Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 9 2005 Sociedad 45 EL DESAFÍO DE LA NATURALEZA ESPECIES EN PELIGRO (I) ESPECIES AMENAZADAS Guepardo Es el mamífero más veloz de la Tierra, capaz de superar los 110 kilómetros por hora. Una velocidad que no le ha servido para alejarse del peligro de extinción. Orangután Sólo vive en los bosques de Sumatra y Borneo. Aunque en esta última isla se ha encontrado una nueva población, la deforestación está acabando con su hábitat. Panda gigante Quedan unos 1.500 en libertad, pero todos en espacios protegidos. La desaparición de los bosques de bambú y la caza furtiva son su principal amenaza. Tigre Sólo quedan 5.000 en libertad ya que durante el siglo pasado su población disminuyó un 95 Está contra las cuerdas por su maravillosa piel. Gorila de montaña Quedan menos de 700 ejemplares en Ruanda, Uganda y República Democrática del Congo. Su principal amenaza son los conflictos armados. Grupo de focas en la Isla de Lobos, Punta del Este, Uruguay, amenazadas por el cambio climático AFP Los últimos estudios cifran en 15.589 el número de especies de flora y fauna en peligro de extinción, una amenaza que crece a un ritmo entre 100 y 1.000 veces superior al natural Aumenta la lista de especies en peligro de extinción TEXTO: ARACELI ACOSTA La extinción es un proceso natural y la evolución no puede entenderse sin la aparición de unas especies y la desaparición de otras. Ninguna especie hasta ahora se ha mostrado inmortal. Tanto es así que sólo entre un 2 y un 4 por ciento de las especies que alguna vez han vivido en la Tierra se cree que sobreviven hoy en día. El resto se extinguieron, habiendo desaparecido la gran mayoría mucho antes de la llegada del hombre. Y es que las extinciones causadas por el ser humano se consideran como un fenómeno reciente y moderno en la historia del planeta. Si bien es cierto que la primera contribución significativa de la humanidad al ritmo global de ex- La última Lista Roja de Estinción pudo haber ocurrido pecies Amenazadas cifra en con la desaparición de los 15.589 las especies de flora y grandes mamíferos terresfauna que están ametres, el problema ahora está en que este rit- En los últimos nazadas con la extinmo no deja de acele 500 años la ción. Uno de cada cuatro mamíferos y rarse. Los expertos actividad hu- una de cada ocho consideran que la pérdida de especies se es- mana ha forza- aves padecen tamtá dando a un ritmo do la desapari- bién un alto riesgo entre 100 y 1.000 veces ción de 844 de extinción en un futuro cercano. Lo superior a la tasa de especies mismo ocurre con referencia o natural, una de cada tres essegún las estimaciopecies de anfibios y casi la nes más conservadoras. El demitad de especies de tortuclive es tal que muchos hagas marinas y de agua dulce. blan ya de lo que podría ser la Y es que la cantidad de espesexta ola de extinciones en cies amenazadas está aumennuestro planeta. Sólo en los últando en casi todos los princitimos 500 años la actividad hupales grupos taxonómicos. mana ha forzado la desapariLa última Evaluación ción de 844 especies, aunque Mundial de Especies muesesta cifra se considera alejada tra que, generalmente, los sede la realidad, pues hay esperes vivos amenazados se concies que se extinguen sin hacentran en zonas de alta denber sido descubiertas por la sidad poblacional, especialCiencia. mente en gran parte de Asia y África. Por tanto, uno de los grandes desafíos de la conservación será compatibilizar las presiones que el ser humano ejerce con la protección de la diversidad biológica. De una manera o de otra el hombre ha sabido siempre que la Tierra es en parte responsabilidad suya, y de ahí la creciente expansión de las áreas protegidas, que no son un fenómeno histórico reciente. Las primeras medidas deliberadas para la conservación de los recursos bióticos datan del año 252 a. C. cuando el emperador Asoka de India estableció áreas protegidas para mamíferos, aves, peces y bosques. Pero después de tantos siglos, siguen en peligro. Un orangután protege a su cría en un centro de Malasia Lo que está en su mano Tenemos que comprar bebidas vitivinícolas con tapón de corcho, en vez de plástico o de metal, para conservar los bosques de alcornocales, ya que estos bosques se mantienen vivos gracias a la producción de corcho Fte. WWF ADENA El tigre es uno de los mamíferos más amenazados, sólo sobreviven en libertad cinco mil