Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 5 9 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. BUSH PIDE AYUDA A EUROPA N la declaración de solidaridad del Consejo Europeo de 25 de marzo de 2004, la Comisión expresó su intención de reforzar el mecanismo comunitario de protección civil. Pretendía mejorar la comunicación y la coordinación, garantizar la operatividad de los equipos civiles y militares, encontrar los medios de financiar el coste de transporte de los equipos y el personal en caso de caLUIS IGNACIO tástrofe y disePARADA ñar emblemas comunes para los equipos de intervención con el fin de mejorar la visibilidad de la solidaridad europea. Pero la Comunicación oficial de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo aún no ha sido publicada en el Diario Oficial, lo que hace suponer que existen algunos flecos pendientes. El mecanismo comunitario de protección civil no tiene todavía respaldo oficial. La declaración de propósitos incluía la protección sanitaria en caso de ataque, catástrofe o accidente, lo que parece indicar que el esfuerzo conjunto no se limitaría a los casos de terrorismo. Pero todo el corpus normativo se refería a ataques llevados a cabo en los países miembros con explosivos y agentes químicos o biológicos y no a cualquier tipo de desastre natural. La protección civil europea se basa hoy en un mecanismo creado en octubre de 2001 que agrupa a 30 países, los 25 de la UE más Bulgaria, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Rumania. Está dotado con un Centro de Control e Información, cuya función es recibir las solicitudes de ayuda de los países afectados y un Comité de Seguridad Sanitaria creado en noviembre de 2001 que dispone de un sistema de alerta rápida que funciona las 24 horas del día, todos los días del año. Europa atenderá sin duda la petición de ayuda que le ha hecho ayer Bush. Pero no podrá ser a través del Mecanismo Comunitario de Protección Civil, como dice Estados Unidos, porque todavía no tiene entidad propia ni más presupuesto que los 7,5 millones de euros que figuran en un anexo de la declaración del Consejo Europeo de marzo del año pasado. E Subidas de impuestos Antes de subir los impuestos, el Gobierno debería analizar si la gestión que realizan las comunidades autónomas sobre la sanidad se hace de manera organizada y profesional, mediante la optimización al máximo del presupuesto y la contención exhaustiva de aquellos gastos exclusivamente necesarios. Y si no es así, no es justo que, como siempre, seamos los contribuyentes los que paguemos el roto generado por algunos dirigentes no competentes que, nombrados políticamente, usan el dinero público sin el suficiente orden ni control exigidos. Y en caso de tener que defender la supervivencia de nuestro estado de bienestar, tendría un pase la financiación a través del gravamen de tabaco y alcohol, productos que perjudican la salud de los que deciden utilizarlos, pero nunca debería hacerse a través del incremento de la luz, la gasolina y otros artículos y servicios que son bienes de primera necesidad. ¿Por qué ahora al PSOE esta subida le parece una medida positiva si para ellos no lo fue cuando la propuso el PP? ¿Incoherencia política o falta de ideas a la hora de dar soluciones? David García García. Madrid. Verano para olvidar El verano 2005 ha sido el más esperpéntico e irracional de los que me han tocado vivir. Durante todo el año nos hemos acostumbrado a continuos despropósitos en materia terrorista y a la vulneración constante de derechos fundamentales en el País Vasco. La participación del PCTV en la vida política ha cambiado el concepto de ETA. De ser un grupo terrorista, se ha convertido poco a poco en un grupo asesino pero con razones y el diálogo ha entrado en la agenda del presidente del Gobierno. Por este motivo, no me extraña que manifestaciones ilegales acaben en fuertes disturbios y que en Amurrio se celebren homenajes a terroristas y se les concedan los premio de Miss y Mister belleza. En este país ser etarra últimamente entraña algunas ventajas. Aparte de ser aplaudidos y homenajeados, les reducen las penas y les pagan los estudios universitarios. La ilegalizada Batasuna convocó en agosto un par de manifestaciones con un lema