Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 9 2005 Internacional 27 Al menos 149 muertos al caer un avión en una zona muy poblada de Indonesia El aparato, que se convirtió en una bola de fuego, provocó medio centenar de víctimas mortales entre los habitantes de una barriada de Medan b Un responsable de una ONG occi- Una treintena de personas perecen en el incendio de un teatro en Egipto ABC EL CAIRO. Un incendio, cerca de la medianoche, acabó con la vida de 30 personas y produjo otras 60 personas heridas. Las víctimas asistían a un estreno teatral representado por jóvenes aficionados, en un centro cultural popular de la ciudad de Beni Suef, a unos cien kilómetros al sur de El Cairo. Algunos testigos comentaron que las llamas estuvieron ardiendo alrededor de una hora, sembrando el pánico entre el millar de espectadores que abarrotaba la sala. Según el gobernador de la provincia, Anas Yafar, el origen del fuego fueron las velas que la compañía teatral utilizaba y que prendieron en las cortinas y en el papel que formaban parte del decorado. Algunas informaciones elevaban a 39 la cifra de víctimas mortales y a 40 la de los heridos, algunos de ellos en estado crítico. dental asegura que tenían instrucciones de no viajar con la aerolínea de bajo coste Mandala, propiedad del Ejército indonesio ABC MEDAN YAKARTA. Al menos 149 personas murieron ayer al estrellarse un avión de una compañía indonesia de bajo coste en una zona densamente poblada de Medan, ciudad del norte de la isla de Sumatra (oeste de Indonesia) El aparato, un Boeing 737- 200 de la aerolínea privada Mandala, cayó a las 9.40 (2.40 hora local) justo fuera del perímetro del aeropuerto Polonia, en el centro de la tercera ciudad del país asiático, desde donde acababa de despegar rumbo a la capital indonesia, Yakarta. El director general de Mandala, el general Asril Hamzah Tanjung, explicó que en el avión viajaban 112 pasajeros, entre ellos tres niños, y cinco tripulantes. Al menos quince pasajeros que viajaban en la cola del avión sobrevivieron, entre ellos un bebé de 18 meses que quedó protegido en los brazos de su madre. No tuvo la misma suerte su hermano mayor, al que Katrina, de 32 años, vio morir irremediablemente entre las llamas. Al chocar contra el suelo, el aparato estalló y se convirtió en una inmensa bola de fuego, que provocó la muerte de al menos 62 personas en tierra, según la agencia Dpa, que cifró las víctimas mortales en 166. El choque fue muy violento, ya que varias viviendas, árboles y vehículos ardieron y fueron destruidos en una extensa zona urbana tras la caída de la aeronave, que probablemente tenía los depósitos llenos de combustible. Nico, un vecino del barrio afectado, explicó que el accidente destruyó totalmente el avión, y decenas de casas y automóviles de la calle La mayoría de los cadáveres, calcinados, no eran identificables. Algunos quedaron dispersados por la zona en varios trozos. tes, Setyo Raharjo, aseguró al diario Kompas que siete investigadores se hallaban en Medan para determinar las causas del accidente y que tenían la caja negra del avión. Se trata de una gran tragedia, tal vez el peor accidente en cinco años en Indonesia, afirmó el ministro de Transportes, Hatta Radjasa. Mala reputación El general Tanjung dijo que el aparato fue construido en 1981. Los accidentes aéreos son habituales en Indonesia, un inmenso archipiélago de 6.000 islas habitadas que se extiende a lo largo de casi 5.000 kilómetros, y algunas aerolíneas privadas son criticadas en cuanto a la seguridad y los retrasos. Mandala es una empresa privada propiedad del Ejército, que posee intereses para asegurar su financiación. Uno de los responsables de una importante ONG occidental, que no quiso ser identificado, indicó a la agencia France Presse que los miembros de su organización tenían instrucciones de no viajar con Mandala, una compañía que tiene mala reputación sobre todo en lo que se refiere al mantenimiento de los aviones. Medan es una ciudad escala para los vuelos que se dirigen de Yakarta a Banda Aceh, la capital provincial de Aceh que fue devastada por el maremoto del pasado 26 de diciembre y en cuya reconstrucción trabajan cientos de cooperantes procedentes de otros países. Sin embargo, al cierre de esta edición no se había anunciado oficialmente que hubiera alguna víctima extranjera. Mueren nueve alemanes al desplomarse un teleférico en Austria ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. La mala suerte y la casualidad se aunaron ayer en la estación alpina de Sölden, en el Tirol austriaco, causando la muerte de nueve personas, entre ellas seis niños, y heridas graves a otras siete. Mala suerte que provocó que un helicóptero que transportaba material de construcción perdiera un cubo de hormigón de 750 kilos de peso. La casualidad quiso que el bloque chocara 200 metros más abajo, justo contra una cabina de teleférico, que se desprendió de su anclaje y cayó 15 metros al vacío con cinco personas dentro, de las que tres fallecieron. Además, el brutal impacto provocó que otras dos barquillas perdieran el control y comenzaran a balancearse violentamente. En una de ellas, seis de sus ocho ocupantes murieron al ser arrojados a través de las ventanas, mientras que en la otra resultó herido uno de los viajeros. Aunque la identidad de las víctimas no fue revelada, la televisión estatal ORF confirmó que todos los fallecidos eran alemanes, miembros de la Asociación Alpina Alemana, que se encontraban de vacaciones en la zona y subían hacia el glaciar de Sölden. Tras el accidente, las autoridades desplegaron un dispositivo de rescate para auxiliar a otras 19 personas que ocupaban otras tres cabinas y que tuvieron que ser evacuadas en helicóptero, ya que el teleférico quedó fuera de funcionamiento. En noviembre, el mismo teleférico sufrió una avería sin víctimas. Declaraciones de los supervivientes Un pasajero, Rohadi Sitepu, relató a la cadena indonesia Metro TV que se produjo una explosión en la parte delantera, luego un incendio, y entonces el avión cayó Este hombre, que sobrevivió con los otros cinco pasajeros que iban sentados en la misma fila 20, escapó mientras detrás de él se escuchaban cuatro explosiones. Desde un hospital, otro testigo, Freddy Ismail, explicó a la radio ElShinta que después del despegue, el ruido del motor se volvió ensordecedor y el avión empezó a vibrar muy fuerte, antes de caerse El jefe del organismo nacional encargado de la seguridad de los transpor- El equipo de rescate observa el teleférico caído y los cadáveres cubiertos EPA