Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 5 9 2005 ABC Nacional España deja pasar a Europa a 650.000 personas sin control en plena alerta por el 7- J Los filtros para coches en el puerto de Algeciras carecen de ordenador para detectar reclamados b La ausencia de medios luminis- Penuria en la frontera Medios informáticos: Necesarios para conocer si el portador del documento está reclamado policial o judicialmente, los 8 filtros de coches poseen un solo ordenador. En 2003, para una inspección de parlamentarios europeos sobre la protección del territorio Shengen, llegó a haber 24 terminales en 17 filtros. Medios luminiscentes: Para comprobar la autenticidad del documento, su ausencia lleva a los agentes a comprarse cuentahilos, a 1,30 euros. A pie de coche, y pertrechado de la lupa, el agente ha de descubrir si le dan gato por liebre. Medios de inspección: Sin espejos, la revisión de los bajos de un vehículo obliga al agente a tirarse al suelo. Por ello, han cambiado la camisa blanca reglamentaria por unos polos azules, más sufridos, que un compañero les serigrafía con el término policía centes impide a la Policía comprobar la veracidad documental de las 15.000 personas que llegan al día en su vehículo desde África VIRGINIA RÓDENAS MADRID. Cuatro casetas sin ordenador, pertrechadas únicamente de silla, mesa y el cajón vacío donde alguna vez debió de haber un aparato de aire acondicionado, son los medios materiales. Los humanos, la pericia de dos profesionales del Cuerpo Nacional de Policía y la buena voluntad de cuatro agentes en prácticas por turno. Es todo el contingente del que dispone la Comisaría de Algeciras- -puerta sur de Europa- -para controlar la Operación Paso del Estrecho, en la que entran por el puerto 650.000 personas que, a bordo de sus vehículos, llegan desde África al territorio Schengen español- -zona de libre circulación de la UE- Una carencia de recursos que convierte en mísera la inspección en el puesto fronterizo y que adquiere mayor gravedad si cabe, según aseveran los propios policías, al producirse en plena alerta máxima de prevención y protección ante el terrorismo- -alerta 3- decretada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, de forma indefinida el pasado 7 de julio, tras los atentados islamistas en Londres. Esta es una de las ocho cabinas para el control de entrada de vehículos en Europa a través d Cada policía se compra lo suyo La penuria de medios para afrontar la misión encomendada a los policías es de tal magnitud que los agentes destinados en los filtros han de comprar con su propio dinero cuentahilos- -que adquieren en la librería Belmonte- -para verificar al trasluz, y a pie de coche, los documentos que les muestran. Tampoco disponen de espejos para revisar los bajos de los vehículos. Y en ausencia de tecnología informática para todos los puestos, la comprobación de antecedentes y de reclamaciones a través de Interpol es pura quimera. Por todo ello, los habituales del puerto de Algeciras saben de sobra que los filtros para el control de vehículos son un auténtico coladero confirmaron a ABC fuentes policiales destinadas al paso fronterizo. Agujeros que conoce el Ministerio del Interior, a cuyo máximo responsa- Este es el aspecto que presentan los filtros de entrada a España tras el desembarco de un transbordador ble, como presidente del Consejo de Policía, se le dirigió un escrito el 29 de junio del pasado año, en el que la Confederación Española de Policía (CEP) le pedía medidas urgentes, ante la precaria situación de personal y de medios en la frontera sur de Europa. Para evitar males mayores, que se proceda lo antes posible a catalogar la frontera marítimo- terrestre de Algeciras como unidad con el personal adecuado y catalogado, para el perfecto funcionamiento del servicio encomendado, al ser uno de los puntos más calientes de entrada de extranjeros en nuestra Península y en el espacio Schengen La denuncia elevada al máximo responsable de Interior ponía énfasis en que la necesidad de establecer medios adecuados, tanto en factor humano como en el de instalaciones y medios, no sólo debemos pensarlo nosotros Y precisaba: En 2003, se efectuó una inspección por una comisión de parlamentarios europeos, y para la ocasión se montaron veinticuatro terminales informáticos, repartidos en diecisiete filtros de control, aunque dos semanas después de la visita se fueron retirando quedando un año des-