conocido: Con las armas, por la independencia El lendakari hizo lo posible para evitar la primera convocatoria. La jornada acabó con graves disturbios protagonizados por terroristas callejeros, que desde este año han pasado a llamarse gamberros de los explosivos La segunda manifestación fue permitida. El Gobierno vasco no quiso o no se atrevió a desconvocarla. Un centenar de personas se pasearon en una jornada festiva por las mismas calles donde había muerto gente inocente. La vicepresidenta De La Vega invitó al PNV a que desconvocara la concentración, pero no podía hacer nada porque las competencias las tenía el Gobierno vasco. César Rina Simón. Cáceres. alienable. El Gobierno debe dedicarse a gobernar y no a que les gobiernen. Con la cultura no se juega. Carlos A. Font Gavira. Los Palacios (Sevilla) El PSOE, dividido y atrapado Esto es un auténtico gallinero. El presidente extremeño, Rodríguez Ibarra, por una parte, y José Montilla, ministro de Industria, por otra, no están de acuerdo ni en las siglas políticas de su propio partido. Zapatero, mientras tanto, ha tomado las riendas en el debate interno del PSOE sobre el nuevo Estatuto catalán. La Ejecutiva socialista desea una reforma consensuada y respetuosa con la Constitución. Por contra, el tripartito catalán no tiene precisamente la misma sensibilidad. Maragall ha ligado su futuro político al del Estatuto, y pocos dudan ya de que Maragall sea más nacionalista que socialista. Carod- Rovira sonríe. Zapatero tiene, sobre todo, un problema interno en el socialismo catalán, pero ese problema, unido a la precariedad parlamentaria que cobija al Gobierno, es un problema nacional. El Estatuto catalán, como ley orgánica, tendrá que ser aprobado por las Cortes; y Zapatero tendrá que hacer equilibrios si realmente desea conservar unido a su partido y a la vez mantener la alianza con ERC. También es cierto que, si la reforma del Estatuto requiere algún tipo de reforma constitucional, se precisarán los votos del PP, lo cual exigirá un consenso amplio. Las dificultades del PSOE, atrapado en sus propias contradicciones, son evidentes. Sus votantes no son enemigos de la unidad nacional española, no lo son en Cataluña ni tampoco en el resto de España. Pero sí lo son sus socios e imprescindibles aliados parlamentarios en Madrid y en Barcelona, y sí lo es una parte importante de los dirigentes socialistas catalanes. La debilidad del Partido Socialista es palpable. Esta división abre las puertas a una crisis de desconocidas consecuencias. Manuel Férriz Martínez. Sevilla. Carestía en los libros de texto Hay quienes tachan de abusivos los precios de los libros de texto. ¿Saben que cuanto mayor es la tirada de un libro más barato resulta porque los costes se reducen? Si las comunidades autónomas no tuviesen las competencias de educación, los libros de texto serían de ámbito nacional, sus tiradas serían mucho mayores y su precio podría incluso disminuir en un cincuenta por ciento. Rosario Suárez Marín. Calella (Barcelona) pesan mucho más las razones políticas de fondo que las razones culturales. Se procuraba una solución satisfactoria para ambos contendientes, tanto para el Consistorio salmantino, defensor ortodoxo de la no salida de ningún documento, como para la Generalitat catalana, celosa reclamadora de todo el fondo documental allí depositado. El problema trasciende una fase técnica para llegar al campo político. Ya se oyen voces de parlamentarios vascos reclamando los papeles de Euskadi, y la Generalitat valenciana ha anunciado su intención de reclamar papeles del Archivo de la Corona de Aragón, en Barcelona, si se opta por la devolución de los mencionados documentos. ¿Asistiremos impávidos al descuartizamiento del Archivo de Salamanca? Existe una conclusión rotunda al margen de la política: un archivo tiene que tener una unidad y sin eso no hay archivo. Un archivo es memoria depositada y guardada, no de unos o de otros, sino de todos. No se puede cambiar por unos votos coyunturales el legado cultural, que al igual que cualquier derecho, es in- Algo más que cultura Como justa y legítima considera el Comité de Expertos que asesora al Gobierno la devolución de los llamados papeles de Salamanca a Cataluña. Creo que en este asunto