Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 9 2005 91 PUNTO EN BOCA El punto tejido a mano, a la manera más artesanal, vuelve a ser una de las estrellas estivales en vestidos y fulares. Así lo han visto Montesinos y Javier Larraínzar. LAS GAFAS TRISTES DE ÁGATHA Ágatha Ruiz de la Prada ha decidido, en una de sus ya clásicas vueltas de tuerca, diseñar unas gafas de sol de las que parecen caer lágrimas. ¿O serán gotas de agua? BARROQUISMO Los tejidos brocados y bordados serán un must para aquellas que huyan del minimalismo. Devota Lomba propone incluso trajes de tela de vestido de fallera para el hombre. llido de color. La diseñadora, que también presentó su colección para hombre y mujer, otorga más protagonismo a las mariposas y lunares como icono de sus estampados que a los ya clásicos corazones, que también los hay. Con una propuesta urbana y muy sofisticada, con el tono dorado como protagonista, Javier Larraínzar cerró la jornada revisándose a sí mismo, aunque más ostentoso, si cabe, y con una línea de punto a mano muy sensual. Serena ante los comentarios que continúan vinculándola al goleador madridista, esta belleza brasileña regresa a la Pasarela Cibeles sin pelos en la lengua y muy centrada en su trabajo Raica Oliveira: Si Ronaldo va a los desfiles a verme, es su problema TEXTO: ISABEL AGUILAR FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. Es otra de las ninfas que la tierra brasileña aporta al impetuoso mundo de la moda. Precoz y racialmente hermosa, a sus 21 años Raica Oliveira ha desfilado para los grandes y tiene ante sí un futuro prometedor como maniquí de altura. En uno de los escasos momentos entre desfile y desfile, nos atiende afable mientras la desmaquillan, en una involuntaria demostración de belleza al natural que la ratifica como uno de los paradigmas de la sensualidad latina. ¿Contenta por volver a desfilar en España? -Estoy muy contenta de regresar a las pasarelas españolas. ¿Hay realmente un abismo entre la moda brasileña y la que de aquí? Isabeli Fontana (a la izquierda) con un vestido de Elio Berhanyer. Arriba, una de las propuestas de Schlesser. Abajo, Eugenia Silva con uno de los brocados de fallera que mostró Devota Lomba Raica Oliveira con un colorido biquini de Ágatha Ruiz de la Prada -Sí, hay bastantes diferencias. La moda española tiene mucho material, mucho vestido. La de mi país es más atrevida, muestra más el cuerpo y hace mucho uso del color. Aquí tiene más arte. ¿Cuáles son los proyectos que la ocuparán esta temporada? -Regreso a Nueva York, donde vivo y donde trabajaré para la campaña de Jennifer Lopez. También he renovado con Dolce Gabbana y tengo acuerdos con las ediciones norteamericanas de Elle y Marie Clare -Bella lo será siempre, pero sabe que un día dejará de ser modelo, porque es una carrera con una prejubilación inusual, ¿qué piensa hacer cuando eso suceda? -Estudiar. Me llaman mucho la atención la Filosofía y la Psicología. Aunque siempre he sentido ganas de ser veterinaria, no podría porque me da miedo tener que abrir a los animales. ¿Qué es lo que más le gusta de su profesión, desfilar o la vida que hay detrás de las pasarelas? -Me gusta todo. Me encanta trabajar desfilando, pero también me apasiona la vida que llevo porque viajo mucho y conozco a cantidad de personas. Por eso no tengo problema por trabajar demasiado. ¿Y le queda tiempo para otras cosas importantes, como la familia o los amigos? -Bueno, mucho tiempo no tengo, pero no por eso renuncio a ellos. Gracias al teléfono y a internet hablo a diario con mis amigos, y mi mamá suele acompañarme en todos mis viajes, aunque en esta ocasión se ha quedado en Brasil. -Y aprovechando que está en Madrid... ¿visitará a Ronaldo? -No... (risas) ¿Qué hay de cierto en los rumores que les vinculan? -Yo sé que se está hablando de esto. Le conozco, pero no tengo ninguna relación especial con él. ¿Desmiente entonces a las malas lenguas que aseguran que el madridista acude a las pasarelas brasileñas (véase Cicarelli) para echar el ojo a futuras acompañantes -Si Ronaldo ha ido a desfiles para mirarme, yo no lo sé. Si alguna vez lo ha hecho es problema de él, porque yo hago los desfiles como siempre. Es mi trabajo. Además, viajo mucho y no tengo tiempo de nada, y menos de enamorarme. Si debo tener pareja, la tendré, pero por ahora no entra en mis prioridades. -Pero el Real Madrid sí le gustará... ¿no irá a conocer el Santiago Bernabéu? -Sí me gusta, pero no tengo tiempo. Regreso mañana (hoy) a Nueva York a las 8 de la mañana.