Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 9 2005 21 Un nuevo incendio en París, al parecer provocado, provoca quince muertos, ocho heridos y tres detenidos Sadam Husein será juzgado en Irak por crímenes contra la humanidad ante un Tribunal Especial el 19 de octubre Vista aérea del centro de la ciudad de Nueva Orleáns con el Superdome REUTERS El Katrina paraliza por completo el transporte de mercancías a lo largo del último y estratégico tramo del río Misisipi, entre Nueva Orleáns y el Golfo de México Infarto en la gran arteria económica PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL Improvisado servicio religioso en Gulfort (Misisipi) tras el paso del huracán REUTERS Bush también se enfrenta a una nueva vacante decisiva en el Supremo P. R. WASHINGTON. La Administración Bush se enfrenta desde ayer al reto y la oportunidad de una nueva vacante en el Tribunal Supremo, tras el fallecimiento del magistrado jefe, William Rehnquist, víctima de un agresivo cáncer de tiroides diagnosticado el pasado octubre. El veterano juez, de 80 años, nombrado por Richard Nixon y as- William Rehnquist AP cendido por Ronald Reagan, estaba considerado como uno de los más destacados conservadores de la cúpula judicial de EE. UU. tan vitalicia como decisiva. El presidente Bush ha lamentado su muerte, indicando que nombrará un sucesor en cuanto sea posible. Por ahora, el calendario de confirmaciones judiciales en el Senado está monopolizado por la candidatura del juez de apelaciones John Roberts. su parte, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, visitaba su Estado natal de Alabama, vecino de Misisipi, donde el huracán también golpeó con dureza. Los dos han recibido duras críticas. El secretario de Defensa, por desaparecido y Rice, por haber sido vista de com- pras por Manhatan al día siguiente de la tragedia. Mientras los habitantes de tres Estados se ahogaban, el presidente seguía de vacaciones en su rancho, Dick Cheney hacía lo propio en Wyoming, y Rice disfrutaba de un musical en Broadway. WASHINGTON. Thomas Jefferson, el tercer presidente y uno de los principales intelectos de la democracia en América, ya se encargó de advertir que el puerto de Nueva Orleáns era como una mano sobre el cuello de nuestra economía insistiendo en el tremendo valor estratégico de esa encrucijada comercial a unos 150 kilómetros de la desembocadura del río Misisipi en el Golfo de México. Pero desde hace ya una semana, el decisivo Old Man River celebrado por Mark Twain se encuentra paralizado por el infarto del huracán Katrina en esta arteria fundamental para Estados Unidos. Si a partir de ahora los cereales con que el resto del mundo globalizado desayuna empiezan a subir de precio- -al igual que otros alimentos, materias primas o productos industriales- -la respuesta habrá que buscarla en los brutales daños causados por el Katrina en las instalaciones portuarias de Nueva Orleáns y el sur de Luisiana. Algunos cálculos inspirados por la falta de electricidad y de trabajadores, además de la destrucción en terminales y vías férreas, apuntan a que habrá que esperar meses, quizá hasta el año que viene, antes de recuperar cierta normalidad. Estados Unidos es el mayor productor agrícola del mundo y una buena parte de estas exportaciones flotan en barcazas por el cauce del Misisipi, una aventura fluvial de más de 3.700 kilómetros de extensión que comienza en el diminuto lago Itasca de Minnesota. Pero en estos momentos, el final de ese trayecto se ha convertido en un atasco de centenares de barcazas dentro de un costoso limbo sin posibilidad de dar salida a un volumen de productos que el año pasado llenó seis mil buques cargueros. El impacto en este flujo comercial resulta especialmente grave para los exportadores de grano en el mediooeste. Sin destino claro para estos cargamentos, los intermediarios ofrecen menos dinero a los productores deseosos de comercializar los restos del año pasado antes de empezar con la nueva cosecha en cuestión de semanas. Junto a estos retrocesos de precios domésticos, los consumidores esperan pagar más por artículos importados como el café. Puertos alternativos En búsqueda de soluciones, se prevé el desvío de algunos de estos cargamentos vía ferrocarril hasta puertos alternativos en Maryland, Texas o Florida, con el consiguiente aumento en costes de transporte. Pero dentro de esta creciente carrera de obstáculos, la alternativa terrestre no siempre resulta rentable cuando una sola barcaza tiene capacidad para transportar la carga equivalente de 60 trailers o 15 vagones de tren. La Guardia Costera y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército han empezado a inspeccionar obstáculos a la navegación en el propio cauce del Misisipi, donde se han hundido o encallado multitud de barcos e instalaciones petrolíferas. Se teme que el huracán haya logrado alterar el fondo de los canales hasta ahora navegables y destruir toda clase de señalizaciones. De momento, el tráfico fluvial entre Natchez y la espectacular desembocadura en el Golfo de México ha quedado reservado únicamente para buques de rescate, remolcadores y barcazas de pequeño calado.