Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad MIÉRCOLES 7 9 2005 ABC EL DESAFÍO DE LA NATURALEZA ESPECIES EN PELIGRO (y II) Lobo ibérico. Su futuro es menos negro ABC Oso pardo. Se extinguió en los Pirineos ABC Lince ibérico. Sólo quedan 200 ejemplares ABC Según el autor, las tendencias negativas en la conservación de especies pueden ser revertidas. Aunque todavía hay muchos animales en peligro, la situación es mejor que hace veinte años La gran fauna amenazada de España TEXTO: MIGUEL FERRER INVESTIGADOR DE LA ESTACIÓN BIOLÓGICA DE DOÑANA do de tiempo es suficienteLa península mente largo para evaluar las ibérica constitutendencias a medio plazo de ye, sin ninguna las poblaciones de estas espeduda, un resercies y comprobar si los camvorio de diversibios acaecidos en las adminisdad biológica traciones, la percepción públisin parangón en la Unión Euca y el conocimiento científiropea. En España existen, coco han sido efectivos para nocidas o estimadas hasta el cumplir el objetivo deseado: momento, unas 8.000 especies la conservación de nuestra de plantas vasculares, con un fauna. 15 de ellas como endemisEn los años 80, la población mos, y 60.000 especies animade lobos de la península se esles, mayoritariamente invertimaba en 1.500- 2.000 ejemplatebrados, aunque entre los res. Actualmente creemos vertebrados podemos ver en que más de 2.000 lonuestro suelo el 50 del total de anfibios y El aumento bos siguen viviendo nosotros. reptiles, el 79 de los de ejemplares con que fueronEspecies muy mamíferos y el 74 de las aves de todo el de la cigüeña señaladas hace veinblanca o el te años, como el mecontinente europeo. loncillo, han aumenLa proporción de enbuitre demismos entre gruleonado es tado su población y su área de distribupos taxonómicos es muy ción. Aves como el también enorme, con significativo q u e b r a n t a h u e s o s una significativa prohan crecido desde porción de plantas y 1980, en que teníamos 40 pareanimales que sólo existen en jas, a las 81 que crían al día de la península ibérica. hoy, y con ambiciosos planes En España, como no podía de reintroducción en áreas ser de otra forma dadas la riperdidas para la especie a parqueza y las peculiaridades de tir de reproducción en cautinuestra fauna, tenemos una vidad que ya está funcionanlarga lista de especies embledo con éxito. Otras aves como máticas, entre las que podelas águilas reales o las perdimos destacar el oso pardo, el ceras, a pesar de un declive quebrantahuesos, el lobo, el temporal en los 90, tienen lince, el águila imperial, el más efectivos ahora que en buitre negro, el urogallo o la los años 80, con 1.300 y 980 paavutarda, entre otros. En las rejas respectivamente. Lo siguientes líneas repasaremismo se puede decir de la mos a grandes rasgos cuál ha avutarda, el cernícalo primisido la evolución de nuestra lla o el urogallo, y con la magran fauna desde los años 80 yoría de las aves de presa de hasta el día de hoy. Este perio- mediano tamaño. En algún caso, la recuperación ha sido espectacular, como el buitre negro, que ha pasado de poco mas de 360 parejas a cerca de 1400 en la actualidad. Los incrementos de efectivos en especies como la cigüeña blanca o el buitre leonado son así mismo extraordinarios. En el caso del águila imperial ibérica, nuestra águila por excelencia y una de las cuatro aves de presa más escasas del planeta, si bien no es para lanzar las campanas al vuelo, sí es cierto que en 1985 se estimaban en 103 las parejas existentes en España, es decir, en todo el mundo, y hoy creemos probable que haya llegado a las 210 parejas. Merece la pena resaltar la recuperación reciente del águila pescadora como nidificante peninsular en Cádiz en 2005. Tras más de 60 años relegada a territorios insulares, gracias a un proyecto de reintroducción en marcha hace dos años, hemos recuperado para la España continental una de las pocas especies de rapa- ces que habíamos perdido durante el siglo XX. Sin embargo, no todas las especies de la gran fauna están de enhorabuena. Algunas como el oso, parecen continuar en un lento pero constante declive, y de los 90 ejemplares que se estimaban en 1988 tan solo 70 quedan hoy. Quizás lo peor haya sido la extinción del bucardo, del que en los 80 se estimaban entre diez y veinte ejemplares y que desapareció a comienzo del siglo XXI. El lince ibérico es un ejemplo de tendencia regresiva pero además rápida, pasando de 1.100 ejemplares en 1987 a 200- 600 en 2002 y a poco más de cien en la actualidad. Además, sólo se ha reducido el número, sino que su distribución está prácticamente restringida a Andalucía en tan sólo dos núcleos; una situación clara de pre- extinción. El reciente éxito obtenido en la reproducción en cautividad abre una puerta a la esperanza y trunca la larga serie de noticias negativas que ha acompañado a esta especie. Lo que está en su mano La situación del lince ibérico es extremadamente crítica y podría ya ser irreversible. Apenas quedan unos doscientos ejemplares en la península ibérica, único lugar del mundo donde viven. A pesar de todo lo que se invierte para salvar esta especie, las muertes por atropello están haciendo inviable su futuro. Conduzca con cuidado en las zonas donde habitan especies en peligro. Fte. WWF ADENA Águila imperial