Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 9 2005 31 Madrid En dos de cada tres hogares sólo la mujer se encarga de la compra Cuando son acompañadas de los maridos, la cuarta parte de ellos se limita a llevar el carrito b Casi la mitad de las mujeres que 70 60 50 40 30 20 10 0 Veinte mil líneas telefónicas, afectadas por una avería a causa de las obras de la M- 30 Quién se encarga de la compra 66 70 2005 1995 18 7 Sólo el ama de casa 7 11 4 La pareja 5 5 7 Sólo el marido Se turnan Otras situaciones hacen la compra con sus cónyuges dice que ellos son más derrochadores. Además, son quienes se encargan del vino, queso, jamón... ÁNGEL GARCÍA MORENO MADRID. La evolución de la sociedad madrileña en los últimos diez años ha tenido un reflejo en la corresponsabilidad de los varones en las compras del hogar, pero ha sido pequeño, ya que tan sólo se ha producido un ligero aumento de aquellos hombres que se encargan o ayudan a sus cónyuges a la hora de ir al mercado o al híper. Así lo recoge la última Encuesta de Consumo de la Cámara de Comercio de Madrid, en la que se revela que en el 66 por ciento de los hogares (dos de cada tres familias) siguen siendo las mujeres las que se encargan de realizar la compra casi exclusivamente. Tan sólo en un 7 por ciento son los hombres los que hacen en solitario la compra, mientras que otro 18 por ciento acompaña a su mujer, aunque no siempre comparte con ella la responsabilidad de elegir qué es lo que se adquiere. Aunque la encuesta revela que en los últimos diez años se ha producido una mayor implicación de los hombres en el abastecimiento de los hogares, lo cierto es que ésta sigue siendo minoritaria. En las parejas más jóvenes, de mayor poder adquisitivo y más nivel educativo, la situación es mejor, aunque sólo ligeramente. Lo mismo ocurre en aquellas familias en las que la mujer trabaja también fuera del hogar porque, aun así, el peso de realizar la compra para abastecer el hogar sigue recayendo sobre ellas. Del total de hombres que acompa- ñan a sus mujeres a hacer la compra, casi uno de cada cinco (el 18 por ciento) se limita a llevar el carrito Es decir, son sujetos pasivos que no toman parte en las decisiones de gasto. Otro 9 por ciento sí participa en ello, pero se reserva para la compra de productos caprichosos o considerados como masculinos Es decir, son los que compran el vino, los quesos, embutidos como el jamón, etcétera. Se da la circunstancia de que, en un 47 por ciento, la selección de la compra la realiza el matrimonio de común acuerdo, cinco puntos más que en 1995. En otro 25 por ciento de los matrimonios se divide la compra para acortar su duración. Lo que no explica la encuesta es que si este deseo de tardar menos se debe a la falta de tiempo o a que el marido quiere estar menos tiempo en el híper o mercado. Opinión sobre quién gasta más 50 45 40 35 30 25 20 15 10 5 0 43 46 2005 1995 29 21 14 10 10 14 8 Depende de los casos 5 NC Infografía ABC Los hombres suelen ser más derrochadores Los hombres suelen ser más cuidadosos No hay diferencia Los que más gastan Otro de los aspectos más relevantes de la encuesta se refiere a quién gasta más a la hora de hacer la compra. Según el estudio, casi la mitad de las mujeres (43 por ciento) considera que sus maridos son más derrochadores. No obstante, hace diez años, el número de mujeres que pensaban lo mismo era tres puntos superior. En cualquier caso y al margen de la diferencia de sexos, la encuesta de la Cámara de Comercio de Madrid recoge varios aspectos en los que la sociedad ha cambiado y se ha manifestado a la hora de hacer la compra. Por ejemplo, la compra semanal se ha afianzado frente a la diaria, lo que tiene su explicación en el hecho de que ha aumentado el número de mujeres que trabajan también fuera del hogar. Salir a comprar diariamente es una costumbre que ha quedado concentrada entre Las mujeres miran más el euro a la hora de comprar que los hombres los madrileños de edad más avanzada. También ha cambiado la forma de gastar. Hace diez años, la mayoría de las personas iba al mercado con un presupuesto preestablecido. Hoy se compra lo que se necesita y se paga en caja JAVIER PRIETO lo que se ha necesitado o querido, sin haber hecho cálculos previos. También las marcas han ganado terreno, sobre todo en el caso de la leche y los refrescos, en este último caso por presión de los hijos.