Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 9 2005 Gente 93 NOSTALGIA DEL PASADO ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? El modernismo, los cincuenta, los sesenta... todos los diseñadores beben de otra época. Cibeles 2005 BUCANERAS DE ASFALTO Los pantalones de estilo pirata y los bermudas (por encima de la rodilla) ganan enteros frente a los que llegan hasta los pies. EN SU PUNTO La bata de Elio El buen gusto del diseñador cordobés contrasta con la discreción de Ángel Schlesser y los colores futbolísticos de Ágatha Ruiz de la Prada POR ROSA BELMONTE BEATRIZ CORTÁZAR Jaime Ostos, acusado de maltratador por su ex mujer Cuenta Inés de la Fressange que Helmut Newton, en las sesiones de fotos, le gritaba: Pelvis hacia adelante No sé por qué. Quizá es que antes las modelos iban jorobadas; las de ahora parece que hubieran aprendido a andar con la pelvis un palmo por delante de resto del cuerpo, como para ganar milésimas en una imaginaria foto finish. También andan como si se hubieran metido en charcos con mucho barro. Empieza Cibeles por última vez. La próxima edición entrará en el club de las Fashion Week. Madrid Fashion Week. Ya sólo queda que Anna Wintour la meta en su agenda. Valencia en el primer desfile. Francis Montesinos, entre mediterráneo y huertano. La alpargata de huertano es moda. Por lo menos es cómoda. En las primeras filas (el front row de la futura Madrid Fashion Week, my taylor is rich) dos valencianos ilustres: Carmen Alborch y Nacho Duato. El bailarín, que no se quitó las gafas oscuras en todo el desfile, lució el mejor cruce de piernas. La cosa tiene mérito porque competía con los de Jacqueline de la Vega, Paola Dominguín, Bibiana Fernández (de su brazo, lo que parecía un birkin e incluso con el de Esperanza Aguirre. También con Silvia Tortosa mostrando arreglo corporal de ese cirujano plástico argentino que tiene pacientes y damnificadas. Nacho Duato también demostró estar al loro del mundanal chismorreo patrio. Cuando desfilaba el modelo Miguel Ángel Redondo, Duato se dirigió a su vecina de silla: Mira, ese es el novio de Marlene Mourreau Entre las maniquíes, la imponente Eugenia Silva y la turgente delantera brasileña de Raica Oliveira. Y alguna más que, con los rulos puestos, se entretenía en el backstage haciendo sudokus. Al desfile de Ángel Schlesser, discreto hasta para saludar, acudió la Infanta Elena. Llegó y se marchó rodeada de una nube de cámaras. Es peligroso casarse a los 60 y también ponerse detrás de esa nube porque no ves cuando se mueve Su Alteza. Y cuando se mueve, la nube se activa, de espaldas, y te puede pisotear cual cucaracha desprevenida. Ana Botella también fue a ver la colección del diseñador santanderino de apellido impronunciable, así como las guapas hermanas Toledo (Jose y Fabiola) Y otro birkin éste naranja, que hacía compañía, dos sillas más allá, al blanco de Bibiana. Pero para colores, los de Ágatha Ruiz de la Prada. Sus desfiles son como un partido de fútbol. En las gradas se ven espectadoras con los colores de su equipo, con vestidos de la diseñadora. Agatha y sus extras vestidas de Agatha se quedarían a la colección del maestro Berhanyer. Exhibición de buen gusto que tampoco se perdieron María Zurita, Consuelo Berlanga, María Ángeles Sanz (su hija, Marian Camino, vio el de Schlesser) o Modesto Lomba, que era el siguiente en desfilar. Elio, que ha vestido a Ava Gardner, se distingue hasta en el vestir. La bata blanca que lleva con su nombre bordado es un puntazo. La Wintour se lo pierde. N La Infanta Elena, con Ángel Schlesser FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO Elio Berhanyer, con su bata de faena, ayer en Cibeles ueve años duró su matrimonio. Consuelo Alcalá se casó a los dieciséis años con el torero Jaime Ostos en 1960. Hasta la fecha de esa relación quedaban dos hijos y muchos reproches tanto en privado como en público. Pero a partir de esta semana lo que hay de nuevo es el libro que Alcalá titula La mujer del héroe (Temas de Hoy) donde narra cómo fue ese matrimonio y cuenta en primera persona los malos tratos, físicos y psicológicos, que recibió de manos del ex matador. Según su testimonio, esa relación fue una pesadilla que comenzó durante la luna de miel cuando sufrió el primer puñetazo. Hija de un importante registrador y educada con una cultura exquisita, Alcalá se desnuda en este libro que anuncia un otoño de lo más calentito para Jaime Ostos, protagonista de todo lo que se cuenta y señalado como maltratador. El próximo jueves la ministra de Medio Ambiente Cristina Narbona presentará en Madrid este libro en compañía del psicólogo Bernarbé Tierno. Lógicamente y después de escuchar a Consuelo Alcalá en Dónde estás corazón me interesaba la reacción de Ostos. No es normal que a uno le acusen de algo tan grave y encima se haga sobre el papel. Ayer la actual esposa de Ostos, la doctora María Ángeles Grajal me aseguró que su marido se encontraba en el abogado estudiando poner una querella criminal con el fin de evitar su distribución. Grajal me aseguró que no habían leído el libro y tampoco habían visto la entrevista de Alcalá en el citado programa puesto que esa noche se encontraban en una cena. Grabó el programa mi hijo Jacobo y al día siguiente lo vimos en casa con él y Jaime, el otro hijo de mi esposo. Te puedo asegurar que a Jaime (hijo) le daba asco ver y escuchar las cosas que su madre decía de su padre. Por supuesto, todo es mentira, mi marido es un ser maravilloso. Nunca me ha puesto la mano encima, no es un maltratador. Nosotros tuvimos nuestras peloteras años atrás pero no me pegó dice.