Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 9 2005 Sociedad 47 Educación Calendario Escolar Curso (2005- 2006) COMIENZO FINAL DEL CURSO Comunidad Andalucía Aragón Asturias Baleares Canarias Cantabria Castilla- La Mancha Castilla y León Cataluña Com. Valenciana Extremadura Galicia Madrid Murcia Navarra País Vasco La Rioja INF PRIM 15- 9 221- 6 12- 9 21- 6 12- 9 23- 6 14- 9 23- 6 7- 9 22- 6 8- 9 20- 6 12- 9 21- 6 14- 9 27- 6 12- 9 22- 6 9- 9 21- 6 12- 9 23- 6 12- 9 26- 6 12- 9 23- 6 12- 9 26- 6 12- 9 21- 6 8- 9 23- 6 7- 9 20- 6 ESO 15- 9 22- 6 13- 9 21- 6 13- 9 23- 6 15- 9 23- 6 12- 9 22- 6 16- 9 27- 6 19- 9 28- 6 20- 9 27- 6 12- 9 22- 6 16- 9 22- 6 12- 9 23- 6 17- 9 26- 6 14- 9 23- 6 14- 9 28- 6 13- 9 21- 6 8- 9 23- 6 16- 9 23- 6 BACHILLER 22- 9 22- 6 13- 9 21- 6 13- 9 23- 6 19- 9 27- 6 13- 9 22- 6 19- 9 28- 6 13- 9 24- 6 20- 9 27- 6 12- 9 22- 6 16- 9 22- 6 12- 9 23- 6 19- 9 26- 6 14- 9 23- 6 14- 9 28- 6 13- 9 21- 6 8- 9 23- 6 16- 9 23- 6 Navidad 23- 12 8- 1 23- 12 6- 1 22- 12 6- 1 26- 12 6- 1 23- 12 8- 1 23- 12 6- 1 24- 12 6- 1 23- 12 9- 1 23- 12 8- 1 23- 12 6- 1 23- 12 8- 1 23- 12 8- 1 23- 12 8- 1 23- 12 6- 1 23- 12 8- 1 24- 12 8- 1 24- 12 7- 1 VACACIONES Semana Santa 10- 16 4 10- 17 4 7- 17 4 13- 21 4 10- 16 4 13- 21 4 10- 17 4 24- 3 3- 4 8- 17 4 13- 24 4 8- 18 4 10- 17 4 10- 16 4 10- 17 4 13- 23 4 13- 17 4 13- 21 4 LA ILUSIÓN DE RECOMENZAR JOSÉ LUIS GARCÍA GARRIDO Los centros pueden optar entre el 7 y 9 (Primaria) 12 y 14 (ESO) y 13- 15 (Bachillerato) La fecha autorizada para el comienzo es el 8 de septiembre. Los centros establecen sus propios calendarios Defensores y detractores de la ley diseñan su estrategia El frente común para hacer recapacitar al Gobierno acerca de la LOE ha iniciado los contactos para acordar los medios lícitos o acciones que llevarán a cabo contra la reforma durante el trámite parlamentario. Bajo la idea de una educación de calidad en los parámetros de libertad de enseñanza la Confederación católica de padres (Concapa) -una de las más beligerantes- la Asociación Nacional de Centros de Educación Especial (Ancee) la Confederación Española de Centros de enseñanza (CECE) la Confederación de Estudiantes (CES) la Coalición Democrática de Estudiantes (CODE) Educación y Gestión (EyG) la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza- Centros Católicos (FERE- CECA) la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) y la Unión Sindical Obrera (USO) se comprometieron antes del verano a defender el derecho a elegir centro educativo y la enseñanza religiosa, entre otras. En el lado opuesto, la plataforma en defensa de la escuela pública integrada por la Confederación laica de padres (Ceapa) los sindicatos Comisiones Obreras y UGT y organizaciones de alumnos y asociaciones ideológicamente próximas al Gobierno han decidido a su vez promover acciones de apoyo a la reforma. Concapa. Comienza el nuevo curso habiéndose perdido el anterior totalmente, sin que el Gobierno haya puesto remedio al tremendo fracaso escolar que sufre nuestro país asegura el presidente de la Confedación católica de padres, Luis Carbonel, para quien el año escolar se inicia con profesores descontentos, creciente violencia en las aulas, alumnos desmotivados y familias que contemplan inermes la progresiva degradación educativa de nuestro país Ceapa. La Confederación laica de padres entiende que el presente curso escolar se nos presenta con un horizonte más despejado, pues ya quedó atrás la contrarreforma educativa del anterior Gobierno. Creemos- -asegura su presidenta, Lola Abelló- -que es el momento de dar estabilidad al sistema educativo, de trabajar y dialogar Ceapa quiere que aumente la inversión y el gasto en los centros públicos, en especial, en los situados en los barrios más desfavorecidos de las grandes ciudades, en las zonas rurales y en aquellos que escolarizan a mucho alumnado inmigrante o con necesidades educativas especiales cación en el Congreso, Raimundo Benzal, reiteró que el PSOE está abierto al diálogo con todos los grupos parlamentarios en la tramitación del proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) especialmente con los más próximos