Repsol YPF a finales de 2004 en sustitución de Alfonso Cortina, lo que le medio obligó a dejar una de las direcciones generales de La Caixa y su presidencia en Gas Natural. Isidro Fainé fue nombrado director general de La Caixa en 1999 por Fornesa. En la actualidad, es presidente de Acesa, vicepresidente de Telefónica y vicepresidente de Sociedad General de Aguas de Barcelona. Ricardo Fornesa es presidente de La Caixa desde marzo de 2003, a la que está vinculado desde 1977- -secretario general, director general adjunto ejecutivo, secretario y miembro del consejo- También preside el grupo Agbar. Josep Vilarasau sustituyó en la presidencia de La Caixa a Samaranch en 1999, tras ocupar la dirección general desde 1976. Instauró un modelo bicéfalo al ascender a Fainé y Brufau como directores generales. Se jubiló en 2003. El peso político en La Caixa supone el 21,25 de su asamblea general PSC y CiU controlan los ayuntamientos que eligen a los miembros b La entidad catalana, al igual que el resto de las cajas españolas, ha sido acusada de tener siempre buena sintonía con el partido que gobierna la Generalitat MARÍA JESÚS PÉREZ MADRID. El 20 de marzo de 2003 se produjo el relevo del cambio. Josep Vilarasau, verdadero artífice del desarrollo industrial de La Caixa, dejaba la presidencia del que es a día de hoy el tercer centro financiero y primer grupo industrial español, en manos de uno de sus más directos colaboradores, Ricardo Fornesa. En poco menos de un año, este abogado del Estado en excedencia logró estar en boca de todos gracias a los continuos y acertados movimientos de la cartera industrial de la caja y las diversas iniciativas de varias de sus participadas. Desde que Fornesa se hiciera con la presidencia de la entidad financiera catalana no ha escondido sus cartas. Y menos aún, según fuentes políticas, tras las elecciones del 14 de marzo de 2004 y la llegada al poder de los socialistas que, para algunos expertos, fue el momento clave para intentar de nuevo ampliar su espectro. Desde entonces, el empeño de Fornesa por fusionar Gas Natural y Endesa no ha cejado. Pero, ¿con el apoyo de quién? Uno de los aspectos más polémicos está en la presencia política en los órganos de gobierno. Algunos expertos admiten que La Caixa siempre ha sido capaz de amortiguar la representación política directa en el consejo de administración y asamblea, aunque algunos de los representantes puedan tener sensibilidades diferentes. Sin embargo, al igual que el resto de las cajas españolas en sus propias comunidades, la caja catalana ha sido acusada de tener siempre buena sintonía con el partido en el poder de la Generalitat. Según fuentes del entorno de la caja, si bien en el consejo hay equilibrio entre próximos al PSC y a CiU, en la asam- Un triunvirato de éxito El éxito del triunvirato que dentro de La Caixa formaban Ricardo Fornesa, Isidro Fainé y Antonio Brufau viene de lejos. Los tres fueron los precursores de lo que es a día de hoy La Caixa, la primera caja de ahorros y la tercera entidad financiera del mercado español, amén de ser el mayor conglomerado industrial del país. Ya en la operación de fusión protagonizada en julio de 1989 por la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares y la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona de la que nacería la actual Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, jugaron un papel determinante el entonces secretario general y actual presidente de la entidad, Ricardo Fornesa, junto con los dos directores generales, Isidro Fainé y Antonio Brufau. Desde entonces han sabido mover ficha a la perfección, y han llevado a La Caixa a ese lugar privilegiado entre las grandes corporaciones del mundo ya que participa en los principales monopolios españoles: es la accionista de referencia de la primera teleco española, de la primera petrolera, de la primera eléctrica, de la primera gasista y de la primera empresa de autopistas. El último golpe de efecto del triunvirato fue el nombramiento de Brufau como nuevo presidente de Repsol, de la que la caja tiene un 12,5 en sustitución de Alfonso Cortina. Con esta jugada, el principal pilar de la cartera de participaciones de La Caixa es, sin duda, el área energética (Gas Natural, Repsol y Endesa) sin olvidar el sector de infraestructuras (Abertis) el inmobiliario (Inmobiliaria Colonial) y del ocio (Occidental Hoteles y Port Aventura) La cartera de La Caixa acumula ya unas plusvalías latentes de 8.156 millones de euros, garantía para las necesidades de financiación que la caja pueda tener en el futuro. Composición de la Asamblea General de La Caixa Impositores 58 (36 Empleados 20 (13 Concejales en Cataluña las últimas elecciones 100 90 Corporaciones Locales 34 (21 80 70 60 Otros PP ICV ERC PSC (11,8 (4,0 (4,5 (14,4 (22,8 50 40 30 20 CiU (42,4 Entidades fundadoras y de interés social 48 (30 10 0 Infografía ABC Tras el 14- M, Fornesa encontró su oportunidad para llevar a cabo sus planes de expansión industrial blea no está tan clara esta posibilidad. En la actualidad, afinidad y sintonía entre gobierno central, tripartito y la dirección de La Caixa no se puede negar que haya, por eso quizás sí es el momento propicio para lanzar una operación con estas características. Ahora bien, en la caja el peso de unos y otros políticos no es tal como para ver una relación entre lanzar y cerrar con éxito esta operación ahora o hace poco más de un año afirma una fuente próxima a la entidad. En La Caixa el máximo órgano de gobierno es la asamblea general, constituida por 160 consejeros y presidida por Fornesa. De conformidad con la composición de la asamblea, el único sector que representa influencia política, por su propia naturaleza, es el de las corporaciones locales, con un 21,25 de los miembros de la misma. Con los datos de la propia caja en la mano, los grupos de interés que se encuentran representados en la asamblea y sus respectivos porcentajes son: los impositores, entre el 30 y el 40 las entidades fundadoras, entre el 25 y el 35 las corporaciones locales, entre el 15 y el 25 y, el personal de la caja, entre el 5 y 15 Asimismo, La Caixa ha concretado estos porcentajes en sus estatutos de la siguiente forma: 58 consejeros generales en representación de los impositores (un 36,25 48 representantes de entidades fundadoras y de interés social (un 30 34 representantes de las corporaciones locales (un 21,25 y 20 representantes de los empleados, lo que supone un 12,5 Si hubiese más dudas sobre ese peso político tras La Caixa, con la aprobación de la Ley Financiera, la entidad ha comenzado a dar entrada en su asamblea a representantes de municipios de fuera de la comunidad, en función de volumen de depósitos y número de oficinas de cada localidad. Sobre todo, han aumentado su participación los ayuntamientos de Madrid apuntan desde La Caixa.