Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 9 2005 Internacional 25 Un miembro de los servicios de rescate evacúa a una mujer del edificio incendiado ayer en el sur de París AP Un nuevo incendio en París, al parecer provocado, causa al menos 15 muertos Detenidas tres jóvenes sospechosas de entre 16 y 18 años de edad b Los vecinos denunciaron que La salud del jefe del Estado Los partes médicos afirman que Jacques Chirac se recupera rápida y favorablemente pero su hospitalización de urgencia, para tratar un problema ocular, ha agudizado la rivalidad, a flor de piel, entre su primer ministro, Dominique de Villepin, y su ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, disputándose por el tortuoso camino de la todavía algo lejana, pero no demasiado, sucesión del jefe del Estado. Desde el hospital militar de Val- deGrace, Chirac sigue como puede la actualidad nacional e internacional más candente. Desde la universidad de verano de la UMP, el partido de Chirac, controlado por Sarkozy, sus posibles herederos se entretienen en disputas sobre numerosos temas de fondo. dios Ese juego- -afirma un vecino- -solo podía terminar con el incendio de la torre, con los vecinos dentro En el inmueble incendiado vivían unas 800 personas. L Hay- les- Roses es una pequeña ciudad de la periferia. Ni burguesa ni demasiado popular. Pero la proliferación de inmuebles de nuevo cuño, cohabitando con chalés más tradicionales, deja grandes espacios vacíos, mal comunicados, con pocos servicios para una ciudad- dormitorio para proletarios medianamente acomodados. En ese marco, son frecuentes los enfrentamientos entre bandas rivales de adolescentes mal integrados. La noche del sábado, varios vecinos denuncia- una banda de adolescentes se distraía provocando pequeños incendios en esta barriada acomodada de la periferia J. P. QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. La Policía detuvo ayer a tres jóvenes sospechosas, chicas de entre 16 y 18 años, del incendio al parecer provocado en una torre de 18 plantas y 112 apartamentos, en L Hay- les- Roses (Val de Marne, al sur de la capital) donde murieron quince personas, entre ellas dos niños, víctimas de intoxicaciones. Once víctimas más se encontraban anoche en situación crítica, una de ellas en estado de muerte cerebral. El incendio estalló hacia la una de la madrugada de ayer. La intervención de los bomberos, recibidos a pedradas por bandas de jóvenes que protestaban por la tardanza, permitió extinguir el fuego en poco más de una hora. La Policía detectó rápidamente indicios de un posible origen criminal, cuando radio y TV sostienen un clima de psicosis popular contenida, tras los incendios de inmuebles insalubres de los últimos diez días. ron a un grupo de jóvenes que jugaban con líquidos inflamables en la entrada del inmueble incendiado. La Policía sospecha que tales juegos pudieron precipitar el incendio de un edificio construido en hormigón hace menos de diez años. Según los bomberos, el incendio fue muy rápido y violento, pero muy localizado. La construcción del edificio evitó la propagación de las llamas. Y los muertos fueron víctimas de la intoxicación. No hubo escenas de pánico. Los vecinos que se encerraron en sus apartamentos no sufrieron ningún daño. Una vecina se dejó llevar por el pánico y precipitó un movimiento catastrófico, ya que quienes intentaron huir, aterrados por sus gritos, sufrieron inmediatamente de la proximidad de temperaturas de más de 300 grados, perseguidos por el humo que terminó por asfixiar a catorce personas. Entre quienes intentaban huir se encontraba una joven embarazada, soltera, que se desmayó en brazos de un bombero. Ya en una ambulancia, la joven dio a luz sin problemas. La madre y el niño se encontraban ayer noche en un estado muy satisfactorio. El último susto Un nuevo incendio se declaraba a última hora de ayer en otro inmueble de París, muy alejado del anterior, causando dos heridos leves, según el primer balance dado por los equipos de bomberos. El segundo fuego tuvo lugar en el cuarto piso de un edificio de siete plantas y fue controlado por un centenar de bomberos con siete camiones bomba. Un juego de niños En el caso del incendio presumidamente criminal de la torre de L Hay- les- Roses todo parece indicar que se trata de un drama social de otra naturaleza. Desde hace días, los vecinos habían denunciado el comportamiento de una banda de adolescentes que se distraían provocando pequeños incen-