Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad MIÉRCOLES 7 9 2005 ABC Sanidad anuncia un plan para mejorar la inspección de los alimentos b El presidente de la Agencia de Seguridad Alimentaria, Félix Lobo, adelanta que se realizará una supervisión intensa de la industria y se endurecerán las sanciones N. R. C. MADRID. La salmonelosis que afectó este verano a 2.815 personas que consumieron pollo precocinado de la marca Sada ha obligado al Ministerio de Sanidad a tomar medidas para evitar situaciones similares. Primero fue la ministra Elena Salgado quien anunció tres medidas urgentes para acortar el tiempo de reacción desde que se produce una contaminación hasta que se retira el producto. Durante el último brote de salmonelosis, transcurrieron nueve días entre las primeras intoxicaciones y la primera voz de alarma. Para entonces el 80 por ciento de todas las personas infectadas ya se había intoxicado. Tras esas primeras actuaciones, ayer fue el nuevo presidente de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) Félix Lobo, quien anunció un nuevo plan nacional de inspección de alimentos. El objetivo de ese plan es conseguir una supervisión intensa y continua del sector alimentario. Pero también endurecerá las sanciones y mejorará la cooperación estatal entre administraciones y consumidores. La empresa Sada, que asumió desde el primer momento su responsabilidad, ha sido sancionada con una falta grave y otra muy grave que, como máximo, puede suponer una sanción de 616.000 euros. Un niño con síntomas de desnutrición en Níger patentiza los estragos de la pobreza en el Tercer Mundo EFE El escaso compromiso ante la pobreza hace peligrar los Objetivos del Milenio Un informe de Intermón Oxfam exige al Gobierno español actuaciones urgentes b Su Majestad el Rey y Rodríguez Zapatero acudirán la próxima semana a la cumbre de la ONU en la que se debatirán las acciones futuras a realizar para erradicar la pobreza MIGUEL CABANILLAS MADRID. La pobreza mata cada semana tantas personas como mató el tsunami Una triste y rotunda afirmación que servía para presentar ayer el informe de Intermón Oxfam sobre las necesidades internacionales para combatir la pobreza y el papel que España puede jugar en esa lucha. El texto viene a colación de la próxima cumbre de Naciones Unidas que tendrá lugar la semana que viene y en la que se abordará, entre otros temas, el estado de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio que fueron firmados hace cinco años y que hoy parecen peligrar. Los últimos cuatro meses de 2005 son claves para la lucha contra la pobreza. No sólo por la reunión de la ONU que se celebrará del 14 al 16 de este mes, también ante las próximas reuniones del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Pero también importante será lo que se decida en la cumbre de la Organización Mundial del Comercio de diciembre en Hong Kong, visto que la condonación de la deuda externa de los países más pobres es uno de los principales objetivos a alcanzar. Comparecencia en el Congreso Félix Lobo avanzó los datos del nuevo plan durante su primera comparecencia pública tras su nombramiento. Lobo fue nombrado dos semanas antes de que estallara el brote de salmonelosis, aunque no pudo ponerse al frente de la alerta alimentaria por problemas de salud. En las próximas semanas, también comparecerá en el Congreso de los Diputados para explicar las líneas estratégicas de su departamento durante los próximos años. La Agencia de Seguridad Alimentaria continuará asimismo con la estrategia NAOS, un proyecto que quiere mejorar los hábitos nutricionales de la población española para prevenir la obesidad. Durante el acto de presentación del presidente de la AESA, Elena Salgado expresó su plena confianza en Lobo e insistió en el nuevo y renovado impulso que recibirá la salud alimentaria desde su Ministerio. Salgado destacó la importancia del nuevo curso político, con la aprobación de varias leyes de carácter sanitario como la de prevención del tabaco o reproducción asistida. Esta última es una de las exigencias que desde Intermón Oxfam se hace al Gobierno español para que sea consecuente con su discurso de erradicar la pobreza. La presidenta de la organización, Ariane Arpa, apuntó que España debe adoptar un papel más activo en el escenario internacional y materializar sus compromisos en casa Nuestro país estará representado en la cumbre de Naciones Unidas por Su Majestad el Rey y el presidente del Gobierno. Es a Rodríguez Zapatero a quien se pide desde Intermón Oxfam un paso más, más recursos y medios para hacer que los objetivos pasen a ser una realidad, pero también reconocen de él su apuesta por la Alianza de Civilizaciones tema que será abordado en la sede de la ONU en Nueva York. Sin embargo, a pesar de estas iniciativas y el reiterado compromiso por parte del Gobierno de luchar contra es- tos males del Tercer Mundo, la realidad es que el dinero destinado a este objetivo dista mucho del 0,7 por ciento del Producto Interior Bruto al que se comprometieron los partidos políticos en el Pacto por la Solidaridad hace más de diez años. La ayuda española apenas alcanzó el 0,25 por ciento del PIB en 2004 y se estima que en 2005 ronde el 0,31 por ciento. El compromiso del Gobierno es que en 2008 esta cifra llegue al 0,5 por ciento, para lo que los Presupuestos Generales del Estado para el año 2006 deberán incrementar un mínimo de 700 millones de euros en la partida destinada a cooperación internacional. Discrepancias frente a los objetivos EE. UU. ya ha mostrado sus reticencias a cumplir esos Objetivos del Milenio y a él se suman Irán, Egipto o Cuba entre otros. Se prevé que en los próximos días haya manifestaciones en todo el mundo con banderas blancas para movilizar y concienciar a los ciudadanos en la batalla contra la pobreza. El estado actual del cumplimiento de esos ocho objetivos firmados en 2000 muestra una realidad aún preocupante. Todavía mueren 30.000 niños al día por enfermedades que se pueden evitar o tratar y casi 1.000 millones de personas viven en barrios urbanos, a los que calificaron de tugurios y la mitad del mundo en desarrollo carece de retretes o formas básicas de saneamiento. El año pasado, la ayuda española apenas alcanzó el 0,25 por ciento del PIB EE. UU. Irán, Cuba y Egipto han mostrado su reticencia a cumplir los Objetivos del Milenio