Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 9 2005 57 Toros Cayetano siembra su distinción en Bilbao Plaza de toros de Vista Alegre. Domingo, 4 de septiembre de 2005. Casi tres cuartos de entrada. Un toro de Torrestrella para rejones, de desigual juego, y seis novillos de Zalduendo, de distinto juego, pero con fondo noble; destacaron los extraordinarios 1 y 4 2 y 3 fueron a menos; el 5 se paró; el 6 fue devuelto y sustituido por un sobrero del mismo hierro. Antonio Domecq, cuatro pinchazos, rejón corto y atravesado y tres descabellos (silencio) Ambel Posada, de gris perla y oro. Pinchazo y estocada (saludos) En el cuarto, tres pinchazos y estocada corta. Aviso (saludos) Cayetano, de verde oliva y oro. Estocada (oreja) En el quinto, pinchazo y media (saludos) David Esteve, de azul pavo y oro. Estocada que hace guardia, estocada y descabello (saludos) En el sexto, pinchazo, media y descabello. Aviso (saludos) BARCELONA Los mansos de Atanasio y la tarta de Padilla Monumental de Barcelona. Domingo, 4 de septiembre de 2005. Un tercio de entrada. Cinco toros de Atanasio Fernández y uno, el 1 de Aguirre Fernández Cobaleda, serios, excepto el anovillado 2 mansos y deslucidos. Juan José Padilla, de tarta de bodas y oro. Pinchazo, media y estocada. Aviso (silencio) En el cuarto, estocada (silencio) Canales Rivera, de grana y oro. Estocada desprendida (ovación) En el quinto, dos pinchazos y estocada corta (ovación) López Chaves, de azul y oro. Media atravesada y tres descabellos (vuelta al ruedo) En el sexto, dos pinchazos (ovación) ZABALA DE LA SERNA BILBAO. La expectación se había congregado en torno a la presentación de Cayetano (Rivera Ordóñez) en Bilbao. Ambientazo para una novillada. Ambientazo arropado por la Junta Administrativa de Vista Alegre. Novillada de abono. Mientras que en Madrid la Comunidad las ha desprotegido- -anuladas en la miniferia de mayo y en otoño- aquí la Comisión Taurina las fomenta. Bien valió la pena. Porque Cayetano, de entrada, puso sobre el tapete algo distinto: distinción. No hubo faena redonda a falta de novillo redondo. Pero el concepto, el trazo de los naturales, cómo vacía los pases de pecho- -echándose todo lo negro por delante- incluso los desplantes de rodillas- -hasta para esto hay que tener torería- rezuma categoría. Le hizo cosas al utrero, cosas fluidas, gozosas. También circulares invertidos que no le pegan. Y agarró un espadazo que le supuso una grata y merecidísima oreja. Insuperable la media verónica con que Cayetano abrochó los lances sello Ordóñez rodilla en tierra. Media de cartel. Media de relojes parados. Media para seguirla en sueños y perseguirla despierto. Y es que Cayetano le Cayetano cortó la única oreja de la tarde imprime temple incluso a un quite por tafalleras. En San Sebastián de los Reyes, en Borox y en Haro ha golpeado con fuerza el puro candor de su toreo. Ayer le faltó el remate con ese quinto que se paró a plomo. Desde julio, en Valencia, última crónica abecedaria, se ha desprendido de las excesivas pausas. Y torea lento. Porque el toreo es sin prisa pero sin pausa. Posada apuntó sus maneras en todos los tercios. Apuntar sólo no vale si se cuenta con un novillo de la calidad del de Zalduendo en una plaza como Bilbao. Un lujo. Demasiada técnica y poco abandono a los sones del utrero, excepcional de duración, dulzura y entrega. Desde el prólogo de sus embestidas al epílogo de las mismas, pasando por un tercio de quites en el que destacó una extraordinaria y templadísima media de Cayetano a pies juntos. Definitivamente Ambel Posada desperdició un lote soberbio, una oportunidad magnífica y una fecha importante. Cumbre fue también el cuarto. Pero FERNANDO GÓMEZ A. P. abusa de tecnicismos y toques exteriores. Lo vulgarmente llamado pico. Y además pinchó con reiteración. Antes toreaba más arrebujado. David Esteve se arreó mucho desde el principio. Farol de rodillas y ardor novilleril con el capote. El novillo de Fernando Domecq, un torito en miniatura, colocado de pitones, se empleó en el caballo. No lo midieron lo suficiente y pagó las consecuencias en su decreciente juego de muleta. Esteve, verderón y valiente, en novillero, peleó con las cada vez más cortas arrancadas. El valenciano Esteve, que entró, como Posada, por Julio Benítez, no presume ni de clase ni de arte, pero se arrima. De todo tiene que haber. Es su camino, como demostró con el sobrero sexto. Lo que sí necesita es práctica con el carretón. Abrió plaza el caballero Antonio Domecq con un torete bravo de Torrestrella, que se cruzaba por delante de los caballos, con el que quiso más que pudo. Cogida muy grave de El Cid en Mérida Manuel Jesús El Cid resultó herido de gravedad ayer en la feria pacense de Mérida. El torero de Salteras sufrió luxación de codo derecho y herida en el periné parectal izquierdo, de trayecto ascendente de unos doce a quince centímetros, que afecta al músculo elevador del ano, recorrido retropúbico y que respeta la pared del recto, de pronóstico muy grave Con tres cuartos de entrada, se lidiaron toros de Martín Arranz, el segundo con el hierro de Joselito, según informa mundotoro. El Cid, oreja que paseó la cuadrilla. Sebastián Castella, ovación y oreja. Miguel Ángel Perera, ovación tras aviso y dos orejas. También resultó herido el picador José Manuel Moreno, de la cuadrilla de Castella, con una cornada en la axila derecha. En la imagen, El Cid, en un momento del percance. ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD BARCELONA. En algún artículo del Reglamento Taurino tendría que regularse la corrección en el vestir de los toreros. Ayer, alguien con sentido del pudor debió haber impedido a Juan José Padilla salir a la plaza vestido como una tarta nupcial. De nata con fresitas, que así parecían las florecitas de colores que salpicaban lo que se supone que era un traje de luces. Horrendo como casi todo lo que después hizo en el ruedo. Menos mal que el jerezano estuvo atento como director de lidia e hizo un providencial quite a un banderillero en el quinto, porque lo realizado ante sus dos enemigos- -escorzos y lejanías- -no dejó recuerdo. Canales Rivera se esforzó pero con escasos resultados. Bien es cierto que los atanasios- -derroche de mansedumbre- -no se dejaron mucho, pero los apuntes supieron a poco, especialmente con el hondo quinto, al que dejó masacrar en varas y al que aburrió con una monótona labor muleteril. El mejor parado resultó López Chaves, muy dispuesto, encorajinado más bien. Puso toda la carne en el asador, plantó cara a la mansedumbre y caló con un toreo un tanto superficial que sobresalió entre tanto adocenamiento. EFE