Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 9 2005 73 Cultura y espectáculos ¿Están seguras las obras de arte en los museos? El tránsito internacional de obras de arte entre museos es una cuestión muy debatida, sobre todo tras los ataques terroristas del 11- S en Nueva York. Pero la seguridad de los cuadros no sólo preocupa por los complicados viajes, sino también por el cuidado de éstos en los centros que los acogen por unos meses. A los accidentes como el sucedido en el Reina Sofía con el gris de la Academia, se suman otros riesgos, como el de la exposición a una luz adecuada, que no siempre se respeta. Así, Emanuela Gambini denuncia que la Galería Nacional de Berlín, que acoge unas tablas de Goya de la Academia de Bellas Artes en una muestra del pintor aragonés, están expuestas a una luz tres veces superior a lo permitido: Deberían estar a 80 lux y están a 240. Al denunciarlo, redujeron la luz, pero la conservadora de la Academia acudió una semana después y constató que habían vuelto a subir la luz a 250 lux Frutero y periódico de Juan Gris, obra afectada por las filtraciones de agua en una sala del Reina Sofía El Reina Sofía confirma que fueron varias las obras de Gris retiradas de la zona afectada y analizadas Según un informe del museo, el agua sólo alcanzó al marco y al paspartú de la obra de la Academia b Entre las medidas tomadas, se ha dispuesto un servicio de guardia las 24 horas en las obras de ampliación, proporcionado por la empresa constructora NATIVIDAD PULIDO MADRID. El Reina Sofía ha confirmado, mediante un comunicado, que se produjo una filtración de agua que afectó a una sala del edificio de Nouvel donde se exhibe parte de la exposición dedicada a Juan Gris, como adelantaba ayer ABC. En dicho comunicado se hace un detalle pormenorizado de los hechos y se puntualizan algunas de las declaraciones realizadas a este periódico por miembros de la Academia de Bellas Artes, propietaria del cuadro. Según el comunicado, los hechos ocurrieron el día 10 de agosto, a las 15,15 horas, cuando se detectó una pequeña filtración de agua en el techo de las salas del edificio de la ampliación, provocada de manera fortuita por una manguera abierta utilizada por la UTE (ACS- Dragados) en la limpieza de la cubierta y la fachada en el extremo norte del nivel 2. El inspector del Servicio de Seguridad, Matías Amarilla, ordenó retirar inmediatamente las obras de la zona afectada y trasladarlas a los almacenes El equipo del Departamento de Conservación- Restauración comprobó que ninguna pintura ni dibujo había sufrido daños. El único elemento que se vio afectado superficialmente por la fuga fue la parte externa de la enmarcación de la obra Frutero y periódico de Juan Gris, perteneciente a la colección de la Academia de Bellas Artes, debido a la caída de pequeñas salpicaduras de agua sobre el marco Salpicaduras Los expertos del Departamento de Conservación- Restauración del museo hicieron entonces un estudio pormenorizado de la obra: Se detectó una salpicadura en el lado derecho del enmarcado, en concreto, en el marco de madera y en la arpillera que rodea la pintura. Mediante lupas y luz, se observó que el cerco no afectó al soporte de la arpillera y que no había ningún resto de humedad en la obra. Además, se analizó la superficie pictórica y no se apreció resto alguno de contacto con el agua. No hubo ningún efecto sobre la capa pictórica ni el barniz de la pintura. Por último, se tomaron macrofotografías para documentar el estado de la misma Un informe que no debió convencer a los responsables de la Academia, pues una vez que concluya la muestra harán su propio estudio del cuadro en los labo- ratorios de la institución. Sobre el material aportado, Emanuela Gambini, directora gerente- arquitecto de la Academia, expresaba serias dudas: No nos convence del todo Ella misma manifestaba a ABC que estaba convencida de que el agua ha resbalado por el óleo A primera hora de la mañana del día siguiente, el jefe del Departamento de Conservación- Restauración, Jorge García, autorizó la reinstalación de las obras retiradas e intentó, sin éxito, ponerse en contacto con la conservadora responsable del Museo de la Academia de Bellas Artes La directora, que se hallaba de vacaciones, se trasladó a Madrid e informó al presidente del Patronato, Juan Manuel Urgoiti; al arquitecto de la ampliación, Jean Nouvel, y al presidente de ACS- Dragados, Marcelino Fernández. Entre las medidas tomadas tras el suceso, se hallan el sellado de junturas, instalación de mantas aislantes y un servicio complementario de guardia permanente las 24 horas en las obras proporcionado por la empresa constructora. Martínez de Aguilar informó de lo sucedido el día 12 al director del Museo de la Academia de Bellas Artes y al subsecretario de Cultura. Precisamente, éste- -como presidente de Gerencia de Infraestructuras del Ministerio de Cultura- -tendrá que comparecer, además de Ana Martínez de Aguilar, en la comisión de Cultura del Congreso a petición del Partido Popular para explicar lo sucedido. Así lo manifestó ayer a ABC Beatriz Rodríguez- Salmones, portavoz de Cultura del PP en el Congreso, quien solicitará mañana toda la documentación sobre el asunto. Es un grave percance Dando por buena la versión del museo (ojalá sea así) nos alegramos de que el cuadro no haya sufrido daños. Pero lo terrible es que haya podido suceder. La suerte ha evitado males mayores, pero la providencia no puede velar por un cuadro. Un museo tiene que ser una caja fuerte. Los préstamos responden no sólo al nombre de un museo, sino también a su seguridad Lo ocurrido, dice, es un grave percance. Deberían haber informado a todos desde el principio y no ocultar lo sucedido. Tendrán que explicarnos las medidas de seguridad del museo y es necesario que haya una auditoría sobre las obras de ampliación Por su parte, la ministra de Cultura declaró ayer desde Córdoba que el cuadro no ha sufrido ningún daño; es lo que importa Tal vez a los prestamistas sí les importe que haya goteras en las salas donde cuelgan sus cuadros. Y la Academia comprobará con otro estudio si realmente la obra no sufrió daños.