Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 9 2005 11 El PP e IU exigen que el Congreso se pronuncie sobre la permanencia de las tropas en Afganistán Los menores que cometan delitos muy graves podrán cumplir hasta once años de internamiento El Gobierno aplaza el debate autonómico del Senado en plena pugna territorial El PP achaca la decisión al enfrentamiento interno de los socialistas cuarta vez en un año que el Ejecutivo socialista decide postergar el encuentro, que se celebraría en noviembre si encajaran las fechas J. L. LORENTE M. MARÍN MADRID. El Gobierno comunicó ayer a los grupos parlamentarios del Senado su decisión unilateral de aplazar sin fecha el debate sobre el Estado de las Autonomías, que la Cámara Alta iba a celebrar dentro de dos semanas. Es la cuarta vez en un año que el Ejecutivo socialista suspende la convocatoria de una sesión plenaria que no se celebra desde el año 1997, cuando gobernaba el PP. Nada más llegar al poder, el Gabinete de Zapatero anunció que el debate se celebraría en otoño de 2004. La cita se pospuso a enero de 2005 y, después, a la pasada primavera. El 27 de abril, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió con el portavoz del Grupo Popular, Pío García- Escudero, ante el Pleno de la Cámara a que el debate se celebraría en septiembre. Ayer, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Francisco Caamaño, comunicó a la Junta de Portavoces del Senado el nuevo aplazamiento por los siguientes motivos la proximidad de la Conferencia de Presidentes- -que se celebrará el sábado- la presentación de los Presupuestos del Estado- -a finales de mes- -y el viaje del jefe del Ejecutivo a Naciones Unidas- -la próxima semana- El PP tacha las razones alegadas por el Ejecutivo de excusas poco convincentes ya que la fecha del debate autonómico del Senado estaba fijada con anterioridad a la de la Conferencia de Presidentes, que sí se celebrará como estaba previsto. García- Escudero explicó que el forb Es la El PP denuncia que haya Conferencia de Presidentes y no debate autonómico mato del debate del Senado permitiría tratar más asuntos que no están en el orden del día de la cita del sábado- -reformas estatutarias y del Senado, política de aguas e infraestructuas- -y con una mayor extensión en el tiempo. Tras considerar que la decisión del Gobierno es un desprecio grave y profundo a la Cámara Alta (por no consultar a los presidentes autonómicos ni a los grupos parlamentarios) el portavoz del PP achacó el aplazamiento a la crisis interna del PSOE que conlleva el debate sobre el modelo de Estado. Según García- Escudero, a Zapatero le iba a resultar muy difícil escuchar las opiniones de Ibarra, Chaves o Maragall sobre el Estatuto I. GIL Rodolfo Ares, ayer en rueda de prensa TELEPRESS Cada vez más cercanos El Partido Socialista ofreció un pacto al PNV a finales del pasado julio para apuntalar su mayoría de gobierno y de esa manera no depender de Esquerra Republicana, tal como informó ABC a comienzos de agosto. La crisis del Estatuto catalán, que enfrenta a ERC con el PSC, forzó a José Luis Rodríguez Zapatero a reactivar los contactos con los nacionalistas vascos. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, confirmó el pasado 8 de agosto durante su visita a Brasil, dentro de su gira por Hispanoamérica, que el Ejecutivo estaba buscando el apoyo del PNV, aunque redujo el diálogo al ámbito presupuestario. nes políticas e institucionales que iniciaron en anteriores encuentros, sin querer entrar en más detalles. De cualquier modo, la cita viene precedida, además del desencuentro patente entre Zapatero y el líder del PP, Mariano Rajoy, por la exigencia que el Ejecutivo vasco lanzó la semana pasada al Gobierno para que acerque a los presos de ETA a cárceles del País Vasco, algo de lo que La Moncloa no está dispuesta ni siquiera a hablar, al menos hasta que ETA deje las armas y Batasuna condene la violencia. La de hoy será la cuarta cita Zapatero- Ibarretxe, y La Moncloa ve puntos de entendimiento en otras tres reclamaciones de Ibarretxe: más despliegue y competencias de la Ertzaintza, el Cupo vasco y el pago de facturas pendientes por el desastre del Prestige El PSOE tilda de aberrantes las quejas del PP, después de que Aznar marginase ese debate durante años catalán que todavía no ha sido aprobado. Según el PP, será complicado ahora encontrar nuevas fechas para la cumbre por los compromisos del propio Zapatero y los líderes territoriales, que entre octubre y diciembre deberán asistir a los debates políticos y presupuestarios de sus respectivas autonomías. No obstante, el PSOE confía en que se celebre en noviembre. Desde el PSOE, no sólo vieron justificados los motivos del aplazamiento del debate, toda vez que- -admiten- -no tendría sentido celebrarlo al calor de la polémica sobre el Estatuto catalán, aún no resuelta, sino que además denunciaron la incoherencia del PP al irritarse ahora, cuando fueron ellos los que acabaron con ese debate por considerarlo inútil señalaron fuentes socialistas. Incluso, el portavoz del PSOE en el Senado, Joan Lerma, tildó de aberrantes las quejas del PP por dar una importancia a este debate que no le ha dado en los últimos años. Cruce de reproches de PP y PSOE tras la reunión Zapatero- Rajoy La entrevista el pasado lunes en La Moncloa entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, deja un nuevo cruce de acusaciones de populares y socialistas. El propio Rajoy acusó al jefe del Ejecutivo de buscar el aislamiento del primer partido de la oposición en materias de Estado, a causa de sus pactos con los radicales A juicio de Rajoy, en la reunión con Zapatero no pasó nada Es la mejor forma de resumirlo. El presidente no me dijo nada nuevo que no conociera, salvo la necesidad de dialogar explicó en declaraciones a la Cadena Cope. Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, arremetió contra Zapatero: Detrás de su talante está el vacío mas absoluto, un barniz mal dado. No hay nada detrás, no hay una propuesta ni una voluntad de consenso o acuerdo Sin embargo, para el portavoz del PSOE en la Cámara Baja, Alfredo Pérez Rubalcaba, las manifestaciones de Rajoy y Zaplana ponen en evidencia que los populares mantendrán su oposición al Gobierno en cuestiones de Estado. Rubalcaba llamó la atención sobre el hecho de que Rajoy comentase tras salir de la reunión que no sabía para qué había sido convocado. Esa frase, recordó, es prácticamente la misma que empleó José María Aznar tras una reunión con Felipe González en el palacio de La Moncloa en julio de 1994.