Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional MIÉRCOLES 7 9 2005 ABC CATALUÑA, HOSTIL i para Lennin la fórmula del nuevo Estado fue electrificación más soviets para Montilla es energía más Estatuto Quiero decir que la Opa hostil de la Caixa a Endesa no es un mero asunto económico como dicen los socialistas, ni hay que reducirlo a las consecuencias perjudiciales que pudiera tener para los consumidores, como señalan los liberales. Es una apuesta de las fuerzas políticas y económicas catalanas en la perspectiva de su nueva definición territorial De la inCÉSAR ALONSO dependencia, paDE LOS RÍOS ra algunas. No es una operación sospechosa como ha dicho Zaplana. Es muy clara. Deslumbradora. A no ser para los voluntariamente ciegos. Y bien madurada. Ahora se dan cuenta algunos de la misión que tenía Montilla al venir a Madrid. Por fin lo descubren. Y ahora entienden las razones de algunos de los nombramientos que había hecho: las piezas necesarias. Por esa razón, Rubalcaba se siente seguro al decir que deberán ser las autoridades económicas las que tendrán que decidir respecto a la corrección de la operación. Los nacionalistas catalanes vienen trabajando desde hace muchos años en el proyecto. A los políticos que se toma por españolistas les venimos pinchando como a los bueyes respecto a las intenciones de aquellos. Han tardado años en darse cuenta de que el proyecto nacionalista no era simplemente un recurso para ganar votos y ganar el poder (que también) sino que entraña toda una concepción de la nación catalana y que todo se organiza en ese sentido. Por fin, ya hablan del desguace del Estado; ya reconocen que estamos ante el descuartizamiento de España. Su dureza de mollera ha sido tal que algunos nos hemos tenido que dedicar a recordar la cuestión hasta el aburrimiento y, por fin, se van enterando pero su toma de conciencia siempre va con retraso. Como digo: a paso de bueyes. Economicistas, creían que los nacionalistas son como ellos y que no tienen una concepción propia de la sociedad. Ahora pueden comprobar que la lucha por ésta no impide que al tiempo quieren volver a vivir a costa del resto de España como en los mejores tiempos del proteccionismo. La fagocitación de Endesa es un desafío a la altura del nuevo Estatuto y del proyecto nacional catalán. Las respuestas que podrían esperarse de Madrid (del Banco de España, por ejemplo) deberían responder a una ambición nacional. S Nadal, Bargalló y Saura, tras la reunión del Gobierno catalán celebrada ayer Rajoy rechaza el Estatuto catalán y pide cuentas al tripartito por el espectáculo PSC, ICV y ERC cierran filas ahora con el informe tras las críticas de Carod propuesta concreta en su reunión de hoy con el líder de la oposición, Artur Mas, quien insiste en defender sus tesis I. ANGUERA M. J. CAÑIZARES BARCELONA. El aparente callejón sin salida en el que ha colocado el Estatuto a los socialistas fue definida de forma contundente por el líder del PP, Mariano Rajoy, quien aseguró que tanto al presidente Zapatero como al presidente catalán, Pasqual Maragall, les importa un comino el contenido del proyecto. En declaraciones a la Cope, el presidente popular proclamó el rechazo de su partido al texto y pidió responsabilidades para los partidos que lo promueven por el espectáculo que llevan dando dos años Por su parte, el presidente del PP catalán, Josep Piqué, coincidió en que lo más conveniente es la retirada del proyecto y hacer un texto completamente nuevo Las declaraciones de los dirigentes del PP se producen después de b Maragall no hará ninguna que el Consejo Consultivo emitiera un informe en el que tumba el núcleo del nuevo Estatuto. También desde el PSOE se ha reaccionado al dictamen del Consultivo. El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, instó al tripartito a acatar ese informe, mientras que el presidente andaluz, Manuel Chaves, también reclamó a Maragall a que cumpla con la Constitución. Ante esta situación, el tripartito cierra filas. En el Gobierno catalán hay unanimidad en que el dictamen del Consejo Consultivo no hay nada que no sea superable aseguró el número tres de la Generalitat, Joan Saura, en aras de intentar cerrar las fisuras abiertas el día anterior tras la presentación del informe e insistir en que los puntos impugnados por el Consultivo son superables con voluntad política. Eso sí, reconoció que hay dos aspectos políticos en los que la solución ha de ser política dos puntos que hacen referencia a los derechos históricos y a la financiación. El consejero jefe de la Generalitat, el republicano Josep Bargalló, fue ta- jante al señalar que dijera lo que dijera el Consultivo, estaba claro que en financiación y derechos históricos el texto del Estatuto no dirá lo mismo porque a su juicio esos artículos deben ser fruto del consenso político y porque el dictamen no fue unánime en estos puntos. En todo caso, el Gobierno catalán se encomendó a los grupos para llegar a consensos y advirtió de que su presidente, Pasqual Maragall, no acudirá a la entrevista con el líder de la oposición, Artur Mas, con una propuesta concreta. ERC, dispuesta a ceder Paralelamente a la dialéctica política, los grupos parlamentarios intentan enfocar el problema del Estatuto desde un punto de vista jurídico. Pero también esa visión es subjetiva. Para PSC e ICV, el dictamen debe acatarse en su integridad, mientras que CiU afirma que tan importante son los votos particulares como el informe central de este órgano de consulta. Los nacionalistas no consideran una mayoría suficiente que la vota-