Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 9 2005 Opinión 5 MEDITACIONES SOPA DE NÚMEROS LLÁ por mayo de 2002- -largo me lo fiáis- el PSOE, entonces en la oposición, decidió abrir un debate y periodo de consultas para conocer la opinión de los expertos antes de presentar su reforma fiscal. El debate se prolongó tanto en el tiempo que, entre los dimes de Jordi Sevilla y los diretes de Miguel Sebastián, la cosa se fue dilatando, hasta el punto de que llegaron las elecciones generales y- -convencidos de que iban a pintar bastos- -el PSOE evitó hacer grandes números y se limitó a cubrir el expediente con un manual de buenas intenciones. Una vez en el Gobierno, la reforma prometida fue aplazada por Solbes hasta 2007. Ahora, Zapatero anuncia una rebaja del IRPF sin mayores concreciones que ha sido recibida con general escepticismo. ¿Cuadrarán algún día las cuentas del PSOE en materia fiscal? MARCO AURELIO A LEER Y PENSAR SER DE IZQUIERDAS EL GOBIERNO DEL FUTURO DE NOAM CHOMSKY Anagrama Barcelona, 2005 76 páginas 9 euros Una broma En Estados Unidos se acaba de reeditar este texto que Noam Chomsky publicó en 1970 y que ahora ve la luz en castellano. Si el norteamericano ha dado permiso a esta nueva edición, ello significa que aún cree en la actualidad y virtualidad del libro. Veamos. ¿Qué propone Chomsky? Ni más ni menos que un socialismo libertario que sea el resultado de la convergencia entre marxismo de izquierda y anarquismo. Socialismo libertario que el autor considera adecuado a la sociedad de nuestra época. Socialismo libertario que haría realidad la libre asociación de personas y conseguiría el máximo desarrollo de las capacidades del ser humano. ¿Cómo? Gracias a un movimiento de masas que aboliría el Estado con la consiguiente creación de consejos obreros, consejos de consumidores, asambleas comunales, federaciones regionales y así sucesivamente. Por supuesto, como la democracia formal es un fraude, la representación es directa y revocable. ¿Ejemplos del nuevo gobierno que nos propone? Sostiene Chomsky que el modelo lo brindan- ¡horror! -los consejos obreros de Yugoslavia y las revoluciones del Tercer Mundo. El libro funciona como pieza de museo. Por lo demás, una broma. De pésimo gusto, por cierto. MIQUEL PORTA PERALES ADA época engendra su ortodoxia, su puritanismo, su catálogo de virtudes de obligada observancia, sus mojigaterías pazguatas y nauseabundas. Mientras la izquierda se mantuvo en los arrabales del sistema, jugó risueñamente a la heterodoxia, desafiando la gazmoñería oficial, el atildamiento falsorro de los hombres probos y las mujeres decentes. Ser de izquierdas, entonces, era como proclamar que uno aún cultivaba sus erecciones y sus vicios, que le quedaba un poco de sangre en las venas, que no estaba dispuesto a acatar mansurronamente las reconvenciones de los biempensantes, que se negaba a aborregarse en el redil de los sometidos y los blandengues. Pero llegó un día en que la izquierda decidió coquetear con el sistema, flirtear con el sistema, hacerse arrumacos con el sistema, fornicar y procrear con el sistema. Quizá la intención originaria JUAN MANUEL de aquellos izquierdistas melenuDE PRADA dos que se limpiaban el barro de los zapatos en las alfombras de los salones burgueses no era otra que chinchar a su reticente anfitrión y magrear a su señora jamona hasta ponerla cachondita, para después dejarla tirada y regresar al suburbio, a contar entre risotadas la hazaña a los camaradas. Pero llegó el día en que los izquierdistas melenudos le cogieron gusto a las alfombras de los salones burgueses y a la señora jamona de su reticente anfitrión y decidieron no regresar al suburbio de felpudos desgastados y tiorras un poco pellejudas que no tenían ni medio polvo. Naturalmente, al anfitrión lo echaron de casa después de pegarle una somanta de palos; desde entonces, magullado y mohíno, el pobre hombre merodea la mansión que antaño fue suya, reclamando a los izquierdistas invasores una propinilla, siquiera bajo la fórmula de centro reformista C Una vez instalada en el sistema, a la izquierda no le bastó con arrumbar la mojigatería y el puritanismo oficiales que hasta entonces había combatido; por el contrario, decidió instaurar otros aparentemente antípodas, disfrazados con los oropeles de la transgresión, que le permitieran mantener el espejismo de la heterodoxia, aunque en realidad estuviese edificando una ortodoxia más férrea y pazguata, más atildada y decente, más nauseabunda y falsorra. Una ortodoxia que, amén de entronizar un catálogo de virtudes cívicas de obligado cumplimiento, impone su lenguaje gazmoño, sus liturgias beatas, su catecismo progre, sus proclamaciones farisaicas y abstemias. Huelga añadir que quien se resiste a comulgar con la rueda de molino de esta nueva ortodoxia rampante es de inmediato expulsado a la intemperie- -donde pordiosea el otrora anfitrión de la casa- -y tildado de facha irredento. Ahora llega nuestro muy decentito Zapatero, que es el tartufo máximo de la nueva ortodoxia, y suelta esa patochada eximia: Disuadir del consumo del alcohol y del tabaco es de izquierdas Es una de esas frases que, según las oyes, te producen un cosquilleo en el esfínter. Y es que las ortodoxias siempre generan una jerga relamida, ñoña y virtuosísima que da grima y alipori. El puritanismo antañón perseguía la salud del alma y nos prohibía los tocamientos; el puritanismo izquierdista persigue la salud del cuerpo y nos prohíbe los cigarrillos. Naturalmente, la afirmación de nuestro muy decentito Zapatero esconde una condena tácita: Todos los que rechacen o ignoren o se burlen de nuestras medidas disuasorias son chusma derechista Les juro que nunca había sentido tanto placer en fumar y beber como el que sentí anoche, después de escuchar la patochada proferida por nuestro muy decentito Zapatero. Por fin he conquistado la intemperie de la heterodoxia, por fin pueden llamarme- ¡qué gustirrinín! -facha irredento.