Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 7 9 2005 ABC Nacional Ibarretxe, que hoy acudirá a La Moncloa por cuarta vez, sonríe ayer en la apertura del congreso Humanitaria Net en la Universidad de Deusto AFP El PSE acepta la oferta del PNV de negociar las cuentas vascas, por primera vez en nueve años Impone a Ibarretxe la condición de que mientras negocia con ellos no pueda hacerlo a la vez con EHAK al lendakari en La Moncloa para tratar de cerrar la guerra del Cupo, pero sin margen para el acercamiento de presos al País Vasco M. LUISA G. FRANCO ANA ANTOLÍN BILBAO. Por primera vez en los últimos nueve años, en las tres legislaturas con Juan José Ibarretxe al frente del Gobierno vasco, los socialistas han aceptado la invitación del lendakari para sentarse a negociar los Presupuestos de la Comunidad. Todo parece ajustarse al guión establecido por las cúpulas del PSOE y del PNV el pasado mes de julio, cuando en una reunión secreta celebrada en Madrid iniciaron una etapa de deshielo para negociar posibles acuerdos este otoño. Se trata de encauzar un pacto de conveniencia mutua que, en el caso de fructificar, permita a ambos disponer de alternativas a las actuales mayorías parlamentarias, tanto en en el País Vasco como en Madrid. Si en el Parlamento de Vitoria Ibarretxe logra el apoyo del PSE a sus Presupuestos, no necesitará quedar a merced de los votos de EHAK. Y si en el Congreso el b Zapatero recibe hoy PSOE lograra el respaldo del PNV, no sólo reforzaría su mayoría, sino que además una eventual rebelión de ERC sería menos dañina, si no inocua. El anuncio de la disposición del PSE a sentarse con Ibarretxe a negociar los Presupuestos lo realizó ayer el coordinador de su Ejecutiva, Rodolfo Ares, quien no obstante negó que vayan a hacer regalos al lendakari, porque su apoyo tiene un precio. Ares condicionó la negociación a que se realice únicamente con los socialistas, hasta concretar si es posible o no el acuerdo. De esta forma, el PSE intenta evitar que el Gobierno tripartito negocie a dos bandas las cuentas, con ellos y con el Partido Comunista de las Tierras Vascas. No vale negociar con todos Ares señaló que para los socialistas no vale negociar con unos y con otros aunque puntualizó que comprenden que el Gobierno vasco prefiera pequeños acuerdos con todos Pero si hay una negociación con el PSE, hasta que no se agote se negocia sólo con el PSE señaló. El anuncio hecho ayer por Ares, que viene a rubricar la recuperación de la concordia PSOE- PNV, no es casual. Se produjo justo en la víspera de la re- unión que mantendrán en La Moncloa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, e Ibarretxe. Al parecer, su sintonía personal se ha podido reactivar después de meses de enfriamiento, tras el desafío del lendakari de remitir al Congreso, el pasado mes de enero, su plan independentista y de que Ibarretxe revalidara su mayoría en el País Vasco tras los comicios de abril. La Ejecutiva del PSE confía en que la entrevista entre Zapatero e Ibarretxe sirva para abrir una etapa de diálogo institucional y también de acuerdos en los grandes problemas de Euskadi según dijo ayer Ares. No obstante, los socialistas exigen al lendakari que clarifique la situación y ponga orden en su Gobierno para saber si apuesta por la soberanía compartida de la que habla Imaz o por las opciones de EA y EB Los socialistas vascos están dispuestos a alcanzar acuerdos no sólo respecto a los Presupuestos vascos, sino también respecto a las grandes cuestiones, como pacificación y reforma estatutaria No obstante, Ares matizó que no habría intercambio de cromos con el PNV para que los nacionalistas apoyen a cambio en el Congreso los Presupuestos Generales, aunque ésa es la pretensión del PSOE para sumar como dijo días atrás José Blanco, número dos socialista. Afianzar el camino de la paz En todo caso, el PSE no descarta, a pesar de recoger el guante tendido por el Gobierno tripartito, buscar apoyos a sus iniciativas en los grupos de la oposición, como el PP y otros e insiste en que no apoyará las mociones de censura del PNV en las Juntas Generales de Álava y en el Ayuntamiento de Vitoria, porque sería cambiar un gobierno minoritario del PP por otro minoritario del tripartito Entre tanto, Ibarretxe acudirá a La Moncloa con el deseo de afianzar el camino hacia el proceso de paz y la normalización política del País Vasco. En una nota oficial del Gobierno vasco, Ibarretxe enmarcó la cita en el proceso normalización de las relacio- La Moncloa ve factible un acuerdo sobre el despliegue de la Ertzaintza y el pago de facturas del Prestige