A la espera de conocer las enmiendas que presenten, admitió en declaraciones a Efe que, lógicamente se incorporará alguna modificación al texto remitido por el Gobierno. ciables: calidad, libertad, equidad y vertebración. En ellos hay que concentrar todos los esfuerzos Nasarre tiene la convicción de que un gran acuerdo nacional, sustentado por los dos grandes partidos nacionales, sería la mejor forma de iniciar un camino que convirtiera nuestra debilidad en fortaleza USO. Como viene siendo habitual desde hace años, comenzamos el curso escolar debatiendo una nueva ley de Educación. Mientras, el fracaso escolar continua avanzando sin que en realidad se aprecie un cambio de estrategia o un nuevo impulso a la educación asegura el secretario general de Enseñanza de USO, José Luis Fernández Santillana. Y añade: Para nosotros, el proyecto aprobado del Gobierno repite los errores de la Logse, una ley que sólo sirvió para incrementar el fracaso escolar Partido Popular (PP) El portavoz de Educación del PP, Eugenio Nasarre, resalta que hasta ahora el Gobierno socialista ha emprendido un camino profundamente equivocado y que la oferta de un pacto educativo que ayer hizo Mariano Rajoy a Rodríguez Zapatero, es una decisión animada por un alto sentido de la responsabilidad y por patriotismo Para Nasarre, nuestra educación necesita asentarse sobre cuatro pilares básicos e irrenun- PSOE. El portavoz socialista de Edu- La oferta de un pacto educativo del PP viene animada por un alto sentido de la responsabilidad CSI- CSIF. Pedimos un Pacto de Estado para esta Ley, una reivindicación de CSI- CSIF y otras organizaciones sociales. El asunto se ha convertido en un clamor, que ningún administrador consciente del momento que vive, debe dejar pasar para ponerse a la altura de las expectativas de los administrados l año pasado, más o menos por estas fechas, cedí en estas páginas a la tentación de catalogar el comienzo de curso como un comienzo pasota El pasotismo venía alimentado- -en padres, profesores y alumnos- -por el anuncio de tajantes rectificaciones a la política educativa anterior y el anuncio de nuevos cambios legislativos, que no sólo aburrían ya a las ovejas, sino que provocaban sin rubores, a diestro y siniestro, el virgencita que me quede como estoy Este año, algunos contribuyentes sabemos ya lo que se nos viene encima. Algunos digo, añadiendo que más bien pocos, porque la mayoría bosteza ante la sola idea de tener que leerse la nueva normativa. Una nueva normativa que va a tener el indiscutible mérito de que este año regresen a la escuela no sólo los niños y jóvenes desparramados durante el verano, sino también sus señorías parlamentarias. Dada la correlación de fuerzas allí existente y la política de pactos que sostienen al gobierno, se sabe ya que la Ley San Segundo (he oído otras denominaciones ingeniosas) será apoyada por una reducida mayoría y rechazada por una abultada minoría. Del anunciado consenso, nada de nada. Un país dividido también casi mitad por mitad en materia educativa, como en otros ámbitos. Pero sobre todo, un país aburrido de tanta palabrería escolar. Mala cosa en ambos casos. Lo cual no es óbice para que una inmensa mayoría de los españoles aguarde el comienzo de curso con renovada ilusión. Con la certeza unos de que sus hijos van a ser recibidos en las aulas por profesores competentes, conocedores de sus deberes y deseosos de dar lo mejor de sí mismos. Con la esperanza otros de que su difícil tarea de cada día va a ser comprendida, respetada y reforzada por una sociedad cada vez más consciente de la trascendencia de la educación. Con el deseo, casi todos, de que reine en las aulas un clima de pacífica convivencia, de aprendizaje, de entendimiento, de consenso. De ese consenso que tanto cuesta interpretar a los políticos. Con la ilusión, todos, de que los centros educativos españoles de cualquier condición, públicos y de libre iniciativa, urbanos y rurales, grandes y pequeños, van a recibir la atención pública que merecen y serán capaces de superar los retos exigidos y mal comprendidos con frecuencia, triste es decirlo, por políticas educativas desnortadas. E