Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 9 2005 Nacional 21 Analizan supuestas ropas de Rocío Wanninkhof dejadas frente a la casa de su madre Estaban en una bolsa, manchadas de sangre, con colillas, dinero, cabello y una foto de la joven b La Guardia Civil extraerá el ADN de las nuevas muestras para cotejarlo con el que dispone de los supuestos implicados y buscará huellas dactilares en la bolsa J. M. C. MÁLAGA. El Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil analiza ropa interior manchada de sangre que apareció el 30 de agosto delante de la puerta de la vivienda que la madre de Rocío Wanninkhof, Alicia Hornos, tiene en la urbanización La Cortijera de Mijas Costa, en Málaga. La progenitora de la joven asesinada el 9 de octubre de 1999, crimen por el que está encarcelado el británico Tony King, no descarta que esas prendas, que estaban en una bolsa, sean de su hija. Se van a realizar análisis y cotejos de ADN y búsqueda de huellas dactilares. Hornos entregó el domingo a la Guardia Civil una bolsa de plástico, que contenía unas bragas con restos de sangre, unas colillas, dinero y cabellos. Además, en la bolsa había también ropa de otra persona. La mujer manifestó que días atras alguien llamó a la puerta de su casa cuando estaba tendiendo la ropa; al abrir, se encontró la bolsa. Afirmó que se extrañó mucho, aunque decidió no mirar en su interior por miedo a que fuese algún bicho, pero cuando llegó su compañero Julián, que había ido a comprar pan, la abrieron entre los dos. A continuación localizaron y explicaron los hechos a su abogado, quien les sugirió que lo denunciaran. No sé quién se puede burlar de una madre cuya hija ha sido asesinada brutalmente, y que seis años después sigan así. Que me dejen en paz pidió. Asimismo, la mujer destacó que en la bolsa también había ropa de otra persona, pero no quiso decir su nombre, aunque sí parece habérselo revelado a su letrado y a los agentes. La madre de Rocío Wanninkhof aseguró que cada vez que se acerca un juicio- -dentro de un mes y medio se celebrará el de Tony King- alguien se pone nervioso y arremete contra ella. Resaltó que no se mete con nadie porque apenas puede con su vida y con el sufrimiento de la muerte de su hija: Estoy enferma y bajo tratamiento psiquiátrico dijo. Papeles con amenazas En agosto, Alicia Hornos también recibió de madrugada unos papeles amenazantes con insultos y signos nazis, así como cartas intimidatorias enviadas desde Málaga, Sevilla y Murcia. Ese mismo mes la juez instructora del caso decidió sobreseer la causa contra Dolores Vázquez y el británico Robert Graham y mantener la imputación contra Tony Alexander King, también acusado de la muerte de la joven Sonia Carabantes. Rocío Wanninkhof, de 19 años, desapareció el 9 de octubre de 1999 en Mijas y su cuerpo fue encontrado el 2 de noviembre de ese año en un paraje de Marbella. Once meses después fue detenida como presunta autora del crimen Dolores Vázquez, quien permaneció en prisión diecisiete meses y recuEFE Incautados 260 kilos de cocaína en Almería Efectivos de la Guardia Civil y de la Agencia Tributaria de Almería intervinieron en la noche del domingo, en el marco de la Operación Bolívar 260 kilogramos de cocaína de gran pureza en el buque Cape- Kass de bandera chipriota, que había atracado en el puerto de Carboneras con 160.000 toneladas de carbón para la central de Endesa, informa M. Navarrete. La droga fue localizada dentro de dos torpedos cilíndricos adheridos al casco. El capitán del mercante, de nacionalidad ucraniana, ha sido detenido peró la libertad por una decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que acordó su excarcelación bajo fianza el 8 de febrero de 2002. El alto tribunal andaluz ordenó repe- tir el juicio con otro jurado y anular el veredicto de culpabilidad y la sentencia de la Audiencia de Málaga, que había condenado a Vázquez a 15 años de prisión. El Tribunal Supremo suaviza los controles sobre los extranjeros en los centros de internamiento N. VILLANUEVA MADRID. El Tribunal Supremo ha anulado tres artículos de una orden ministerial- -dictada en 1999 por el anterior gobierno del PP- -sobre el funcionamiento de los centros de internamiento de extranjeros, al considerar que varios apartados de esa normativa restringen los derechos y libertades de los internos. Desde ahora, el control y registro de la correspondencia, el comiso de los objetos que porten los inmigrantes, el régimen de visitas y comunicaciones e incluso las normas de funcionamiento interno del centro quedarán fuera de las competencias que la orden ministerial citada atribuía a los responsables de esos establecimientos, que acogen a inmigrantes incursos en causas de expulsión mientras se tramita su expediente. El alto tribunal considera que algunos aspectos del funcionamiento de los centros afectan a derechos fundamentales que, como tales, han de ser regulados por una norma con rango de ley. Así, el alto tribunal contradice a la Audiencia Nacional y anula la sentencia en la que en enero de 2001 la Sala de lo Contencioso- Administrativo desestimaba el recurso interpuesto por la Federación Andalucía Acoge y otras dos asociaciones contra la orden ministerial sobre normas de funcionamiento y régimen interior de esos centros, a los que el reglamento de ejecución de la Ley orgánica sobre Derechos y Libertades de Extranjeros en España encardinaba en el Ministerio de Interior. Uno de los artículos que anula el Supremo es el que se refiere al régimen de visitas y comunicaciones de los internos. La Sala entiende que varios de sus apartados imponen limitaciones o restricciones al derecho de los internos a comunicarse con sus familiares o representantes diplomáticos y establecen la posibilidad de imponer determinadas medidas correctoras, como la suspensión de las comunicaciones, cuando durante las entrevistas, tanto los internos como los visitantes, Los directores ya no podrán recurrir a la fuerza para restablecer la normalidad en supuestos de alteración del orden en el centro no observen unas normas de comportamiento que no se concretan en ningún punto, dice la Sala. El control- -y, en su caso, comiso- -de los objetos que porten los inmigrantes en el momento de su ingreso es otra de las materias afectadas por la sentencia. En este sentido, los magistrados subrayan que tampoco se dice ni especifica quién decide la prohibición de entrega de efectos, productos o instrumentos que pueden poner en peligro la salud o higiene de los extranjeros ingresados o la seguridad de éstos en el centro Además, el Tribunal Supremo despoja al director del centro de la facultad de emplear la fuerza física legítima para restablecer la normalidad en supuestos de alteración del orden y de la convivencia en dichos establecimientos. Hasta ahora, los responsables de los centros podían hacer uso de la fuerza en situaciones de descontrol, siempre bajo los criterios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad